Publicado el 28. mayo 2016 In Vida en alianza

“Pentecostés hoy” sin peros…

ALEMANIA, por Wolfgang Fella •

“¿Qué significa realmente Pentecostés?” Se les planteó esta a quienes participaron en la víspera de la fiesta de Pentecostés, al comienzo de una Sta. Misa muy especial celebrada en una repleta sala de conferencias de la Marienhöhe, en Würzburg, Alemania. En las primeras horas de la noche del sábado, estaban verdaderamente apiñados gran cantidad de jóvenes. La luz iluminaba tenuemente a la sala, las ventanas estaban oscurecidas, nadie sabía aún por qué. Hubo que utilizar la sala de conferencias porque el santuario era demasiado pequeño para dar cabida a tanta gente. Todos querían experimentar lo que significaba la “Noche de Fuego” en la Marienhöhe de Würzburg.

160517-marienhoehe-04

Las noticias de hoy, día de Pentecostés

En esta celebración del nacimiento de la Iglesia, este encuentro fue un poco el presagio de la Iglesia del mañana. En la pequeña sala, que normalmente se utiliza para otros fines, los bancos estaban repletos con jóvenes y adultos, todos realmente interesados. No se trataba de  una catedral o de un aséptico templo de cemento – no había participantes obligados ni aburridos – no se celebraba una Santa Misa que no tuviera en cuenta la vida. La organización fue asumida por un dinámico grupo de schoenstattianos. En un juego escénico, trazaron la imagen del primer Pentecostés hasta el Pentecostés de nuestro tiempo, algo que hoy en día no es fácil de entender. Se manifestaron preocupaciones, necesidades y miedos antes de que los hiperactivos de ayer y de hoy hablaran de los muchos “peros” en sus vidas. Los “peros”  que ahogan la vitalidad, que paralizan los esfuerzos y que hacen tambalear toda buena voluntad. Luego se escuchó la familiar música del noticiero de la emisora alemana ZDF y los participantes recibieron la noticia que se había descubierto un medio contra el síndrome del “pero”.  Para lograrlo se requeriría de una poderosa fuente de energía que debería llegar de afuera.

160517-marienhoehe-00

El Espíritu Santo trae la luz

La respuesta a la cuestión de la fuente de energía requerida se la encontró en los Hechos de los Apóstoles: las lenguas de fuego y la multiplicidad de idiomas. Simbólicamente, se abrieron las persianas y la sala se llenó de la radiante luz del sol de la tarde.

Durante la ceremonia, los participantes experimentaron en los diversos talleres que la oración es la fuente de energía. Ya sea con cantos – como una forma de rezar “dos veces” – danzas como una manera de rezar con los pies u otras formas de orar creativamente: para cada caso hubo una oferta adecuada en las diferentes salas de la Marienhöhe.

Después de tres cuartos de hora de práctica vital se continuó con la Santa Misa, durante la cual el P. Peter Göttke animó a los presentes a superar los muchos “peros” en sus vidas. “Dios no dice ‘pero’, sino ‘de todos modos’”, este fue el mensaje con el que recordaba como Jesús en aquel entonces les quitó los “peros” a sus discípulos. Él mismo recomendó entregarle los “peros” al Espíritu Santo y en lugar de eso, esperar sus múltiples dones.

160517-marienhoehe-02

Fuego con salchichas y buffet

¡No podría ser una Noche de Fuego sin fuego de verdad! Lo esperaban los feligreses después de la Eucaristía frente al santuario, y considerando las bajas temperaturas, lo necesitaban urgentemente. Los anhelos pentecostales expresados en las pequeñas lenguas de fuego terminaron ardiendo en llamas reales y después de algunos cantos, se invitó a comer salchichas junto al buffet con el que todos habían contribuido. Allí se reunieron durante largo tiempo jóvenes y adultos, conversando sobre todo tipo de temas. Todos estaban de acuerdo: con toda seguridad éste no será el último encuentro de una Noche de Fuego en la Marienhöhe de Würzburg. ¡Se insistió en que no valía ningún “pero”!

160517-marienhoehe-03
Fotos:  Wolfgang Fella

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria. Colaboración: aat, Argentina

Etiquetas: , , , , ,