Publicado el 2016-01-20 In Vida en alianza

Las acciones salvíficas, la libertad y la Gracia. Una breve reflexión sobre la Alianza de Amor

ITALIA, Pamela Fabiano •

El pasado 18 de diciembre, en el santuario Cor Ecclesiae, en Via Aurelia Antica, Roma, la familia romana participó en la Alianza de Amor de tres chicas de la Juventud Femenina.

Hacía varios años que no se celebraban Alianzas de Amor en la Rama de la Juventud Femenina italiana, y no porque la Mater no llamase hacia Ella los corazones de las chicas. El deseo de confiar la vida a la Mater, con todo lo que esto conlleva, y dejarse educar por Ella, era muy fuerte en Rossella, Chiara y Claudia –sus nombres- pero varias circunstancias habían demorado el momento de este gran acontecimiento.

El Padre Ludovico Tedeschi nuevamente en Roma

IMG-20151220-WA0026El relato de la velada es muy simple y directo. Llegados al Santuario, de distintas partes de Roma, corriendo jadeantes como siempre, en medio del tránsito de la tarde y de las fiestas navideñas y acogidos por las Hermanas, los miembros del Movimiento, los amigos y parientes invitados por las chicas se reunieron en el Santuario, donde se reencontraron con alegría y emoción con el Padre Ludovico Tedeschi, que regresó de Argentina para permanecer unas semanas con los padres. El Padre Ludovico –quien partió hace un año, después de haber estado con nosotros más de diez – se unió a la celebración de la misa presidida por el Padre Alfredo Pereira, quien es en este momento el responsable del Movimiento en Italia y el asesor de la Juventud. El momento de la Alianza fue conmovedor para muchos, pero sobre todo para quien escribe.

La Alianza sellada por ‘mis’ chicas dio nuevo brillo y fuerza también a mi vida

El haber preparado a las chicas por meses, guiadas por las hermanas M. Julia De Almeida y Vera Lucia Mangas fue una experiencia que puedo definir –sin retórica falsa- como salvífica. ¡Si, salvífica! Imaginen un encargo, una misión que se nos entrega, una situación que no quisieron y que, por algún misterioso motivo, se revela justo en el momento que lo necesitas… Bien, sin entrar en detalles de mi vida (que no interesan en este artículo) puedo afirmar con certeza que la Alianza de Amor sellada por ‘mis’ chicas apenas hace un mes ha dado un nuevo brillo y fuerza también a mi vida. Este breve relato no quiere, sin embargo, ser el dulce testimonio de la única autodefinida cristiana, no, ¡No correspondería para nada a nuestro estilo schoenstattiano!

Un equilibrio perfecto entre libertad, voluntad y Gracia

IMG-20151220-WA0024Es, más bien, una reflexión, a partir de la experiencia vivida, bajo la condición humana. Y es, en este caso, una breve reflexión sobre la acción salvífica de Dios, que es conocido por la mayoría de las personas con el nombre de Gracia.

El Padre Kentenich nos invita desde siempre a escuchar los signos de los tiempos, a ‘poner la mano en el pulso del tiempo’ para reconocer lo que Dios quiere decir y darnos en ese preciso momento de nuestra vida, de nuestro camino. Sólo escuchando atenta y profundamente podemos aprender a identificar esos actos que Dios nos preparó sólo a nosotros y acogerlos. Cierto, mi salvación depende sin duda de mi voluntad y libertad de acogerla y reconocerla, pero además es en primer lugar una conquista de la Gracia. El Padre Kentenich, con su método pedagógico y sus originales estudios sobre el ser humano y su relación con lo divino, nos ayuda a desenredar la selva de incertidumbres, indecisiones, y nos muestra un camino recorrido por todos quienes, mirando a María como modelo y confiándose a Ella, experimentan el máximo nivel de libertad en la adhesión a la propuesta salvífica de Dios.

¡Es un equilibrio perfecto entre libertad, voluntad y Gracia, que hace fascinante y emocionante el recorrido de la vida; que hace de varones y mujeres comunes, verdaderos ‘hijos de Dios’, dignos de este nombre! La Alianza de Amor lleva consigo también este conocimiento y hace de tres chicas romanas de la juventud, mujeres especiales, conscientes de sí mismas y del amor de Dios hacia ellas, dispuestas a decir ‘Sí’ a la propuesta salvífica de Dios.

Original: italiano. Traducción: Lorenzo Cintolesi, Santiago, Chile/sl

 

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Responses

  1. Hola Pamela, gracias por compartir tu experiencia !!!
    La brujula del P Kentenich «la mano en el pulso del tiempo y el oido en el Corazon de Dios» me acompaña hace largo tiempo, justamente por resultar una mix casi «perfecto» entre nuestra Libertad y la Gracia del Señor.
    Una vez me dijeron que las situaciones de nuestra vida (todas, mejores y peores) habia que reconocerlas, aceptarlas y por ultimo abrazarlas (Padre Rafi Braun, Bs As, Argentina) !
    El deseo de que esta combinacion de libertad y gracia nos acompañe en este camino tan emocionante que es la Vida y en especial con esta «cultura del Encuentro» que nos propone Schoenstatt !
    Un gran Saludo desde Seattle (rain, rain and … again rain) !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *