Publicado el 30. marzo 2016 In Vida en alianza

El Santuario está llamado a ser una escuela de solidaridad

CHILE, Talca, por Patricia Escobar y María Magdalena Prieto •

«Realmente fue un día increíble. Fue un pedacito de cielo, una emoción tan grande»: así la familia de Talca vivió el 19 de marzo, el día de la bendición de su Santuario. «¡Qué rico que pudimos estar unidos a la distancia, y muchas gracias por participar con nosotros!»

Compartimos aquí testimonios de cómo se vivió este día en el cual todos, desde cerca y desde lejos, pudimos participar sea físicamente presentes o vía la transmisión en vivo.

index3

Unos 5000 peregrinos desde Chile y Argentina

En el día de San José, nuestra familia Tierra Escogida estaba de fiesta. Al fin, después de mucho anhelarlo, nuestra Reina vino a instalarse en nuestro Santuario y traernos a su Hijo Jesús.

El coro, preparado por matrimonios y sus hijos, no descuidó ni un detalle. Las banderas de las distintas ramas y comunidades encabezaron la procesión. Nuestros coordinadores de familia, Alejandro e Isabel Silva Murillo, dieron cálidamente la bienvenida a unos 5000 peregrinos llegados de distintas ciudades de Chile y Argentina, repletando el recinto de una verdadera familia. Ellos nos invitaron a disponer el corazón y a poner en el altar todo el Capital de Gracias reunido por largo tiempo, expresado en las 6 tinajas de agua, evocando así el milagro de Caná. Muchos de los Santuarios que nos visitaron traían sus tinajas con las contribuciones propias.

Así pudimos entrar en la celebración con recogimiento y alegría, vivir la consagración de nuestro Santuario para recibir al Señor en Su Morada. Monseñor Horacio Valenzuela, obispo de Talca, nos invitó en su homilía a valorar profundamente el regalo que tenemos y a ponerlo al servicio de nuestra Iglesia: Schoenstatt en salida. Y a comprender que nuestro Santuario está llamado a ser una escuela de solidaridad donde podamos percibir las necesidades de los demás, como un hermoso gesto que nos contagia María. Hacer nuestra la frase de nuestra Mater: “Hagan lo que Él les diga”. Es más que una invitación, es mantener viva la pasión por hacer la voluntad de Dios. Finalmente nos impulsó citando a nuestro Padre Fundador: “Amen a Jesús, vivan para Jesús, aprendan a morir por Jesús”.

La Mater llega al Santuario

El momento tal vez más emotivo fue la llegada de nuestra Mater al Santuario. Engalanada con flores y uvas en un carro típico de nuestro campo, fue traída al Santuario por nuestra juventud masculina, precedida por las banderas de la Juventud Femenina y Apóstoles de María que llenaron el camino de pétalos en una hermosa alfombra digna de una Reina. Los miles de peregrinos coreaban las canciones y agitando pañuelos y banderines blancos dieron la bienvenida a nuestra Madre que se instaló en su lugar de honor.  Terminada la Eucaristía, los peregrinos hicieron fila durante horas para entrar a visitarla y dejar en sus manos su amor profundo y sus ofrecimientos.

Y para terminar esta hermosa fiesta, al anochecer, nuestra Juventud Femenina tuvo el gozo de regalarle a nuestra Mater 14 Alianzas de Amor, las primeras que recibió en su Santuario. Promesa de fe y fidelidad.

Agradecemos de corazón tantas muestras de cariño y fraternidad recibidas de nuestra familia de Schoenstatt del mundo entero, y en particular la compañía de miles de peregrinos venidos de tantas ciudades de Chile y Argentina.

Esta Tierra Escogida es un pedazo de cielo y queremos compartirla.

Patricia Escobar, Talca

Un día difícil de olvidar

Con Alberto, mi marido, tuvimos la alegría de poder participar en esta bendición.

Hace un año nos invitaron, pero yo borré el e-mail porque a 700 Km de Talca era muy difícil poder ir. Lo dejé en las manos de la Mater.

Y Ella nos hizo este regalo. Una semana antes del acontecimiento, nos llamó nuestra hija desde Santiago invitándonos a la bendición de este Santuario. Iríamos en un bus desde Santiago con la familia de Colina; los misioneros de la Virgen Peregrina, matrimonios, niños. Talca queda a 300 Km. de Santiago.

Fue maravilloso, un día precioso de sol. La homilía del obispo fue muy cercana, muy schoenstattiana. Nos gustó mucho.

Un día difícil de olvidar. Gracias Matercita por este regalito.

Gabriela Kyling, Osorno

Todo fue muy lindo, una experiencia maravillosa, un gran abrazo para toda la familia de Schoenstatt Talca desde el Santuario Las Rosas de María, San Fernando.

Oriana Alejandra Nuñez Reyes

Muy linda bendición, ¡qué manera de llegar schoenstattianos a celebrar, estábamos de fiesta! Un nuevo santuario para acoger, educar.

¡Felicitaciones a los talquinos por su organización y acogimiento!

María Isabel Amenábar Herrera

Familia de Talca: es con mucha emoción que les envío estas palabras. El sábado pude seguir en “vivo” por internet la inauguración de vuestro Santuario desde Francia, donde vivo desde hace 36 años. Yo participé en mi juventud activamente en la familia de la Zona Oeste (Carrascal) o sea la Familia de Schoenstatt del Nuevo Belén (Zona Oeste de Santiago), familia a la cual sigo unida desde la distancia. La Hna. Eugenia María me envió el anuncio de la inauguración del Santuario de Talca y el sábado, queriendo unirme a ustedes espiritualmente, abrí el sitio de Schoenstatt Chile (en Francia eran las cuatro y media de la tarde) y me encontré con la gran sorpresa de que estaban transmitiendo “en vivo” la ceremonia. ¡Qué emoción ver la imagen de la Mater tomar posesión de su hogar! Que la Mater los bendiga y les dé la fuerza, el entusiasmo y la fidelidad para continuar la misión en esa región de nuestro lindo Chile. Espero poder algún día visitar esa “Tierra Escogida”, entonces les digo: quedamos en eso y felicitaciones.

Sonia Allendes de Fillinger, Francia

Me gustó mucho el Santuario de Talca. Que nuestra Madre esté siempre con nosotros en su casa. Felicitaciones a todos los que ayudaron en la construcción del hermoso Santuario. Muchas gracias y bendiciones.

Lys Maria

Un nuevo refugio para las almas que nos hemos consagrado a la Mater y le pedimos que junto a su Hijo Bien Amado: sigan siendo nuestro Faro de Esperanza. Hermosísima, emotiva, alegre y de mucha participación la ceremonia de bendición. Felicitaciones a la familia schoenstattiana de Talca y gracias por acercarnos un poquito más a su casa.

Grupo Alegría de María, Cauquenes, Chile

Etiquetas: , , , , , , ,