Publicado el 2015-10-27 In Vida en alianza

Impresiones de «la fiesta de las fiestas tuparendeñas»

Por Ani Souberlich, Vicky Ramírez Jou, Sonia Zaracho, Marité y Ramón Marini, José Argüello, P. José Pontes, Andreza Ortigoza, Mima Cardona, María Emilia Vidal, Maria Fischer, P. Antonio Cosp y 50.000 peregrinos •

«Así se vivió el 18 de octubre más grande del mundo en Tupãrenda, Paraguay», es el título de un post en Facebook, mientras que el P. Antonio Cosp, agradece a todos los colaboradores por su aporte a «la fiesta de las fiestas tuparendeña». Una semana después del 18 de octubre en Tupãrenda, aun resuenan los cantos, las homilías de Mons. Francisco Pistilli, del P. Pedro Kühlcke (gran tema en el diario Última Hora), de Mons. Joaquín Robledo, obispo de San Lorenzo (bilingüe), del P. Antonio Cosp… Aún brillan los colores de los bailes y de los adornos de las miles de imágenes peregrinas, aún vibran los corazones con los momentos más emotivos: la bendición de las campanas por Mons. Francisco Pistilli y de las imágenes del tímpano por el P. Antonio Cosp, o el volar del rosario de globos y plumavit por el cielo de Tupãrenda…

12096582_1633888310192775_4741864555419661789_n

«No me importa dónde fue la primera alianza de amor, mi Santuario del 18 de octubre es Tupãrenda»

Radio María Paraguay transmitió las Misas de las 9.00, de las 16.00 y de las 20.00 hs, y antes y después de la Eucaristía de la mañana, hizo entrevistas. Al Padre Antonio Cosp lo interrumpieron por unos minutos en la atención de los penitentes. Mencionó la entrega de los equipos que prepararon este día y que están al servicio de toda esta jornada; de los 40.000 o más peregrinos que vienen desde todos los rincones del país, de la alianza de amor y del Santuario, y de la característica del Movimiento de Schoenstatt en Paraguay por sus fuertes rasgos laicales y varoniles, «a diferencia, quizás, de la mayoría de las Familias de Schoenstatt en otros países» y lo que permitiría ofrecer esta complementación al Movimiento internacional. Las tres gracias del Santuario, explicadas por el P. Antonio: recibir el abrazo de María, llegar a tener «la alegría de María, de la mirada positiva de María y convertirse en su hijo misionero”. Comparte su alegría con la cantidad de jóvenes presentes y bendice al emocionado reportero de Radio María…

Entrevistan también a una chica de la Juventud Femenina. Relata, con emoción, que el año pasado vivió el jubileo de Schoenstatt en el Santuario Original, en Alemania, el 18 de octubre. Fue muy hermoso, si. Le preguntan que fue lo más impactante que vivió allá, el año pasado. «¡Cuánto he extrañado allá el 18 de octubre en Tupãrenda!», responde, y casi llorando afirma: «No me importa dónde fue la primera alianza de amor, mi Santuario del 18 de octubre es Tupãrenda, soy tan feliz, pero tan feliz de volver a estar aquí, nunca más quiero estar en otro lugar un 18 de octubre».

12118612_1633893636858909_5470061306846305017_n

No es algo mágico… es servicio

12088454_1633800020201604_4217636183179924743_n¿Cuál es el misterio del 18 de octubre en Tupãrenda? Gracia, mucha gracia, esto es cierto y lo primero. Muchos aportes al capital de gracias, por cierto también. Pero no es algo mágico. Detrás hay un trabajo enorme, hay mucha profesionalidad y eficiencia; hay, ante todo, una gran actitud de servicio en todos los equipos.

«El 18-10 hemos vivido lo más bello…algo maravilloso: cuando entregas el corazón el alma vibra de gozo espiritual», comentó un miembro del Equipo de Pastoral, feliz de pertenecer a «Liturgia Tupãrenda». «Nos preparamos desde muchos meses antes, con esmero, cuidando cada detalle, para que cada peregrino se sienta feliz en la casa de Mamá Maria. Vimos lágrimas, sonrisas, y mucha alegría. Hoy los integrantes del equipo de liturgia del Santuario Nacional de Tupãrenda, podemos decir ¡misión cumplida! Muchas gracias a cada uno de mis hermanos en la alianza por el apoyo incondicional».

