Publicado el 26. enero 2017 In Vida en alianza

La misión de Schoenstatt para la Iglesia se lleva adelante entre todos, juntos, en alianza

ROMA BELMONTE, María Fischer •

22 de enero de 2017. En Ranchos, Provincia de Buenos Aires (Argentina), comienzan las Misiones Familiares 2017, apoyados en oración por schoenstattianos de varios continentes. En Villa Cura Brochero, unos 75 jóvenes de varios países terminan su peregrinación a la tumba del primer santo argentino, entregándole las intenciones de personas de aun más países. En Roma y en todo el mundo, los Pallottinos celebran la fiesta de San Vicente Pallotti, el apóstol del apostolado universal, cuyo misión tanto fascinaba al Padre José Kentenich. Universalidad, internacionalidad: «La tendencia a lo mundial, el impulso hacia lo internacional, el anhelo del apostolado mundial es sencillamente algo innato a la Familia», dijo el fundador de Schoenstatt en 1948.

Resuena tan actual en estos días del «América primero», y del surgimiento de encerramientos y proteccionismos tipo Francia primero, Holanda primero, Hungría primero, riqueza primero, yo primero… Este mismo 20 de enero, que hizo mirar, en gran parte con preocupación, hacia la toma de posesión del nuevo Presidente en Washington (EE.UU.), se celebró en Schoenstatt, Vallendar, la toma de posesión del nuevo Superior General del Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt, P. Christian Löhr,  junto a su consejo, compuesto por sacerdotes de Alemania, Burundi y República Dominicana. Como primer acto oficial, celebró, este 22 de enero, la instauración del nuevo Rector del Santuario Internacional de Schoenstatt en Roma, el P. Marcelo Cervi, sacerdote brasileño, cuyas primeras palabras como Rector mostraron el aire que sopla y soplará en este lugar, en la ciudad del Papa: «Belmonte significa: la misión de Schoenstatt para la Iglesia se lleva adelante entre todos, juntos, en alianza. Entre todos – sacerdotes diocesanos, Padres de Schoenstatt, Hermanas de María, Frauen (Señoras), peregrinos, familias, profesionales, federaciones, misioneros de la Campaña, brasileños, italianos, argentinos, alemanes, jóvenes, adultos, mayores de edad, entre todos». Son más que meras palabras.

22 de enero, 14.23 h, minutos después de acabar el almuerzo en familia, me dice: «María, ¿tiene su cámara? Ahora debemos ir al Santuario para grabar un videomensaje para la familia de Costa Rica, para la bendición del Santuario«.

Desde la ermita …

El inicio de la celebración en la mañana soleada en Belmonte es en la ermita, testigo del inicio humilde y audaz de lo que se llama Centro Internacional de Schoenstatt en Roma, testigo de la bendición y de la visión del Padre Kentenich para con este lugar, vinculado por él con nada menos que su imagen de la nueva Iglesia, aquella Iglesia del Concilio Vaticano II que Schoenstatt tuvo la gracia de anticipar y tiene, ahora, la tarea de plasmar con la Iglesia y al servicio de ella.

El P. Christian Löhr presenta a los miembros del nuevo Consejo General del Instituto de Sacerdotes Diocesanos y da una bienvenida a todos los presentes. Están los Padres de Schoenstatt de Argentina y Paraguay que trabajan en Roma, en la parroquia Santi Patroni, que se ha convertido en un lugar de referencia para los schoenstattianos de Roma, especialmente, para la juventud; están varias Hermanas de María venidas desde el Santuario Cor Ecclesiae – brasileñas, argentinas, paraguayas -, miembros del Instituto Nuestra Señora de Schoenstatt de Chile y Italia, sacerdotes brasileños de la diócesis del P. Marcelo, que estudian en Roma, un sacerdote del Instituto de Chequia y el diácono de la parroquia vecina Santa Gemma; está el matrimonio de Aloisia y Albert Busch de Alemania, miembros del Instituto de Familias; y hay muchos schoenstattianos italianos y mucha más gente de Roma, «romanos pero no nativos de Italia», como les presenta el P. Christian Löhr. Aunque faltan muchos schoenstattianos de Roma, estos pocos momentos ya muestran con toda claridad que Schoenstatt en Roma es internacional, pues Roma es internacional, pues son cientos y cientos de sacerdotes y laicos de todos los países del mundo que estudian y trabajan en el centro de la Iglesia universal.

… vía la Casa Padre Kentenich …

En procesión y cantando, todos se trasladan enseguida a la hall de la Casa Pater Kentenich, donde ya tantas veces se ha celebrado un evento importante en Belmonte, mientras que se espera la terminación de las obras. Al nuevo rector y a la comunidad celebrante en este 22 de enero, el hall no sólo les espera con flores y un equipamiento profesional de parlantes y micrófonos, sino con luz y con algunas de las tinajas de los países y santuarios, ofrecidas en la bendición el 8 de septiembre de 2004. Así están presentes Bolivia, Brasil, Argentina, Burundi… El coro y la orquestra de la familia de Schoenstatt se destaca con canciones hermosas, dando un marco muy alegre y festivo a la Santa Misa, marcada por el traspaso.

