Publicado el 2017-10-30 In Vida en alianza

Nueve días de peregrinaciones a la Ermita de Tuxtla y el anhelo del Santuario

MÉXICO, Ana Lucía González •

El pasado 18 de octubre la Familia de Schoenstatt de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en la región suroeste de México, se reunió en torno a su ermita. La gran celebración estuvo precedida por nueve días de rosarios y misas en los que peregrinaron hasta allí numerosas familias, y también algunas comunidades parroquiales de la diócesis, como San José Terán, Santa Cruz Terán, San Martín de Porres, Inmaculada Concepción, la comunidad religiosa de Misioneros de Cristo vivo y la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis. Como cada año, también les acompañaron peregrinos de Huixtán, Carranza, las Trinitarias, Tonalá y hasta un miembro de la Juventud Masculina de Querétaro. Seguramente hay muchos más que no están mencionados en esta breve reseña, pero que se han quedado en los corazones por la alegría de compartir el amor a la Madre y el anhelo por el santuario.

Entre las actividades más notables que se realizaron en estas fiestas estuvieron el encuentro de sacerdotes diocesanos en la ermita, y el reencuentro de la antigua juventud schoenstattiana que fundara el Movimiento en esta ciudad hace aproximadamente 30 años, además de la presentación virtual del proyecto del complejo arquitectónico de lo que será el tan anhelado Santuario de Tuxtla.

Los sacerdotes diocesanos acompañaron los nueve días preparatorios

Durante los nueve días que prepararon la fiesta de la Alianza de Amor, nos acompañaron varios sacerdotes. Algunos misioneros como el P. Cesar Avellaneda, misionero de la Consolata, colombiano, que conoció en Brasil la Campaña de la Virgen peregrina y que siempre nos habla tan sencillo y tan cálido de nuestro “Schoenstatt en salida”; el P. Julio Díaz, de la comunidad de los Discípulos misioneros del Buen Pastor, que nos contagió con su sonrisa y quien renovó la bendición de la imagen central de nuestra Mater. Otros diocesanos fueron el P. José Luis Espinosa, quien sellara su Alianza de Amor años atrás, y quien recibió el ideal matrimonial de los esposos en la comunidad schoenstattiana Manos de María; y el P. Luis Eduardo Beltrán, que en sus años de seminarista conoció la espiritualidad del P. Kentenich y que siente simpatía y afecto por la Familia. El P. José Luis Hernández, vicario de la parroquia de San José, llegó con su comunidad parroquial y nos reiteró el compromiso de un amor fiel, heroico y personal a la Virgen María. El P. Felipe Ruiz, quien sellara su Alianza años atrás, nos invitó a una vivencia más decidida de nuestra espiritualidad. El P. Juan José Muñoz nos contagió su buen humor y bendijo la renovación matrimonial en el 24° aniversario de Jesús y Soledad, miembros de la Rama de Familias.

Santa Misa con el P. Federico Kloetgen

El domingo 15 de octubre fue nuestra gran Kermés. La misa del mediodía la presidió el P. Federico Kloetgen, miembro del Instituto de Sacerdotes diocesanos de Schoenstatt y asesor de la Familia de Schoenstatt en Tuxtla. La misa de las 6 de la tarde estuvo a cargo de P. José Luis Aguilera, miembro del mismo Instituto y vicario episcopal de la diócesis, quien acompañó  la organización de estas fiestas y de muchos asuntos de la Familia de Tuxtla.

El martes 17 nos dimos cita a la 7 pm para ver el proyecto arquitectónico de nuestro futuro Santuario. A las 8 pm se dio inicio al Rosario de luces, con la presencia del P. Aguilera y a las 9 pm el P. Eli Ballinas, sacerdote diocesano, hermano de Alianza y fundador de la Familia de Misioneros de Cristo Vivo, presidió la eucaristía, que fue concelebrada por el P. Felipe Ruiz, mientras el P. Federico Kloetgen asistía en las confesiones. A pesar de la inminente lluvia, los peregrinos fueron arribando hasta la ermita. Después se entonaron las mañanitas, el mariachi y el Ave María por la mezzosoprano Marlene Velasco. Nuestro corazón rebozaba de júbilo.

Numerosas peregrinaciones se encontraron con la Mater en la ermita

El miércoles 18 fue un día hermoso y desde muy temprano la Mater recibió visitas de peregrinos. Para las 11:30 am llegó la peregrinación convocada por la Campaña de Virgen Peregrina, se rezó el Santo Rosario y a las 12 pm en punto se inició la celebración de la Eucaristía, presidida por P. Federico Kloetgen y concelebrada por P. Gabriel Hernández, párroco de la Inmaculada Concepción -a donde territorialmente pertenece la ermita- y el P. Jorge Alberto Ramírez, rector del Seminario Arquidiocesano y hermano de Alianza. Después, fue el momento de compartir la comida y la música.

A las 5 de la tarde, el P. Aguilera dio inicio a la misa de renovación de la Alianza, en la que se quemó el Capital de Gracias, y en la cual recibimos la peregrinación de la Parroquia de San Martín de Porres, encabezada por el Padre Manuel Victoria, su párroco. La misa concluyó con el ascenso al cerrito, donde estará un día el Santuario y finalmente, se ofreció el cafecito con pan.

Gracias a Dios, a nuestra Madre Santísima, a los sacerdotes, las comunidades, familias y peregrinos que hicieron de estas fiestas un verdadero encuentro en torno a nuestra Madre. Que las gracias del Santuario se derramen abundantemente sobre cada uno de ellos.

Etiquetas: , , , ,