El 19 de octubre el P. Antonio Cosp escribió a los que participaron en la organización del 18 de octubre:

«Les agradezco inmensamente la conducción de sus respectivos equipos y les pido que transmitan en lo posible mi gratitud a ellos. Ya recibí un reto cordial por haber nombrado a alguno de Uds. en el inicio de la Santa Misa de las 20hs. Detrás de Uds. – o por delante a veces – hubo muchísimos colaboradores que mojaron la camiseta (menos mal que el clima fue ideal, como nunca). Me alegró mucho ver gente nueva y gente joven en los equipos. Es uno de los secretos del Schoenstatt paraguayo: que entreguemos todo pero luego, sin cansarnos, busquemos ya otra tarea. El recambio nos hace mucho bien. Gracias especiales a mis hermanos de la filial de Asunción, tan presentes y activos. Quizás, por primera vez, pudimos atender todas las confesiones. Emociona ver la foto y nota de tapa en Última Hora. Supongo que aparecerá algo más en los medios. Radio María se instaló y estuvo a full en Tupãrenda».

12118912_1633783303536609_3893794661712469672_n

Tocar la gracia con las manos

vicky5Ani Souberlich, del equipo de Schoenstatt.org, casi se quedó sin carga en la batería en su celular por enviar una foto tras otra desde temprano, a la mañana, cuando llegó a Tupãrenda aún poca gente, todos a la espera de los peregrinos.

Ella resume su vivencia:

«Un agradecimiento especial a las Hermanas de María de Schoenstatt por estar presentes y con su servicio silencioso transmitirnos la presencia de la Mater. A los Padres de Schoenstatt y demás sacerdotes que en todo momento estuvieron al servicio de los peregrinos para la confesión. Un saludo, un apretón de manos, a los seminaristas, que con su juventud y alegría alimentan nuestra esperanza para seguir extendiendo y construyendo la Nación de Dios. ¡Al Coro Voces Del Alma, a los tantísimos servidores que con su chaleco amarillo nos indicaban que en ellos siempre encontraríamos ayuda! Gracias a María Fischer que desde Alemania – a través de Schonstatt.org – nos mantuvo en comunicación directa con el mundo entero y por estar aquí presente con el corazón para «apurar a que se le enviaran fotos»… Y gracias a los tantos peregrinos que llegaron de todos los rincones del país y aún más allá, que con su presencia hicieron que Tupãrenda fuera realmente una gran fiesta de familia, creo que cada uno pudo decir al llegar a su casa: ¡hoy pude tocar la gracia con las manos! ¡que este sentimiento nos acompañe a lo largo de este año hasta que nos volvamos a encontrar a los pies de nuestra Madre y Reina el próximo 18 de octubre!

Cielo y tierra

vicky3Claudia Michita Barrios: «Hoy conocimos el nuevo templo de la Mater, la iglesia Santa María de la Trinidad. Un sueño de años. Mis padres colaboraron a darle vida colocando ladrillos en una ceremonia especial. Hoy estarán viéndonos desde el cielo, volver por ellos y con ellos a renovar la alianza de amor…».

Mima Cordona, de la Campaña del Rosario: «Nuestra fiesta del 18-10-15 fue maravillosa, miles de peregrinos y misioneros llegaron a Tupãrenda. El primer grupo en llegar fue el de los misioneros de Encarnación, a las 4,30 de la mañana. Los abanderados que acompañaron la procesión en la primera Misa eran todos misioneros de distintos puntos del país…».

Santa Misa presidida por Mons. Francisco Pistilli

«Hoy, en la primera Misa, impresionante la cantidad de gente, y la homilía de Monseñor Pistilli: un lujo. Este año tuve el regalo de ser abanderada de la procesión y por eso me dijo Monseñor: ¡‘hasta tengo escolta de Encarnación’!», relata Sonia Zaracho, justamente de Encarnación.

Lo saludan a Mons. Francisco Pistilli: “Mons. Francisco, esta es tu casa…”. «Aquí sellé mi alianza de amor hace tantos años, un 18 de octubre», dice él al comienzo de la Sta. Misa, evocando su paso por la juventud masculina de Asunción. «Vine a renovarla hoy como un peregrino más».

«La Misa de las 9.00 hs fue algo maravilloso. Los autos quedaban sobre la ruta, porque ya no cabían en el amplio estacionamiento», comenta Ramón Marini, de la Federación de Familias. «El respeto, el silencio creaban un ambiente de cielo. Tal como lo dijo Monseñor Pistilli: Tupãrenda es el lugar en el que se encuentran el cielo y la tierra. Es nuestra casa, en la que como Familia tenemos que estar todos unidos. Jesús nos la dio a Ella como Madre y tenemos que aprender a ser familia, a familiarizarnos con la Mater y con Jesús. Y que como familia, estar juntos, unidos, para enfrentar los desafíos».

Habla de la mirada de Jesús a su Madre y a su discípulo amado. Esta mirada dice: «Hijo, esta es tu Madre. Madre, este es tu hijo». El discípulo somos nosotros, dice, que queremos y debemos responder a esta mirada con nuestra fidelidad. Mirando a los miles de misioneros con sus Peregrinas, destaca que somos llamados a acompañar a la Virgen a donde Ella quiera ir. El primer Santuario, el primer Santuario del Hogar, dice, fue la casa de San Juan; en esta casa María cantó su Magníficat, allá Ella le contó a Juan el misterio de su vida.

