Publicado el 2016-06-08 In Vida en alianza

Otros “tres Desmond Tutu” en el santuario del Monte Sión Gikungu

BURUNDI, Diomède Mujojoma •

Otros tres Desmond Tutu se reunieron en el Santuario del Monte Sión Gikungu el domingo 22 mayo de 2016, un domingo nada común, pues la Iglesia universal celebraba la Solemnidad de la Santísima Trinidad. En este santuario mariano hubo una triple celebración: en primer lugar, la Santísima Trinidad, luego el 14º aniversario de la bendición de la gran iglesia dedicada a la Santísima Trinidad y, finalmente, el cierre del mes de María, cierre que reunió a todos los movimientos de acción católica de la vicaría de Bujumbura, llegados en peregrinación, llevando sus estandartes al ritmo de charanga y platillos. Venían acompañados por sus autoridades eclesiásticas. El arzobispo de Bujumbura, Mons. Evariste Ngoyagoye acompañó a sus jóvenes con sus dos visitantes, el cardenal arzobispo de Addis Abeba en Etiopía y el obispo de Sudán del Sur, todos enviados por la Conferencia de los Obispos del Norte de África a visitar Burundi en este período de crisis socio-política . La Sta. Misa de las nueve y media, durante la cual se llevaron a cabo todas estas ceremonias, comenzó con el templo repleto de gente. Hasta las gradas estaban ocupadas por los peregrinos.

IMG_3426

Los dos prelados han dedicado su vida a la construcción de un mundo pacífico y reconciliado

En sus palabras de bienvenida, el rector del Santuario, P. Félicien Nimbona dio, en inglés, la bienvenida a los peregrinos, especialmente a los visitantes venidos del otro lado de África: el cardenal Berhaneyesus Demerew Souraphiel, arzobispo de Addis Abeba, en Etiopía, y Mons. Paride Taban Abraham Kenyi, obispo emérito y fundador de la Villa de la Paz de la Santa Trinidad, en Sudán del Sur. Los dos prelados han dedicado su vida a la construcción de un mundo pacificado y reconciliado, por lo que a los dos se los llama, en sus países: Desmond Tutú. Mons. Evariste Ngoyagoye también es considerado por los prelados y personas de Sudán y de Etiopía, como el Desmond Tutu de Burundi, informó Mons. Paride Taban Kenyi Abraham. Es por eso que decimos que en este templo dedicado a la Santísima Trinidad, en esta celebración eucarística que recuerda, también, el día de su ordenación sacerdotal, se encontraron “tres Desmond Tutu”.

El P. Félicien también saludó a los miembros de movimientos de acción católica en peregrinación, recordando al mismo tiempo, la triple celebración de este domingo: la solemnidad de la Santísima Trinidad, el 14º aniversario de la dedicación a la Santísima Trinidad del templo que albergaba las ceremonias y el cierre del mes de María, razón por la cual se reunieron los MAC.

IMG_3437

Construir la unidad a ejemplo de la que existe entre Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo

En su homilía, Mons. Evariste Ngoyagoye, arzobispo de Bujumbura que presidió la celebración, comenzó felicitando a los peregrinos del Monte Sión Gikungu por el 14º aniversario de la iglesia de la Sma. Trinidad que coincidía con la solemnidad litúrgica, que también coincidió con el final del mes de María anticipado, ya que el día 29 será la solemnidad de Corpus Christi, comúnmente llamado del Santísimo Sacramento. También informó a los fieles de la misión de los dos distinguidos visitantes, señalando que habían sido enviados por la Conferencia Episcopal Regional del Norte de África para interesarse por la situación de seguridad en Burundi.

El mes de María, dijo el arzobispo, es una oportunidad para recargar las baterías junto a Nuestra Señora, la Madre de la Sabiduría. Al comentar sobre las Sagradas Escrituras, Mons. Ngoyagoye hizo hincapié en el valor con que hay que conquistar una fe sólida en la Santa Trinidad, un dogma cristiano que nos es difícil entender. Invitó a los fieles a construir la unidad, a ejemplo de la que existe entre Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

IMG_3433

Oren por las negociaciones en curso en Arusha…

Antes de concluir la homilía, el arzobispo de Bujumbura invitó a los fieles a rezar por las negociaciones en curso en Arusha, con el fin de que el Espíritu Santo «visite» a los representantes de la población de Burundi, conduzca sus argumentos, y que vuelvan con un resultado favorable para la paz y la seguridad en Burundi.

En el ofertorio fueron ofrecidos símbolos por los MAC: una vela, símbolo de la luz que cada uno de nosotros debe llevar a los demás; un ramo de flores multicolores, símbolo de los frutos que estamos llamados a producir en nuestra vida; el globo terráqueo para ofrecer toda la humanidad a la Santísima Trinidad. Por último, se presentaron 14 velas, como símbolo de los 14 años de la dedicación de la iglesia de la Santísima Trinidad.

Al final de la Santa Misa hubo tres discursos: del representante del Apostolado de los Laicos y, otros dos, por los dos prelados de visita en Burundi. Una procesión al santuario cerró las festividades del día y la bendición final fue dada en latín por Mons. Evariste Ngoyagoye y sus dos huéspedes. El tambor resonaba para embellecer la fiesta, junto con una animación folklórica de los miembros del Movimiento de Acción Católica.

Fuente: Clôture du mois marial au Sanctuaire Mont Sion Gikungu

Original: portugués. Traducción: Kikito Vázquez, Asunción, Paraguay. Colaboración: aat, Argentina

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.