Publicado el 2010-07-12 In Vida en alianza

Noveno Congreso de Schoenstatt en Colombia

Congreso Nacional de Schoenstatt en ColombiaCOLOMBIA, Alida Becerra. Concluyó con mucho éxito el Congreso Nacional de Schoenstatt en Cali. Cali es una de las primeras ciudades colombianas. Está ubicada en el valle del río Cauca y es una región famosa por la producción de caña de azúcar. Sus habitantes son alegres y muy hospitalarios. Este fue el lugar elegido para el Congreso 2010.

 

 

 


Congreso Nacional de Schoenstatt en Colombia

En la apertura, Monseñor Julio Hernando García, obispo de Istmina Chocó, municipio de Colombia situado en la costa pacífica colombiana, dictó una conferencia sobre la presencia del laico en la Iglesia.

Durante todo el evento la Familia tuvo la gracia de contar con la compañía del Símbolo del Padre – regalo del Padre José Kentenich destinado al Santuario Original – en las Eucaristías, en todas las conferencias y al final, cuando se hizo una hermosa ceremonia: cada uno fue recibiendo la bendición del Padre individualmente y a la vez le pudo encomendar sus intenciones y necesidades.

Rama de Madres, CaliEl equipo de la rama de Señoras de Cali hizo un extraordinario esfuerzo en la organización, que todos apreciaron y agradecieron de corazón.

Un poco de historia

El Padre Gustavo Ocampo recordó durante el Congreso que el Movimiento llegó a Armenia, ciudad localizada en la región cafetera más importante de Colombia, a mediados de la década de los ‘80. El 15 de agosto de 1987, día de la Asunción de la Virgen, el Padre Armando Sánchez – que ya había participado en Schoenstatt y Roma de los festejos del centenario del nacimiento del Padre José Kentenich, en 1985 – recibió una donación para construir el Santuario en Armenia y el 18 de octubre, aniversario de la fundación de Schoenstatt, se bendijo la primera piedra para iniciar la construcción de este hogar de la Mater en Colombia. En 1990 se bendijo solemnemente el Santuario con el nombre de Nuevo Belén.

En 1991, Monseñor Juco, obispo alemán, envió una imagen de la Mater que lo acompañó a él durante cincuenta años. A los pocos años fue entronizada en el Santuario Nuevo Belén.

Hermanas de María y sacerdotes en la ConferenciaLuego se inició la construcción de la Casa del Peregrino para alojar a todos los visitantes y darles una buena acogida.

Más adelante se inició la Campaña de la Virgen Peregrina y de allí partió la Mater rumbo a Medellín, departamento de Antioquia, y hacia Caicedonia en el departamento del Valle. Dos delegaciones, una de cada lugar, estuvieron presentes en el Congreso.

A partir del año 2002 comenzó a deteriorarse la salud del Padre Armando Sánchez, fundador del Movimiento de Schoenstatt en Colombia, principal promotor del primer Santuario colombiano, y finalmente entregó su vida a la Mater en el año 2009.

En Medellín surge Schoenstatt con mucha fuerza

Durante el Congreso se pudo apreciar la vida del Movimiento de Schoenstatt en Medellín. Una imagen de la Virgen Peregrina que había sido bendecida por Don João Pozzobon revitalizó la Campaña de la Virgen Peregrina en 1992. Actualmente la imagen de la Mater se encuentra entronizada en la Parroquia de La Milagrosa.

Schoenstatt ha ido creciendo en las comunas y en los barrios de Medellín, segunda ciudad de Colombia después de Bogotá, habitada por gentes muy trabajadoras y emprendedoras.

Parroquia "Virgen Peregrina"Hoy el Movimiento de Schoenstatt tiene un centro de acción importante en Medellín, y su crecimiento ha ido en aumento en los últimos años, por lo cual se le debe gratitud a la Mater. A Ella se le consagra el esfuerzo de los jóvenes, señoras y matrimonios que están trabajando a buen ritmo en esta ciudad del departamento de Antioquia.

En Cali la Mater ha sido entronizada en tres iglesias

En 1990 empezó el Movimiento en esta hermosa ciudad del Valle del Cauca. La Mater ha sido entronizada en tres templos: en la parroquia de la Virgen Peregrina, en la parroquia de Cristo Salvador y en el Templo Votivo del Sagrado Corazón. En 2009 fue coronada la Virgen Peregrina como Reina de la Familia. Hay 300 imágenes peregrinas en Cali.

La parroquia de la Virgen Peregrina es especialmente hermosa. Allí los asistentes al Congreso rezaron el Santo Rosario Iluminado y participaron en una de las Eucaristías más lindas de todo el Congreso, presidida por el Padre Rodrigo Riascos y concelebrada por Monseñor Sidney Fones, el Padre Humberto Salgado y todos los sacerdotes presentes en el Congreso.

Schoenstatt – Bogotá: 2600 metros más cerca de las estrellas

María Consuelo Rodríguez, dirigente del Movimiento en Bogotá, hizo un buen recuento histórico. En 1988 llegó la imagen de la Virgen Peregrina a esta ciudad, la capital de Colombia. Guiados por los misioneros Gladys Cristancho, procedente de los Estados Unidos, y el matrimonio chileno conformado por Inge y Ricardo Erazo se formaron los primeros grupos de misioneros y de matrimonios alrededor de la  Campaña, apoyados por el Padre Arturo Uría, conocedor de Schoenstatt. Luego se formaron más grupos de matrimonios y señoras y también se difundió la Campaña en más parroquias.