Se le agradece al P. Daniel Lozano por los dos años de servicio y él agradece a su comunidad y a la familia presente. Se agradece también al P. Peter Wolf, que después de 24 años deja su tarea como superior general de su comunidad. Sus palabras de agradecimiento y de despedida – hablando en alemán y traducido al italiano por el P. Christian Löhr – conmueven a todos, especialmente cuando admite que el momento más oscuro de su tiempo como Superior fue aquella noche en 2014, cuando el primer rector de Belmonte, el P. Stefan Müller, le entregó su cargo pues no pudo continuar por motivo de haberse enfermado. Expresa su gran esperanza de que ahora, después de todo, Belmonte pueda cumplir con su misión al servicio de todo Schoenstatt y de la Iglesia.

El P. Christian Löhr oficialmente otorga al P. Marcelo Cervi las llaves del Santuario y el decreto de su nombramiento. Los niños regalan flores a todos como signo de gratitud y de promesa de colaboración, el matrimonio Busch entrega los saludos del Romkuratorium  (Consejo compuesto por representantes de los institutos y federaciones de Schoenstatt, coordinando temas de Belmonte a nivel internacional), y todos aplauden a los salientes, a los entrantes y a los que continúan…

Conexión solo hay con la puerta abierta

Colaboración, hacerlo juntos: esto fue el hilo conductor de la prédica del P. Marcelo, quien habló primero en italiano, y al final saludó a sus compatriotas brasileños, a los presentes y a los que seguían la celebración vía Livestream, en portugués: «Belmonte significa: la misión de Schoenstatt para la Iglesia se lleva adelante entre todos, juntos, en alianza. Entre todos – sacerdotes diocesanos, Padres de Schoenstatt, Hermanas de María, Frauen, peregrinos, familias, profesionales, federaciones, misioneros de la Campaña, brasileños, italianos, argentinos, alemanes, jóvenes, adultos, mayores de edad, entre todos». Con un buen toque de humor, recuerda sus vacaciones en Rio de Janeiro con sol y altas temperaturas y la llegada al frio de Roma y más aún, de Alemania. ¡Ya se va a calentar el frío europeo con la calidez brasileña! «Entonces podemos dejar la puerta de entrada abierta», susurra Davide Russo, a cargo del video y el Livestream. «Puerta cerrada – nada de conexión. Puerta abierta – todo va bien». Tiene razón. Conexión sólo hay con la puerta abierta.  No sólo vale para el Livestream de esta mañana, vale para Belmonte, vale para Schoenstatt, vale para la Iglesia.

La puerta abierta y la «Esperanza de Belmonte». El P. Marcelo vuelve a contar la historia, ya compartida en el Newsletter y en schoenstatt.org, sobre la estatua de la Virgen con el título «Nuestra Señora de la Esperanza de Belmonte», descubierta en Aparecida. Justamente, Aparecida con su mensaje tan importante para el Papa Francisco. María, Reina de la Esperanza. Reina de la Puerta Abierta. Reina de la salida misionera. Reina de la cultura del encuentro, de la cultura de alianza. Hay un aire de nuevos tiempos, un aire de adviento en Belmonte.

Homilía del P. Marcelo Cervi (italiano/Portugués)

 

… hacia el Santuario de todos nosotros

Hay que moverse, hay que salir. La procesión al Santuario es como un signo. Dentro del Santuario y frente a él, todos se consagran de nuevo a María, la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt. Se recuerda a todos que, de una u otra manera, están vinculados con este Santuario. «Me gustaría mucho enviar a todas las ermitas que ya tienen su foto en Belmonte, una carta de agradecimiento con un tipo de certificado, para que lo puedan colocar en algún lugar», dice el P. Marcelo, quien tiene muy presente la corriente de ermitas para la Sala João Pozzobon. En sus manos tiene el regalo que recibió, un cuadro con la pintura de «Don João de Belmonte».

«Ahora una foto con el Padre», dice el P. Christian Löhr, y sigue una sesión muy divertida de fotos: sacerdotes con el Padre, Hermanas de María con el Padre, cada uno con el Padre, todos con el Padre…

Después, todos están invitados a compartir el almuerzo y encontrarse en familia, hablando en italiano, alemán, portugués, español o simplemente con sonrisas.

Al volver a Belmonte, mientras que los que estuvieron en la fiesta se vuelven a casa, el Padre Marcelo se dirige al Santuario, toma la pequeña tinaja de Costa Rica con la cinta con los colores nacionales, y envía un saludo a la familia de Schoenstatt de Costa Rica para el día 18 de marzo, el día de la bendición de su Santuario, terminado diciendo: Ustedes aquí están siempre presentes.

Vale, no sólo para Costa Rica.

Álbum de fotos

170122 Belmonte P. Marcelo Cervi

Entrevistas breves con el P. Daniel Lozano y con el P. Marcelo Cervi, por Davide Russo (italiano).

Pagina oficial de Roma Belmonte: www.roma-belmonte.info

Suscribirse al boletín de Belmonte

Etiquetas: , , , , , , , , , ,