Publicado el 2015-09-15 In Vida en alianza

«No es ‘Belmonte’, ¡es «Bellísimo Monte'»! Encuentro Nacional del Movimiento de Schoenstatt en Italia

ITALIA, Belmonte, Roma, María Fischer •

«No es ‘Belmonte’, es «Bellísimo Monte'», dice sonriendo, el P. João José, de Angola; conoció Schoenstatt mientras estudiaba alemán en el instituto de Kreuzberg, en Bonn, y, de regreso a Roma – donde estudia historia de la Iglesia por pedido de su obispo – se comunicó con Belmonte para ofrecer su servicio sacerdotal y vincularse más con Schoenstatt en Roma. Ha participado en la jornada nacional del Movimiento de Schoenstatt de Italia, en Belmonte, el pasado 6 de septiembre. Como lo hace todos los años, el movimiento italiano que nació en torno a la bendición del Santuario Matri Ecclesiae, se reunió el primer domingo de septiembre para celebrar otro aniversario del Santuario, que el día de su bendición recibió – de una misionera de la Argentina – el nombre que resuena desde entonces en todo el mundo: el «Santuario de todos nosotros». «Me sentí todo el día como peregrino», agregó el joven sacerdote de Angola, «como un peregrino entre los peregrinos de todo el mundo.»

Había sacerdotes de la Argentina, Alemania, Sudáfrica, Italia y Angola, Hermanas de María también de la Argentina, de Brasil, España y Alemania, peregrinos de Roma, del Lazio, Puglia, Toscana y de otras regiones de Italia, y también hubo gente de Uruguay y de Brasil en Belmonte, el «Bellísimo Monte», en este día que marca el comienzo de las actividades del Movimiento después de las vacaciones del verano.

«Volví hoy a Belmonte después de muchos años», comentaba el P. Simón Donnelly, de Sudáfrica, que hace dos años trabaja en el Secretariado de Estado del Vaticano. «Fue un día muy gratificante, Belmonte se ha desarrollado mucho, aún recuerdo el día de la bendición de este Santuario, ¡no había nada, solo el Santuario!» También, agregó, fue «una sorpresa ver a tantos ‘colegas’ del Vaticano»: conoce a las Hermanas M. Thomasine Treese y M. Elizabet Parodi (ambas trabajan en la Congregación para las Causas de los Santos) y a Pamela Fabiano, también al servicio del Santo Padre. «Un lugar de encuentro en el centro de la Iglesia». Realmente en el centro de la Iglesia, comenta: «Me ha impresionado como Mons. Ignazio Sanna y el P. Daniel Lozano acercaron a la gente los temas fundamentales del Año Santo de la Misericordia en sus conferencias y la prédica».

IMG_8650

Después de las vacaciones de verano…

Es la jornada del inicio después de las largas vacaciones de verano; se nota como todos se saludan con alegría, intercambian novedades, se alegran al ver a las Hermanas de María brasileñas y al rector, P. Daniel Lozano, de regreso de sus vacaciones en sus países de origen: Brasil y la Argentina respectivamente. No volvió el P. Juan José Riba, Director del Movimiento, y como tampoco están presentes algunos de los otros Padres de Schoenstatt que trabajan en Roma, le toca a Davide Russo, moderador del día, leer el saludo del P. Juan José, donde transmite sus buenos deseos al Movimiento y explica que, por motivos de salud, por el momento debe permanecer en la Argentina.

En un rincón del hall de la Casa Padre Kentenich se instaló una santería, en otro rincón, Benedicta Schwering ofrece libros en italiano: Los «100 años» del P. Carlos Padilla, las «Huellas del P. Kentenich en Roma» de Mons. Peter Wolf, y… «El libro de la audiencia con el Papa Francisco ya se agotó, ¡una lástima, tanta gente que lo quiere!» Tal vez pronto lleguen más libros, «para la fiesta de los 25 años del Santuario de las Hermanas». Además, Benedicta ofrece varios folletos de Belmonte, y al final de la jornada puede entregarle al rector la primera donación para el cuarto (o mejor: los cuartos) de Italia: casi 200 Euros. ¡Un gran logro!

IMG_8652

¿Cómo vivir la misericordia?

Monseñor Ignazio Sanna, arzobispo de Oristano y miembro del Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt, habla en su conferencia, siempre refiriéndose a la bula de convocatoria del jubileo extraordinario de la misericordia del Papa Francisco, sobre cómo vivir la misericordia. Es necesario sentirse perdonado, practicar la misericordia, y la justicia. Los lugares donde mejor se experimenta y regala la misericordia, según Mons. Sanna, son el propio corazón, la familia (que es el lugar donde se aprende a reconciliarse, a perdonar y a caminar juntos con Jesús), la comunidad de la Iglesia y los santuarios. Recordó que el Papa Francisco ha manifestado que todas las capillas de las cárceles serán santuarios en este Año Santo, y que las puertas de las celdas podrán ser «Puertas Santas» donde se encuentre el perdón y la misericordia infinita de Dios. Los muchos ejemplos que dio en su conferencia fueron después temas de intercambio, como también lo fue la conferencia siguiente, dictada por el P. Daniel Lozano, en la que mostró a las tres gracias del Santuario de Schoenstatt en clave de misericordia.

IMG_8668

Rosario meditado peregrinando por el terreno de Belmonte

Después de almorzar en un restaurante cercano, se rezó el rosario peregrinando por el predio. Lo presidió la Peregrina Auxiliar de Italia, llevada por dos hombres de estación en estación.

La procesión concluyó ante la estatua del Padre Kentenich, y de allí, siempre con la Auxiliar al frente, se marchó hacia el hall de la Casa Padre Kentenich. Los mayores y los que a causa del calor no pudieron hacer la peregrinación, acompañaron las oraciones desde allí.

IMG_8721

Concelebración de cinco sacerdotes de tres continentes

La jornada culminó con la Santa Misa, presidida por Mons. Sanna. «Aunque fue un poco triste tener la primera jornada nacional sin ningún Padre de Schoenstatt presente» – estaban comprometidos con tareas en su parroquia – «fue hermoso celebrar una Eucaristía con tantos sacerdotes», comentó una participante de Toscana. Concelebraron cinco sacerdotes: dos de África, dos de Europa, uno de Sudamérica. ¡Un verdadero centro internacional de Schoenstatt en Roma!

IMG_8760

Nuevos misioneros

Antes de la bendición final y del envío, hubo un momento muy especial, ya que un matrimonio joven se comprometió como misionero de la Campaña. Ambos esposos rezaron la oración del compromiso misionero, ofreciéndose a ser las manos y los pies de la Virgen Peregrina para llevarla a donde Ella quiera ir, junto a su Hijo Jesús. Sonaron las palabras tantas veces expresadas por los misioneros en todo el mundo: Ella es la gran misionera, Ella obrará milagros. Recibieron la Peregrina, la abrazaron y la besaron…

«Angola necesita misioneros como ellos», dijo el P. João José. Angola, Italia, todo el mundo los necesita, para anunciar la misericordia desde el Santuario.

IMG_8798

Más sobre Belmonte

El Padre Kentenich sobre Belmonte

Galeria de fotos

06 de septiembre de 2015

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Mi saludo para el P. João José, de Angola. Soy Peruano que radica acá en Angola, soy amigo de él hace muchos años.
    Dios lo bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *