Publicado el 20. mayo 2015 In Vida en alianza

Desarrollar en conjunto la familia y la profesión – una nueva dimensión

SUIZA, Claudia Rohner •

Ocho matrimonios y sus hijos se reunieron el domingo 19 de abril de 2015, para el tercer encuentro de familias en Friedberg, Gossau.

El tema de este año: “Desarrollar en conjunto la familia y la profesión – una nueva dimensión” es, por cierto, una exigencia para cada matrimonio. Por ello todos tenían gran interés en la conferencia de Melanie y Ulrich Grauert, quienes se habían confrontado en profundidad con este tema. Mientras los niños se alegraban con juegos y eran recibidos por las jóvenes cuidadoras, cada uno de los asistentes al encuentro se presentó brevemente y, como bella introducción, relató un acontecimiento que le hubiera dado alegría en la última semana.

«No profesión o familia», sino «profesión y familia»

_imagedownload.aspEl matrimonio relator, Melanie y Ulrich Grauert, ellos mismos padres de cinco niños, resaltaron que no querían hablar sobre “profesión o familia”, sino sobre “profesión y familia”.

Esto en total concordancia con el pensamiento del P. José Kentenich, quien en Austria es conocido también como “el padre de la y”, ya que siempre trataba de unir con una “y” cosas que, en realidad, eran opuestas. Por ejemplo, autoridad y obediencia, vinculación y libertad. No le temía a las tensiones, sino que trataba de utilizarlas positivamente.

Así también, el matrimonio relator quiso ampliar el concepto de familia, de modo que el mundo profesional también formara parte de él, constituyendo ambos una unidad. Uno tampoco abandona esta unidad cuando “va al trabajo”. También es importante intercambiar dentro del matrimonio sobre el mundo profesional, ya que la mirada complementaria del cónyuge es un enriquecimiento. De acuerdo con un estudio, los padres actuales desean hacer tan bien las cosas, como ninguna generación anterior. Y con eso se presionan a sí mismos. Entonces el desgarro entre trabajo y familia es un gran factor de estrés. Con frecuencia se exige a los niños, y también a los trabajadores, un máximo de rendimiento, y esta presión produce tensiones.

En la naturaleza, la tensión se libera en forma de tormenta. Una energía que puede ser destructiva y peligrosa. Pero si en cambio se unen dos polos opuestos, se produce un equilibrio de carga y en este proceso fluye corriente. En un sentido figurado se puede decir que mediante la tensión se produce algo productivo, positivo y vigoroso. El matrimonio Grauert reveló un par de trucos que ellos contraponen al estrés cotidiano: a comienzos de cada año dejan muy conscientemente un par de fines de semana libres solo para la familia. O bien, Ulrich Grauert se informa, ya en el camino desde el trabajo hacia la casa, sobre cómo se encuentra su señora y sus hijos. Así se puede preparar a la situación que encontrará al llegar a su casa.

Intercambio

005168Después de la conferencia hubo tiempo para que cada matrimonio pudiera intercambiar sobre lo escuchado. Más tarde hubo un encuentro entre todos los participantes y allí quedó claro que siempre será un reto el lograr unir la profesión y la familia. Cada familia es distinta y tiene que encontrar una solución adecuada a su realidad.

A continuación almorzaron todos juntos en el casino de Friedberg, al que se unió el animado grupo de niños.

La tarde comenzó con un impulso del P. Josef Hälg. Con la historia de la vasija mostró cómo debemos dedicar nuestro precioso tiempo a las cosas realmente importantes de la vida.

Para terminar hubo una vital celebración eucarística, en la que estuvo ocupado hasta el último lugar disponible del Santuario de Schoenstatt en Friedberg. El P. Josef Hälg hizo una bella celebración, especialmente también para los niños. Los niños mayores encendieron solemnemente los cirios y leyeron las peticiones. También brillaban los ojos de los pequeños. Se sentían muy a gusto en la comunidad.

Enriquecidos por la conferencia del matrimonio Grauert, por el impulso espiritual del P. Josef Hälg y por el intercambio con otros matrimonios, las familias regresaron nuevamente a casa. Junto al equipaje llevaban algunas sugerencias. Esperamos que ellas los acompañen en la vida cotidiana.

Fuente: www.schoenstatt.ch

Original: alemán. Traducido por Ventura Torres, Santiago, Chile

Etiquetas: , , , , ,