Publicado el 20. junio 2015 In Vida en alianza

Peregrinación al Santuario de Schoenstatt de Kahlenberg

AUSTRIA, Thomas Wächter •

Por la mañana, todo estaba tranquilo aún en el Santuario de Kahlenberg. Ninguna persona había llegado– todos se encontraban todavía en camino. Desde toda Austria, partieron alrededor de 180 adultos, niños y jóvenes para peregrinar a este lugar. Un grupo incluso estuvo peregrinando durante dos días.

“Vivir la Iglesia con alegría” – Desde un comienzo, los peregrinos se alegraron del asoleado y caluroso día. Poco a poco, fueron llegando todos los grupos con las imágenes de la Virgen Peregrina. Comenzó una breve liturgia en la que el Padre Félix Strässle habló sobre la Iglesia en su camino de peregrinación.

U5rMQc6VAvcE95R_K1dJNZus2Z55lA5osWb9d_sp78E,ZYUtXEIwV_HZtPDPFo0rV6Q7uYk-QYn37VUhoLGqha4

Intercambio, encuentro, conocerse

Junto a una buena carne a la parrilla o a un estofado “gulash”, la gente tomó contacto con otros que no conocían. Mientras hacían fila para el café y los deliciosos pasteles caseros, conversaban animadamente, tratando de acordarse en que encuentro anterior se habían conocido.

De siete talleres organizados, los participantes pudieron elegir uno de ellos para trabajar en grupos: Nuestra cultura original de familia; Iglesia – un nuevo ‘el uno con el otro’; El sacramento del matrimonio – un nuevo tesoro por descubrir; Santuario – un contacto que transforma; Dios es un Dios de la vida; Quejarse: ¿esto ayuda?; Nuestra casa irradia.

«En nuestros talleres encontramos un impulso cercano a la vida. Nos emocionó mucho la realidad de una pareja de padres en nuestro grupo», comentaba un participante.

Los peregrinos celebraron luego la Santa Misa. Agradecidos y copiosamente regalados por ese día, retornaron a sus hogares.

G3iXxADdy56LZFZVkaOHygjoq7MCq-eNFwABSbyKnfw,82Lf5UGlpP1hOAuPqiCRh1RV7z3VoyJuM0EuAzSx1yI

Fuente: www.schoenstatt.at

Fotos: Gerald Karner

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Etiquetas: , , , , ,