Publicado el 2009-09-07 In Vida en alianza

No fue una fiesta más al paso de los años…

Hace ya tres años que los feligreses de Mont Sion comenzaron a prepararse para esta fecha...BURUNDI, P. Deogratias. Ya pasaron tres semanas desde la coronación de la Madre tres veces admirable de Schoenstatt como Reina de la Paz y de la Reconciliación, en el Santuario de Bujumbura, Burundi. El sábado 15 de agosto de 2009 una multitud de personas inundaron el Santuario de Mont Sion para la fiesta de la coronación de la Santísima Virgen como Reina de la Paz y de la Reconciliación. No fue una fiesta más al paso de los años…

Una multitud de peregrinosHace ya tres años que los feligreses de Mont Sion comenzaron a prepararse para esta fecha, tres años en que muchas plegarias se elevaron al cielo en favor de la paz y la reconciliación. Incluso feligreses de países vecinos se incorporaron desde un principio a estas plegarias, de allí que en este día inolvidable – este sábado que no fue como un sábado más y que quedará sin duda en los anales de la historia de Mont Sion – mucha gente de los países vecinos ha respondido en forma masiva.

Esta fiesta también ha quedado marcada por algunas características particulares:

Recibe la corona...RECarácter internacional

La fiesta de la coronación fue testigo de la participación de muchas naciones, entre las cuales destacamos países vecinos como el Congo, Ruanda, Tanzania y otros países como Suiza, España y Alemania. Muchas otras personas pudieron seguir la liturgia por Internet a través de Schoenstatt-TV.

Dimensión política

En el ámbito político, el gobierno de Burundi estuvo representado en su más alto nivel. El vicepresidente primero, a cuyo lado estaba el presidente de la asamblea nacional, pronunció un discurso en nombre del gobierno que alegró a muchos. Sin olvidar de señalar la presencia de dos ex presidentes de la República de Burundi.

Parece un milagro...Señalemos incluso un hecho que no pasó inadvertido a los ojos de todo el mundo: la participación activa del ejército y de la policía nacional de Burundi. Varios creen que la Virgen realmente obró un milagro, más aún cuando este cuerpo del ejército, que ha hecho una peregrinación de paz, es el mismo que hace poco se encontraba dividido en ejército regular y los rebeldes, que se mataban mutuamente. No fue sino hace poco que el último movimiento rebelde en Burundi aceptó deponer las armas.

Cantidad de personas

Imposible calcular la cantidad de personas que se hicieron presentes en esta fiesta. Por primera vez en una fiesta de este tipo se vio que todo Mont Sion estuvo ocupado desde el estacionamiento hasta la casa de Cáritas, lo que significa que casi todo Mont Sion estuvo repleto de gente. Algunos estiman, con toda razón, que la concurrencia a esta fiesta fue de más de 30.000 personas,

Una maravilla del cielo

Concedenos la paz...Lo que bien empieza, bien acaba. La fiesta de la coronación también estuvo marcada por momentos de aclamación de la multitud que en la fe percibió signos de la providencia. Una lloviznita justo después de la homilía del Obispo fue recibida con aclamaciones populares como una bendición de Dios. El cielo incluso manifestó algunos signos que fueron aclamados por el gentío durante por lo menos 20 minutos. Se trataba del sol que, aparentemente, como ocurrió en Fátima, cambió de color, se volvió claro y blanco como una Hostia y ¡hasta parecía desplazarse! Sin ninguna duda, ¡Dios oyó nuestra plegaria, y María aceptó la corona que le era ofrecida!

No podría terminar sin agradecer a todas las personas que colaboraron para que esta fiesta fuese exitosa. Que se derramen especialmente sobre ellas las gracias de María Reina.

Traducción: Cecilia Mata, Buenos Aires, Argentina

Más fotos, testimonios e impresiones en el blog del P. Claudio Jeria: Estrella Misionera

1 Responses

  1. Cecilia Cabral Nolf dice:

    ¡Madre, salúdame también tú a la Familia
    de Burundi. Felicitamos, a María Reina
    de la Paz y de la Reconciliación de los
    pueblos de Africa mía, hoy le celebramos
    el Cumpleaños de Nuestra Madre María,
    Reina de la Paz y fuente de vuestra Alegría.-
    Desde el Santuario de Viña del Mar- Chile.-
    Saludos al Padre Claudio Jeria, y Pater
    Paul Ziggs.
    Cecilia.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.