Publicado el 7. junio 2017 In Vida en alianza

Somos la nueva generación, tu futuro: Aniversario 70º de la bendición del primer santuario filial en Ulm-Soeflingen, Alemania

ALEMANIA, Georg Schick •

“Somos la nueva generación, tu futuro” es una canción de Carolin Ankenbauer, que pidió espontáneamente la Juventud Femenina tras el concierto “Llévame”, en la tarde del fin de semana de celebraciones. Fue también la Juventud Femenina, la que en los años de la guerra, inició la construcción del santuario en la ciudad alemana de Ulm. El P. Kentenich permaneció en ese tiempo con frecuencia en Ulm y dijo sobre el terreno del futuro santuario, con vistas a la catedral, que desde ese lugar se escribiría la historia. Así se bendijo el primer santuario filial en suelo alemán un 15 de mayo de 1947.

Vínculos

Los festejos del 70º jubileo comenzaron el lunes 15 de mayo, porque fue exactamente ese día, el día de la bendición del santuario. El espacio dentro del santuario de Ulm es mucho más grande que en los santuarios de Schoenstatt, construidos como replicas fieles, pero aun así, no fue suficiente para albergar a todos los invitados. Estuvieron presentes amigos del santuario y miembros de la Familia de Schoenstatt de Ulm. El padre Josef Lang celebró la misa y puso especial énfasis –recorriendo su historia– la importancia de este primer santuario filial para todo el Movimiento de Schoenstatt. Dos testigos de la época evocaron sus recuerdos sobre la construcción del santuario. A continuación, se brindó con champán por el jubileo y la suave tarde de primavera invitó al encuentro en el lugar. La Juventud Masculina manifestó espontáneamente su conexión con “la capillita” mediante una pirámide humana, incluyendo una piedra de la construcción del santuario.

Ese día comenzó también la novena, que se repartió todas las mañanas, por primera vez también por WhatsApp, debidamente musicalizada. Martina Gruel relacionó textos históricos sobre el santuario de la fidelidad de Ulm con los textos de las canciones del concierto “Llévame” de Wilfried Röhrig. Este concierto abrió el fin de semana de celebraciones en la tarde del 27 de mayo.

Canción del campamento, himno de Suabia, oración de la noche

Comenzó el concierto al aire libre con inmejorable tiempo veraniego, en la plaza del santuario de Ulm, en la que no quedó ni una silla libre. Wilfried Röhrig, Carolin Ankenbauer y Armin Jan Sayed cautivaron a los asistentes y, como se dijo al principio, “Somos la nueva generación, tu futuro” convirtió a todos en cantantes.

Tras la petición de la Juventud Femenina, fue la Juventud Masculina la que cantó la “canción del campamento”, de Winfied Röhrig “Sed luz y construid juntos”. Los músicos rockearon en el escenario, frente al santuario iluminado con luz cálida y muchos de los asistentes no resistieron y bailaron desde sus sillas y cantaron a pleno pulmón. Hubo muchos bises fuera del recital actual «Die Trumpbahn» (el tren de Trump). La sesión terminó con el canon “Crecer juntos”.

En la carpa, instalada, como siempre por la Juventud Masculina, continuó el festejo en el bar de la Juventud Femenina junto a los invitados. Algunos venían de lejos y otros de más cerca. Todos los invitados disfrutaron en el bar de la Juventud Femenina de un delicioso flammkuchen (una especie de pizza con bacón y cebolla) y bebidas escogidas.

A medianoche se entonó el himno de Suabia (región al sur de Alemania) antes de que la campana invitara a la oración. Ante el santuario iluminado en colores, se encontraba el cirio pascual con el nuevo logo de la región, rodeado por una cuerda de escalada. Durante la oración se hizo alusión de nuevo a los textos históricos del Santuario de la Fidelidad y se profundizó en la metáfora de la confianza de escalar con cuerda de seguridad. Como recuerdo, cada uno recibió un pequeño mosquetón y un trozo de cuerda. Después de la bendición siguieron cantando frente al santuario del famoso «cancionero azul», antes de que los jóvenes comenzaran sus propias celebraciones junto al fuego durante la vigilia nocturna.

