Publicado el 2016-07-09 In Vida en alianza

Encuentro sorpresa con testigos de la unidad

ALEMANIA, por Mons. Michael Gerber, obispo auxiliar de Friburgo •

La última celebración de la eucaristía en una capilla que en un futuro no será más capilla, es una triste ocasión. Sin embargo esta celebración dio lugar a una perspectiva totalmente inesperada…

Por más de 60 años, el seminario St. Pirmin en Sasbach cerca de Achern, Alemania, sirvió para que jóvenes obtuvieran su bachillerato. Aproximadamente 160 de ellos se ordenaron sacerdotes. Entre ellos, los Padres de Schoenstatt Heinrich Walter, Franz Widmaier y muchos otros. Inspirados por el P. Tillmann Beller, a cargo en esos años de la juventud masculina de Schoenstatt, llegaron a St. Pirmin y profundizaron su relación con el mundo de Schoenstatt. De esta manera, Padres de Schoenstatt o sacerdotes diocesanos de Schoenstatt tomaron importantes decisiones en la capilla del seminario. Un valioso lugar de vocaciones, también para el Movimiento de Schoenstatt. En la víspera de la solemnidad de San Pedro y San Pablo, se realizó por última vez una celebración eucarística en esta capilla. En los últimos años, el número de seminaristas de este “seminario menor” se redujo de tal manera, que los responsables a nivel diocesano decretaron su cierre. Para muchas personas vinculadas a este lugar, fue motivo de tristeza. De todas maneras permanecerá activo como lugar de importancia el colegio católico Sasbach. La escuela “Heimschule Lender”, existente desde hace algunas décadas y vinculada con St. Pirmin, tiene alrededor de mil alumnos. Entre ellos hay algunos que pertenecen a la juventud de Schoenstatt.

¿De dónde viene el relicario de San Vicente Pallotti?

Como un signo para que en otros lugares siga viva la experiencia de la Iglesia y la preocupación por nuevas vocaciones, al final de la Eucaristía se les entregó importantes elementos a los responsables de dichos lugares. Al hacer el inventario se encontró un relicario de San Vicente Pallotti. Nadie sabía con exactitud cómo había llegado esta reliquia a Sasbach. Debido a la importancia que San Vicente Pallotti tiene para Schoenstatt, ante el cierre de la capilla era natural confiarle esta reliquia al Centro de Schoenstatt en Oberkirch, a pocos kilómetros de distancia de Sasbach.

Poco antes de la entrega de la reliquia, se resolvió el misterio de su origen. La acompañaba una nota que explicaba que, como costumbre romana, el cardenal Bea había recibido el relicario por sus servicios para la canonización de San Vicente Pallotti. Augustin Bea, nativo de la región de Baden Riedböhringen, también había sido estudiante en Sasbach y siendo cardenal, visitó su colegio en 1961. Y en esa visita regaló esta reliquia al seminario que recién había sido fundado.

 “Juntos por Europa” en la mira

Para los schoenstattianos presentes en la ceremonia de clausura del seminario, la celebración fue también un encuentro con San Vicente Pallotti y con la persona del cardenal Augustin Bea. De Vicente Pallotti, el Movimiento de Schoenstatt heredó, entre otras cosas, el encargo de la Confederación Apostólica Universal (CAU). El cardenal Bea, como pionero del ecumenismo, también tiene un gran significado para nosotros, porque participó en el proceso de reconocimiento del Movimiento de Schoenstatt dentro de la Iglesia y por lo tanto, la responsabilidad de Schoenstatt en el camino de la Iglesia tras el Concilio Vaticano II. Fue como si estas dos grandes figuras de la historia de la Iglesia hayan querido estar presentes poco antes del encuentro del congreso “Juntos por Europa” en Munich (www.together4europe.org ) en este actual proceso.

Con gratitud recibieron esta reliquia el ex alumno de Sasbach y ahora director diocesano del Movimiento de Schoenstatt, P. Lukas Wehrle y la alumna y colaboradora de la Juventud Femenina de Schoenstatt, Johanna Gerber. El lugar donde encontraron la vocación tantos schoenstattianos, fue nuevamente el lugar en el que se hizo evidente la vocación de Schoenstatt por la unidad y la comunión de los unos con los otros.

Pallotti-Reliquie 1

Fotos: Roland Spether

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria. Colaboración: aat, Argentina

 

Etiquetas: , , , , ,