Trinidad Etiqueta

patata
ENCUENTRO CON EL PADRE KENTENICH, P. José María García Sepúlveda • “¿Dónde está mi patata?”, una pregunta un tanto sorprendente, viniendo del P. José Kentenich, fundador de Schoenstatt, al ver una foto de los seminaristas de los Padres de Schoenstatt. “Mi patata” era el apodo que el P. Kentenich le daba a uno de ellos. La anécdota me la contó hace poco el hoy escultor Juan Fernández, y al que el P. Kentench se refería como “su patata”.— Un apodo o símbolo en verdad, que comparte con alegría profunda enLeer más
Maria Fischer • Los pequeños ramos de flores sobre los bancos en el Santuario Original son todavía los mismos de la boda que tuvo lugar allí la tarde del 10 de junio, sin embargo éstos encajan perfectamente en esta sencilla pero hermosa santa misa en la víspera de la fiesta de la Santísima Trinidad, celebración que ha congregado a una “colorida” familia en y frente al santuario para celebrar a Dios Trino, “este Dios que nos brinda normas para el trato entre nosotros y  nuestra manera de actuar también hoyLeer más
PARAGUAY, por Julia González Mareco • La historia comienza así, en la diócesis de Encarnación, departamento de Itapúa, Paraguay, de la mano de la Mater, y se inicia con Luciana Ester Valenzuela de Roman, primera misionera en esta familia de gran filialidad heroica. Luciana lleva la Peregrina a la casa de Dionisia, su hermana, y le pide que le rece, que le pida por su familia, por todo, por sus hijas, que Ella le concederá. Dionisia en ese momento no sabía rezar el Rosario, pero con el tiempo la MaterLeer más
URUGUAY, por Fernando Olmedo, vía Schoenstatt.org.uy • A veces el encuentro con Jesús está a “un mar de distancia”, mar de distancia en las preocupaciones o rutinas del día a día, de la hostilidad y desierto del mundo, del dolor y la melancolía de lo pasado, que nos cuesta dejar ir, de la frustración de este o aquel proyecto que no sale. Y es que, a veces, es necesario un salto o paso audaz, como el que se animó a dar Pedro para salir al encuentro de ese Dios hechoLeer más
«Estamos llamados a vivir, pero no los unos sin los otros, por arriba o contra los demás, sino los unos con los otros, por los otros y en los otros«, subrayó el Papa durante su catequesis, en una mañana soleada, desde su balcón en el Palacio Apostólico, en el Domingo de la Santisima Trinidad. Son las mismas palabras con las que el Padre Kentenich definía el amor: uno en el otro, con el otro, para el otro. Texto completo «¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días! Y ¡Buen domingo! Hoy celebramosLeer más
PARAGUAY, por P. Oscar Iván Saldivar • Les confieso que durante mis primeros años de estudios teológicos, el estudio del misterio de la Santísima Trinidad ha sido un tema favorito para mí. No sólo por las implicancias intelectuales de dicho tema, o por el esfuerzo racional que ha hecho la Iglesia a través de los siglos para tratar de comprender algo de este Dios que es uno y que se revela como Padre, Hijo y Espíritu Santo; sino también, por las implicancias afectivas que tiene el misterio trinitario para nosotros losLeer más