María, desde su Santuario, nos protege para que podamos salir al mundo con un corazón tranquilo, llevando la cruz de Jesús para que la gracia de la salvación llegue a todos.

Llama a ser y vivir familia: «¡No nos engañamos entre hermanos!». La Virgen quiere formar una familia llena de misericordia, una familia misionera, una familia que construye la casa común donde todos somos hijos: «Es posible si tenemos fe y renovamos y vivimos la Alianza de Amor».

«Que la Santa Misa de las 9.00 fuera la más concurrida se debió a que era domingo y además de los que siempre participan en ese horario, se agregaron los peregrinos de Concepción, de San Pedro, de Encarnación… (Para lectores no paraguayos: estas ciudades quedan a varios cientos de kilómetros de Tupãrenda). Los tres estacionamientos estaban llenos por lo que se abrió la zona libre del Campo Santo y también el que está detrás del Santuario. Casi no hubo quejas: como siempre la organización fue impecable», comentó el P. Antonio.

12088471_1633800070201599_671135480476988942_n

Siguieron llegando los peregrinos…

Apenas terminada la Misa de las 9.00 hs con la bendición de las campanas y la peregrinación hacia el Santuario, llegaron nuevos peregrinos para la Eucaristía de las 11.30, y continuaron llegando durante toda la tarde. José Argüello envió un whatsapp: “¡Qué lindo es escuchar la prédica de Mons. Pistilli desde la página! ¡Yo por motivos de trabajo aún no pude ir a Tupãrenda! ¡Ahora salgo para allá!».

Mons. Joaquín Robledo, nuevo obispo de San Lorenzo, predicó mitad en castellano, mitad en guaraní, tal como es costumbre en el interior del país, llegando así a todos los peregrinos… Como se hizo después de la Misa de las nueve, comenzó un hermoso baile dedicado a la Virgen.

ggg

Santa Misa de la Familia

La Eucaristía de las 20.00 hs es tradicionalmente la Misa de la Familia. Se bendijeron las imágenes del tímpano de la Iglesia Santa María de la Trinidad, que representa la Anunciación a María, la encarnación del Verbo Divino. La prédica del P. Antonio Cosp, interrumpida varias veces por fuertes aplausos, fue en la misma línea que la del P. Pedro Kühlcke, citando un artículo de Caio Scavonne, comentarista semanal de Última Hora sobre el tema de la corrupción, que se ha «querido» por fin descubrir, esta vez por la presión de los alumnos secundarios y universitarios.

Terminó la Sta. Misa a las 22h con la procesión de la Mater Peregrina gigantesca hacia el Santuario, bendiciones personalizadas, cantó un tenor y hubo fuegos artificiales.

11825941_1031199503597158_7711454385777036933_n

Un día de gracias

Un resumen clásico es el del Director de Radio María Paraguay: “Ha sido para nosotros una alegría compartir con los oyentes la fiesta que congrega a fieles de distintos lugares, y con gran amor a la Virgen».

20151020092422belmonte

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

4 Responses

  1. De acuerdo a mis cálculos, que los vengo haciendo desde hace años, la concurrencia estuvo entre 70 y 75.000 personas. Eso quería aclarar.

  2. Que alegría ver como el Reino de la Mater sigue creciendo en el querido Paraguay. Como habrán estado contentos la Mater y el Señor. Todos los testimonios hablan de su amor sencillo y fuerte a Ella. Que alegría esa celebración y esos miles de peregrinos.
    Perdonen si les cuento sobre la única pena que me dió el relato :una joven (sin culpa por cierto) que ama mucho a Tuparendá, y eso es maravilloso, dijo: » no me importa donde fue la Alianza primera». Tuparendá es también hijo del Santuario Original, en Schoenstatt lo local no elimina lo universal. Todos los Santuarios son nuestros. No hay oposición entre unos y otros. Esa es la mentalidad orgánica que la Misión del 31 de Mayo nos invita a cada hijo de Schoenstatt. Yo soy hijo de Bellavista , que es hijo del Santuario original y Tuparendá y Florencio Varela y todos los Santuario son míos. Suelo rezar el rosario en el atardecer peregrinando a diferentes Santuarios en el mundo como solía hacer nuestro fundador en Milwakee. Por eso me dolió que no le importara donde fue la Alianza primera. Todos somos hijos de esa Alianza primera en el Santuario original.

    • Organicamente:

      objectivamente, el Santuario Original es el más importante.
      Subjectivamente, el que más importa personalmente.
      Viva el pensar organico!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *