Publicado el 11. diciembre 2016 In Vida en alianza

Viaje de bodas visitando al Papa o «fue muy hermoso en Belmonte»

Maria Fischer •

Se pudo sentir la alegría del Papa Francisco cuando habló sobre la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ)en la primera audiencia general después de las vacaciones de verano:

“Empecemos precisamente con los jóvenes, que han sido el primer motivo del viaje. Una vez más han respondido a la llamada: han venido de todo el mundo —¡algunos de ellos todavía están aquí! [señala a los peregrinos presentes en el Aula]— una fiesta de colores, de rostros diversos, de lenguas, de historias diversas. Yo no sé cómo lo hacen: hablan lenguas diversas, ¡pero consiguen entenderse! ¿Y por qué? Porque tienen esta voluntad de ir juntos, de construir puentes, de fraternidad…”

Junto al resto de los peregrinos, se encontraba en la sala (debido al calor, la audiencia se llevó a cabo en la sala de audiencias Pablo VI), una joven pareja alemana, pertenecientes al Movimiento de Schoenstatt: Katharina y Christoph Schleifer, de Munich, recién casados. La novia llevaba nuevamente su vestido de novia y desde hacía tiempo ambos se encontraban muy emocionados por este maravilloso preludio de su luna de miel, que los llevaría desde Roma hacia Cerdeña. “Todo funcionó maravillosamente y especialmente, tuvimos un día maravilloso con el Papa”, escribieron llenos de felicidad semanas más tarde.

img-20160920-wa0013

¿Llevar el vestido de novia a Cerdeña? Tenemos nuestro hogar en Roma…

Sólo había un problema: irían al encuentro con el Papa con el vestido de novia pero, ¿llevarlo luego a Cerdeña? No tenían amigos o conocidos en Roma. ¡Pero tenían un hogar! “Nuestro hogar en Roma”: muchos llaman así al Centro Internacional de Schoenstatt Belmonte. La pareja visitó el sitio web de Belmonte y expresaron su inusual petición: después de la audiencia con el Papa tenían planeado peregrinar a Belmonte y allí cambiarse de ropa y dejar el vestido de novia para recogerlo a finales de agosto cuando volvieran a Alemania.
dsc03068

Luna de miel en Belmonte

El Rector Daniel Lozano estuvo casi todo el mes de agosto en Schoenstatt, alcanzó a saludar a la pareja pero, ¿cómo recuperaban de vuelta sus cosas? La Hermana Yvonne se encontraba en Belmonte. Y de esta manera todo se solucionó en forma rápida y sin complicaciones.

Los novios pasaron un hermoso momento en Belmonte. Enviaron una serie de fotos y escribieron:  “¡Si quieren, pueden utilizar las fotos para ser publicadas, si con eso podemos multiplicar la alegría!” También dejaron una donación para Belmonte. ¡Gracias por tanta alegría en un día tan especial en Roma!

dsc03060

Etiquetas: , , , , , , ,