Publicado el 2009-09-08 In Vida en alianza

Un Sí pronunciado con la Madre y Reina de Schoenstatt

La joven  Elva no teniendo más a su querido padre para acompañarla en el momento  tan feliz de su vida - su matrimonio - invita a la Reina y Madre de  Schoenstatt para acompañarla al altar y  pronunciar el Sí juntas. Hna. M. Onilce Cigognini (www.tabormta.org) En el año jubilar de los 60 años de su Coronación, la Reina de la Filialidad Heroica recibe todo el amor y gratitud que solamente Ella merece. Sus hijos e hijas la aman tan intensa y tiernamente que la escogen libremente para acompañarlos en todos los momentos de sus vidas, en las horas de dolor, pero, sobre todo en los momentos felices de sus vidas. De esta forma la Reina ejerce su poder en todos los sentidos, pues le entregamos en el símbolo de la corona y del cetro, nuestra propria vida, y son tantas, las personas que la toman como modelo de Hija, Madre y Esposa. Esto fue lo que vivenciamos en una celebración matrimonial.

Y nuevamente María y Jesús están en una fiesta de casamiento,La joven Elva no teniendo más a su querido padre para acompañarla en el momento tan feliz de su vida – su matrimonio – invita a la Reina y Madre de Schoenstatt para acompañarla al altar y pronunciar el Sí juntas. Un sí que será fortalecido con la protección y el amparo de la gran Reina del cielo y de la Tierra. Y en vez de la marcha nupcial, como es costumbre «su princesa» escoge una canción que emociona a todos: “Nuestra Señora” (Roberto Carlos) entonada por Romualdo (Mumu) que pertenece a la Liga de Familias de Schoenstatt. En este momento no hubo quien consiguiese controlar las lágrimas. Y al son de este canto la joven va al encuentro de su esposo, a quien se entrega para siempre por la alianza matrimonial. Y al son de este canto la joven va al encuentro de su esposo, a quien se entrega para siempre por la alianza matrimonial. Y nuevamente María y Jesús están en una fiesta de casamiento, como otrora estuvieran presentes en las bodas de Caná, y María dice a los sirvientes: “Hagan todo lo que Él les diga”. En esta celebración estas palabras se volvieron nuevamente realidad.

ElbaFelices son los que descubren y viven de este misterio, principalmente nuestras familias. Cómo sería diferente si desde el inicio de la constitución de un nuevo hogar Jesús y María fuesen los invitados especiales. Ciertamente tendríamos más familias a ejemplo de la Familia de Nazareth.

Al finalizar la celebración matrimonial la nueva pareja, Bruno y Elva, consagraron sus vidas a Aquella que los podrá ayudar en todas las situaciones. La oración de consagración fue cantada por todos con voz vibrante. Realmente donde está María la tierra se vuelve un pedazo de cielo. En su invitación de casamiento estaba una frase muy profunda y significativa que nuestro Padre y Fundador, el P. José Kentenich, dijo en una de las reuniones de “Los lunes al anochecer…» “El esposo, la esposa que tengo en frente no son apenas carne y sangre. Las personas que tengo delante de mí son de cierto modo parte de Dios.” (J.K.)

Esta pareja se está preparando para la Alianza de Amor e ingresar a la Liga de Familias de Schoenstatt

Fuente: www.tabormta.org

Traducción: Kikito Vazquez, Asunción, Paraguay

5 Responses

  1. jorgelina dice:

    Que bello!!! es muy lindo ver personas que se entregan al matrimonio como la verdadera vocacion que es!! un reflejo de Maria y José! Los super felicito .

  2. Mariuxi dice:

    Imposible no emocionarse con este relato… hay que compartirlo! Gracias por este regalo!

  3. Fam. Infante Martínez dice:

    ¡Qué hermoso testimonio de amor! Que Ella cuide del Santuario de la Vida y del Amor que es su Matrimonio y les ayude a ser ya desde ahora un fiel reflejo de la Sagrada Familia de Nazaret. Bendiciones desde México.

  4. Claudia dice:

    ¿En qué país ocurrió este maravilloso relato?

    repuesta: en Brasil, en Salvador

  5. Martha de Liotti dice:

    Parece extraído de un viejo cuento de hadas!Tan mágico !Con un poder de convicción que conmueve.Con la libertad de los hijos de Dios,esta parejita de novios ,seguramente han roto todas las fórmulas convencionales,para volar mucho más alto!El Señor y su Madre,los colmará de bendiciones .Un enorme abrazo y mil gracias por el ejemplo.
    Martha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.