Centro Educativo de Itauguá Etiqueta

PARAGUAY, Javier Vera Brizuela • “Estuve en la cárcel y me visitaste” Mt 25, 36. Hace cuatro años, un grupo de personas visita todos los sábados el Centro Educativo Itaugua (CEI – Ex Panchito López), lugar donde hay menores varones privados de su libertad, o sea, una Cárcel de Menores. Aunque sea una sola persona, se visita a los chicos y realizan una pastoral de acompañamiento, para que puedan ser reinsertados en la sociedad una vez que obtengan su libertad. Este año, las Misiones Universitarias Católicas (MUC), fundadas en elLeer más
PARAGUAY, www.fides.org y redacción • Un ejército de 1.300 misioneros de 18 a 33 años invadirá desde el martes Santo hasta la Pascua 13 localidades rurales de Paraguay y una prisión juvenil con el objetivo de anunciar las Buena Nueva a unos 20.000 jóvenes y adultos que tienen pocas posibilidades de escucharla. “La fe de los jóvenes misioneros es sólida y muchos de ellos terminan manteniendo su compromiso en la Iglesia a lo largo del tiempo”, observa a la Agencia Fides el P. Pedro Kühlcke, asesor eclesiástico de las MisionesLeer más
PARAGUAY, Ismelda Verónica Vázquez Gonzales y Agustín Saldívar Orrego • «Un domingo, Misa en Tupãrendá celebrada por el P. Pedro Kühlcke. Al finalizar la misa, el P. Pedro nos cuenta un poco sobre la Pastoral Penitenciaria del C.E.I. (Centro Educativo de Itauguá, cárcel de menores) e invita, como solo él sabe hacer, a participar. Yo sentí que el mensaje era para mí y que era una oportunidad para hacer un servicio, que podía ser, sobre todo, un gran apostolado, el cual me estaba costando encontrar. Llamé al Padre Kühlcke, y desdeLeer más
PARAGUAY, Ani Souberlich • “Una cosa es lo que merecemos por el mal que hicimos, y otra cosa distinta es el «respiro» de la esperanza, que no puede sofocarlo nada ni nadie. (…) Nuestro corazón siempre espera el bien; se lo debemos a la misericordia con la que Dios nos sale al encuentro sin abandonarnos jamás. (…) Todos somos pecadores y muchas veces, somos prisioneros sin darnos cuenta. Cuando permanecemos encerrados en los propios prejuicios, o somos esclavos de los ídolos de un falso bienestar, cuando nos movemos dentro de esquemas ideológicosLeer más