Demasiado grande …

El domingo se celebró la fiesta jubilar del santuario. La Misa fue acompañada por un coro y el director diocesano, P. Rennermann saludó, entre varios concelebrantes de distintas comunidades, también al P. Güthlein, el director del Movimiento en Alemania. En la homilía, el P. Güthlein ratificó a la familia de la región de Suabia como pilar importante en la historia de fundación de la Obra de Schoenstatt Internacional.

El padre recibió un aplauso espontaneo, cuando habló del “dolor” del no reconocimiento del santuario de Ulm –demasiado grande– y aclaró: ¡más grande, porque es mejor! Porque el santuario de Ulm, conscientemente, no se construyó como réplica exacta del original y por ello no se incluyó en la lista de santuarios de Schoenstatt (el primer santuario réplica exacta de Alemania se construyó en 1950. En otros países se construyeron réplicas exactas desde 1944). Esto fue un dolor para la generación fundadora de Ulm, porque incluso el P. Kentenich predijo para este santuario filial algo grande. Pero quién sabe, si el director del Movimiento en Alemania lo reconoce ¿resultará la inclusión en la lista de los santuarios más importantes?

La ceremonia festiva se celebró con temperatura veraniega, bajo el entoldado en la plaza del santuario, donde no quedaba ni un espacio libre, tanto que hubo que hacer una retransmisión en la carpa. El P. Güthlein estructuró su homilía en tres imágenes. Sobre este santuario y esta Familia de Schoenstatt hay mucho que decir, dijo, y conquistó a los oyentes, pese a la larga duración de su homilía. Después recurrió a algo muy actual. La hermana de José Engling está enterrada en Ulm-Soeflingen. Su lápida fue rehecha y se colocó poco antes del jubileo junto a la piedra de Engling, otra singularidad del santuario de Ulm.

Huellas del fundador

Tras la misa, continuó en la carpa la “fiesta de la capillita” con café y bizcochos. Se instaló un castillo inflable y comienzó el programa para niños. Este año la Juventud Femenina pintó en la cara de los más chicos el logo de la región. Hubo un concurso de preguntas sobre el santuario y la región. Este concurso dio mucho que hablar, pues nadie respondió bien a la pregunta clave: ¿En qué santuario estuvo primero el Padre Kentenich? El P. Kentenich visitó primero el Santuario de la Vocación, en Ehingen. La mayoría creía que había sido el Santuario de la Fidelidad, en Ulm o el Santuario del Padre, en Ennabeuren. Se conversó nuevamente sobre las huellas del fundador en la región de Ulm.

Un detalle llegó de parte de dos jóvenes músicos. Durante la Jornada de Delegados en Schoenstatt, se publicitó el canto “Kennste Kentenich” (conoces Kentenich), que fue creado para la noche del santuario por la Juventud Masculina de Ulm. Todos juntos cantaron la canción de Kentenich en la carpa y los dos jóvenes compositores mostraron lo mejor del campamento con textos de canciones compuestas por ellos mismos.

La oración final fue acompañada musicalmente por la “Käpellesfest-Band” (banda de la fiesta de la capillita) y tras la quema del capital de gracias, los padres presentes ofrecieron la posibilidad de recibir la bendición individual.

Con salchichas a la barbacoa y más flammkuchen (especie de pizza), se fue acabando la fiesta hacia el atardecer.

Echando una mano

La comprometida generación fundadora de Ulm se replicó 70 años después, ya que sólo así se pudo realizar este programa festivo: mediante voluntarios. La Juventud Masculina con su carpa del almacenaje del campamento y manos fuertes estuvieron dispuestos para cualquier tarea hasta la guardia nocturna. La Juventud Femenina colaboraron por la noche en el bar y por la tarde maquillando a los niños. El Consejo regional, la Asociación Regional y el Equipo Organizador del Festejo, pudieron confiar en las ramas de Schoenstatt de la región de Suabia, tanto para la planificación, como para el desarrollo y la recogida. Así que todo quedó ordenado alrededor del santuario una vez finalizados los festejos el domingo por la noche, un santuario lleno de historia, que puede comenzar de nuevo su día a día. Visite usted mismo el punto culminante del Santuario de la Fidelidad en Ulm…

Mirada retrospectiva – 70 años del santuario de Ulm (pdf)

Original: alemán, publicado el 31 de mayo de 2017. Traducción: M. Paz Leiva, Madrid – España/sb

Etiquetas: , , , , , , , , ,