Publicado el 2. agosto 2015 In Vida en alianza

Calor tropical y un excelente ambiente en la Marienhöhe

ALEMANIA, Diócesis de Würzburg, Wolfgang Fella •

La Rama Familiar de Würzburg tuvo el campamento más caluroso de los últimos años. Quien “tuviera necesidad de una isla para sus vacaciones”, fue cordialmente invitado al Campamento 2015 de la Rama Familiar de Würzburg. Y este año participaron, en la Marienhöhe, familias venidas de lugares lejanos de Alemania. Nadie imaginó al inscribirse que llegaría a varar a una isla tropical. Justamente el fin de semana en el que se produjo en Kitzingen, a sólo 15 Km. de distancia, el récord de calor en Alemania, varias carpas coloridas estaban a la sombra de los árboles alrededor del Centro de Schoenstatt. Afortunadamente la Marienhöhe posee suficientes árboles y varios lugares con sombra, lo que hizo soportable el calor. Por supuesto que para los niños y jóvenes, la regadora del jardín junto al Santuario se convirtió en el autoservicio favorito para refrescarse.

Coloridas actividades bajo árboles semejantes a palmeras

Quién pensó que las familias estarían perezosamente descansando en las hamacas, se equivocó. Por todas partes se ubicaron mesas y bancos a la sombra, sobre los que se podía pintar, hacer manualidades o jugar. Los discos voladores circulaban alrededor y el futbolín (el metegol, en América del Sur) estaba siempre bastante ocupado.

El tradicional partido de fútbol de padres contra hijos se jugó al atardecer, ya que desgraciadamente la “Arena de Schoenstatt” aún no ha sido techada. Como ya había refrescado algo, el estadio estaba bastante repleto y “la ola” animó a los dos entusiastas equipos. El P. Bernhard Schneider se lució como árbitro en un grado de excelencia. Ganaron, como es tradición, los hijos, a pesar del gran esfuerzo que hicieron los ágiles pero no tan exitosos padres. Luego fueron atraídos a la fogata junto al “Stockbrot” (palo cubierto por una masa de pan, que se cuece al fuego). Pero debido al peligro de incendios forestales, este año la fogata tuvo que ser significativamente menor.

Del manejo del estrés al caos

Durante el día, la charla para matrimonios de Ulrike y Thomas Burkart, de Stuttgart, proporcionó valiosas ideas sobre el manejo del estrés. Luego los padres pudieron decidir si transpiraban un poco con un “relax en movimiento” o desplegaban su creatividad con el pincel bajo las palmeras. Tania y Daniel Cura invitaron también a encontrar el centro común. A la tarde, a pesar del calor, hubo un ambiente magnífico. En el caótico rally de Miriam y Thomas Wiedemann, todos los grupos fueron desafiados a encontrar los códigos escondidos en todo el predio de la Marienhöhe, y después completar las divertidas tareas. Así salieron geniales imágenes con gafas de sol, se pintaron cadenitas en los tobillos, se bailaron danzas salvajes y se cantaron gritos de batalla a todo pulmón.

 

Momentos espirituales estelares desde muy temprano hasta en la noche

Junto a todo el agitado ir y venir, hubo también bastante tiempo para momentos tranquilos y espirituales. A la noche junto a la fogata, cuanto Peter Elsesser contaba fascinantes historias o durante el día, cuando la Hna. Louise Schulz saludaba en el santuario con la meditación sobre la Santísima Virgen. Muy temprano a la mañana se celebraba la Santa Misa en el santuario y en la “Fackellauf” (carrera de antorchas) de la noche, llevaron las intenciones por otras personas a la vasija que se encontraba frente al santuario. Se colocó frente al santuario, ante el altar, un hermoso paisaje de playa con un bote de remos durante la última celebración de la Santa Misa. Así se creó la sensación de poder cargar las baterías en una isla. Un hombre de negocios brasileño y el pescador José se sentaron sobre dos taburetes. Su conversación demostró que el dinero y el poder no nos hacen rápidamente felices.

Tal como se había mencionado el tema de manejo del estrés durante la charla: siempre hay que buscar en lo cotidiano las islas sin estrés. Para los participantes en el campamento, tanto para los de cerca como para los de lejos, la Marienhöhe ofreció ese fin de semana mucho tiempo libre de estrés en una isla tropical.

Fotos:Wolfgang Fella, Reinhart, Waltinger

Álbum de fotos:

álbum de fotos

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Etiquetas: , , , , ,