Rosario Iluminado en Cali, parroquia "Virgen Peregrina"Se realizó el primer Congreso Nacional. Como fruto del Congreso se fortalecieron y crecieron los grupos de matrimonios, señoras y la Campaña. Hoy en el libro de Alianzas se registran más de cien alianzas con la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt.

En el año 2002 llegó la Hermana Eugenia María de Chile, y de Ecuador el Padre Humberto Salgado. Con ellos se realizaron encuentros y comenzó una formación con mayor profundidad, con dos retiros al año y talleres para cada rama.

Los primeros Congresos Nacionales se realizaron en Bogotá. En ellos se dieron las directrices, el trabajo por ramas, así como el material de formación para que ese «gran río caudaloso» avanzara en una misma dirección. Se vincularon nuevas parroquias y surgieron nuevos grupos de matrimonios.

El Padre Sidney Fones llegó a Bogotá como Secretario Adjunto del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM. El Padre Sidney encuentra el tiempo, junto a su exigente y comprometido trabajo, para acompañar a los grupos, dirigir talleres, predicar retiros y celebrar eucaristías, entre otras actividades.

En la Semana Santa de 2006, en Medellín, se realiza un gran campamento con jóvenes de varias ciudades y allí se funda oficialmente la Juventud Femenina de Schoenstatt en el nivel nacional.

Hoy hay un grupo de matrimonios jóvenes multinacional, pues hay ecuatorianas casadas con colombianos; colombianas casadas con chilenos. Todos ellos han aportado mucho al grupo de matrimonios jóvenes.

Hay grupos vinculados a seis parroquias en Bogotá: San Maximiliano María Kolbe,  Dei Verbum, El Señor de los Milagros, San Juan de Ávila, Villa Anita y Santa Ángela de Mérici, en el barrio El Cortijo.

El Santuario del Hogar erigido en varias residencias ayuda a la concentración de los grupos en distintos sectores.

La Casa de la Alianza

En el año 2008 nació la Casa de la Alianza como lugar de encuentro para todos los grupos. Fue la primera sede del Movimiento en Bogotá. Llegaron allí personas ilustres: el Nuncio Apostólico, Mons. Aldo Cavali, el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM, organizador de la Conferencia Episcopal Latinoamericana realizada en Aparecida, Brasil, y arzobispo de Santiago de Chile. Durante un buen tiempo se prestó especial cuidado a la parte organizativa del Movimiento, se redactaron los estatutos actuales y se nombró como representante legal a María Francisca Riaño, quien desempeñó el cargo durante ocho años.

La gran meta: un Santuario para Bogotá

El gran objetivo: construir el primer Santuario de Schoenstatt en Bogotá. Con este fin se han realizado distintas actividades para recaudar fondos: bingos familiares, peregrinaciones, rifas, campañas de ahorro individual, ventas, promociones… Se lanzó una gran campaña de alcancías, con la que se llegó a recoger 1.000 pesos diarios, así la gente se está comprometiendo en la conquista del Santuario.

Sobre todo se han realizado campañas de oración, a nivel nacional e internacional, encaminadas a reunir las condiciones necesarias para la construcción del futuro Santuario.

Lo más difícil no es conquistar corazones, sino que esos corazones se mantengan fieles y comprometidos con el Movimiento. Así se llegará a la meta de erigir el primer Santuario de Schoenstatt en Bogotá.

El Padre Humberto y la Hermana Eugenia María brindaron sus reflexiones

Dos muy buenas conferencias durante el Congreso fueron dictadas por los asesores. Hicieron reflexionar sobre el trabajo que se está realizando. Sus propuestas fueron después discutidas y profundizadas en tres talleres de trabajo:  cada ciudad participante en el Congreso tuvo la oportunidad de analizar su situación, intercambiar ideas sobre la mejor forma de crecer y cómo trabajar en la auto educación para formarse mejor en la espiritualidad de Schoenstatt, a través de la lectura de los libros del Fundador, el Padre José Kentenich. A él se le encomendaron de todo corazón los frutos de este noveno Congreso de Schoenstatt en Colombia.

Despedida de la Hermana Eugenia María

Al finalizar el Congreso y ya en Bogotá, se realizó una peregrinación a la capilla de la Santísima Virgen con la advocación de María Rosa Mística, como despedida a la Hermana Eugenia María. Esta capilla está en los alrededores de Bogotá, en la región campesina del municipio de Tenjo. Esta capillita fue construida por Luisa de Manosalva, su familia y todos los vecinos del sector. Luisa es misionera de la Campaña de la Virgen Peregrina desde 1997. Allí se celebró la Santa Misa y luego se compartió un momento de descanso con almuerzo campestre y música.

Los grupos de matrimonios, señoras, jóvenes y la Campaña de la Virgen Peregrina le expresaron su gratitud a la Hermana Eugenia María:

Gracias, querida Hermana, por tanto esfuerzo, por sus canciones, fruto de su genio artístico, por su alegría, por su fuerza renovadora en cada visita. Gracias, querida Hermana, que la Mater siempre la llene de bendiciones y de gracias y que algún día llegue a formar parte de la familia de los santos de Schoenstatt en el cielo.