Publicado el 2015-12-19 In Vida en alianza

Ordenación sacerdotal en el Santuario Monte Sion Gikungu

BURUNDI, Diomède Mujojoma •

La Comunidad de Padres de Schoenstatt Monte Sion Gikungu ha tenido el regalo de un nuevo sacerdote, el Padre Yves Irakoze. La ceremonia de ordenación sacerdotal tuvo lugar el sábado 12 de diciembre de 2015 en el santuario mariano de Schoenstatt Monte Sion Gikungu, en el transcurso de una celebración eucarística que comenzó a las 9.30 horas en la iglesia de la Santísima Trinidad, presidida por S.E. Mnsr. Evariste Ngoyagoye, arzobispo de Bujumbura. Estuvo acompañado del Vicario General, del Padre Provincial de los Padres de Schoesntatt, del Padre Superior del santuario Monte Sion Gikungu y de una multitud de sacerdotes venidos de todas partes para apoyar al nuevo sacerdote, Yves Irakoze, el sexto padre burundés de esta comunidad.

ob_2dd15a_dsc-0206

Un sacerdote en el Año de la Misericordia

En sus palabras de bienvenida, el Padre Jean Bernard, Superior de la Comunidad de Schoenstatt en Monte Sion Gikungu, ha expresado su alegría de acoger al diácono Yves Irakoze dentro de la Comunidad de Padres de Schoenstatt. Ha anunciado que ser sacerdote no es voluntad personal, sino que es misión de la misericordia divina. Ha implorado a los fieles que recen por los pastores en general y por Yves Irakoze en particular, a fin de que esté a la altura de su misión. No ha faltado en prodigar consejos al candidato al sacerdocio, diácono Yves Irakoze, pidiéndole que guarde fidelidad a Cristo y que le sirva con abnegación y que sea un sacerdote preocupado por la Iglesia y un apasionado de María. Le ha recordado que es ordenado sacerdote en el año de la misericordia divina, deseándole que sea un sacerdote misericordioso. Por último, el Padre Superior ha acogido solemnemente a los peregrinos venidos a la ceremonia de ordenación sacerdotal.

En su breve homilía, el arzobispo, después de haber explicado la función de las tres categorías de los sacramentos, es decir, la categoría de los sacramentos de iniciación (bautismo, comunión y confirmación), la categoría de los sacramentos de salud (penitencia y unción de enfermos) y de la categoría de los sacramentos de misión (matrimonio y orden sacerdotal), ha subrayado que el sacerdocio no se recibe por voluntad personal, sino por una misión divina para el pueblo de Dios, puesto que no es que seamos elegidos, sino que es Dios quien nos envía a su viña. Antes de acabar, el arzobispo ha exhortado al diácono Yves de confiarse a la Virgen María para que cumpla de la mejor manera con sus compromisos sacerdotales.

Ha llegado el momento crucial de la ordenación sacerdotal. Les invitamos a seguir la ceremmonia a travé de este video

VIDEO

 

En el momento del ofertorio, se presentaron ofrendas con mensajes muy importantes para el joven sacerdote Yves Irakoze: un gran cirio encendido y rodeado de muchas pequeñas velas también encendidas, un cesto de frutas y un cordero, deseándole que a la vez sea el portador de la luz, un buen pastor y que tenga muchos frutos..

La ceremonia continuó con la celebración de la eucaristía, presidida desde ese momento por el joven sacerdote, Padre Yves Irakoze. Al término de la celebración se pronunciaron varios discursos, en primer lugar habló el joven sacerdote, a continuación su padre y por último el arzobispo de Bujumbura. El Padre Superior, antes de concluir la celebración, anunció las misiones que esperan al Padre Yves Irakoze: en primer lugar, animar a vocaciones en el seno de la comunidad; en segundo lugar, ser el vicerector del santuario y aplicarse a la confesión intensiva de peregrinos, especialmente durante este año de la misericordia divina. Los festejos continuaron en el Centro Reina de la Confianza donde se ofreció un refrigerio a los invitados.

ob_c67f70_dsc-0367

Una señal de esperanza

Esta ordenación sacerdotal es como una señal de esperanza en contra del abatimiento y la resignación. Porque el viernes, justo la víspera de la ordenación sacerdotal hubo un ataque rebelde y más tarde las fuerzas de seguridad tomaron sangrienta venganza, en diversos barrios, matando a casi 80 personas.

 

Original francés. Traducción Miguel Ángel Rubio, Madrid, España

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Responses

  1. Qué gran muestra del amor misericordioso del Padre que se escoge a jóvenes Sacerdotes para reiterarnos su amor incondicional e infinito por nosotros, pobres pecadores. Que la Madre, Reina y Victoriosa TRes VEces Admirable de Schönstatt, se manifieste especialmente en este joven Sacerdote, regalando muchas vocaciones al querido pueblo africano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *