Publicado el 30. agosto 2015 In Vida en alianza

Acompañemos el Capítulo de la Federación de Familias…

Por Juan Zaforas y María Fischer •

Pienso que la familia cristiana, la familia, el matrimonio, nunca fueron tan atacadas como ahora… Entonces, no queda otro camino que hacer algo. Entonces tú pregunta, ¿qué podemos hacer? Sí, podemos hacer buenos discursos, declaraciones de principios, a veces hay que hacerlos, ¿no es cierto? Con las ideas claras: Miren esto que ustedes están proponiendo no es matrimonio, es una asociación, pero no es matrimonio. A veces hay que decir las cosas muy claramente, y por supuesto es necesario hacerlo. Pero la pastoral de ayuda solamente en este caso tiene que ser cuerpo a cuerpo. O sea, acompañar. Y esto significa perder el tiempo. El gran maestro de perder el tiempo es Jesús, ¿no? Ha perdido el tiempo acompañando, para hacer madurar las conciencias, para curar heridas, para enseñar. Acompañar ese hacer camino juntos.

Resuenan estas palabras del Papa Francisco, de la audiencia para los peregrinos de Schoenstatt en el jubileo, audiencia llamada «un encuentro de compromiso, con él, con la Iglesia» por el nuevo Superior General de los Padres de Schoenstatt, el P. Juan Pablo Catoggio. Resuenan a pocas semanas del Sínodo de la Familia, resuenan a pocos días del Encuentro Mundial de Familias en Philadelphia, y resuenan también en vísperas del Capítulo General de la Federación de Familias.

Entre los próximos días 3 al 13 de septiembre en Schoenstatt (Alemania), tendrá lugar el tercer Capítulo General de la Federación Apostólica de Familias Internacional de Schoenstatt.

Participarán en el Capítulo representantes de las Federaciones Autónomas de Alemania, Argentina, Austria, Brasil, Chile, Paraguay y Polonia.
Otras Federaciones aún no autónomas son las de Ecuador, España, Estados Unidos, Hungría, México, Portugal, Puerto Rico, República Checa, Sudáfrica y Suiza. La autonomía requiere un cierto número de miembros y desarrollo estructural. El primer Capítulo General Internacional y constitutivo se celebró en enero del 2005 en el Josef Kentenich Hof, en Schoenstatt, con matrimonios de Alemania, Argentina, Chile y Paraguay. Entre este capítulo y el de ahora, las Federaciones de Austria, Brasil y Polonia llegaron a la autonomía.

Internacionalidad, federatividad, libertad, iniciativa propia… en una palabra, lo más schoenstattiano

En este tiempo histórico antes del Sínodo de los Obispos sobre la Familia, los matrimonios de seis países, de dos continentes, en cuatro idiomas, trabajarán sobre temas relacionados con la internacionalidad, federatividad, libertad, iniciativa propia, responsabilidad propia – todos estos temas propios a la Federación, donde la iniciativa y responsabilidad resta «abajo», en los grupos, en las regiones y países, y donde no se pueden delegar decisiones » hacia arriba». Temas de todo Schoenstatt, en verdad, que el Padre Kentenich lo diseñó como una federación de comunidades independientes, con el único vínculo el de la Alianza de Amor…

«Hay preguntas existenciales como: ¿Qué es propio en las diferentes comunidades? ¿Qué es solo para este país? ¿Y qué es común para todos?», dice Norbert Jehle, uno de los participantes del capítulo, en entrevista con Schoenstatt.org. «¿Cómo podemos apoyarnos y complementarnos mutuamente, desde las propias experiencias, en el itinerario pedagógico? ¿Cómo se puede llegar a un intercambio entre países, o en un continente?», dice, para agregar: «Y todo esto en una federación internacional donde no hay un gobierno central, como en los Institutos, donde todo solo se puede hacer voluntariamente.»

Las respuestas encontradas pueden ser de gran valor para todo Schoenstatt…

DSC_0016

Cultura de encuentro es cultura de alianza que crea solidaridad

En un intercambio con Ramón y Marité Marini, los salientes jefes de la Federación Apostólica de Familias Internacional de Schoenstatt, y colaboradores fieles de Schoenstatt.org, el tema llegó a la audiencia con el Papa Francisco, el 25 de octubre de 2014, y como sus palabras de cultura de encuentro, cultura de alianza y solidaridad son como un mensaje a la Federación de Familias en este momento… ¡Y así había nacido el regalo por parte del equipo de Schoenstatt.org para el capítulo: los Marini ya tienen en sus manos un paquete con un libro de la audiencia para cada matrimonio participante, en el idioma propio, por supuesto!

¿Qué podemos hacer? Sí, podemos hacer buenos discursos, declaraciones de principios, a veces hay que hacerlos, ¿no es cierto? Pero la pastoral de ayuda solamente en este caso tiene que ser cuerpo a cuerpo. O sea, acompañar. Y esto significa perder el tiempo. El gran maestro de perder el tiempo es Jesús, ¿no? Ha perdido el tiempo acompañando, para hacer madurar las conciencias, para curar heridas, para enseñar. Acompañar ese hacer camino juntos.

Foto arriba: iStock/Getty Images/para el uso en schoenstatt.org

Etiquetas: , , , , , , ,