pesebre en el Santuario Original

Publicado el 2021-12-29 In Santuario Original

Navidad en el Santuario Original. Impresiones

SANTUARIO ORIGINAL, Pedro M. Dillinger (fotos) / Maria Fischer •

Compartimos unas fotos tomadas por Pedro M. Dillinger: El Santuario Original en la decoración navideña y el belén, meditando palabras del P. José Kentenich en la 1941: «Estas palabras nos son conocidas. Las escuchamos con gusto en los días de Navidad, las trabajamos con gusto: «Tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá …» (Mt 2,6). Lo que sucede con Belén es que mueve nuestro corazón inconscientemente hacia nuestro pequeño santuario: Tú, pequeño santuario, ahí abajo, en el valle, no eres, no, un lugar menor en el Reino de Dios, desde el que el Espíritu de Dios quiere irradiar para renovar el mundo en el Espíritu Santo». —

 

 

 

«Inconscientemente pensamos en el abundante capital de gracias que ha acumulado toda la familia para traerlo aquí y ponerlo en las manos de la Santísima Virgen, así lo creemos sencilla y humildemente. Recogemos bendiciones. Queremos salir de aquí  bendecidos, abundantemente bendecidos,  sobreabundantemente bendecidos, profundamente bendecidos. Traemos bendiciones y esperamos bendiciones.

Salimos al mundo llevando bendiciones.

¿Qué aspecto tiene esa bendición que llevamos? Aquí también debo distinguir una triple corriente. Para empezar está la bendición del ser cimentado en Dios.

Por segunda vez pregunto: ¿Qué tipo de bendición queremos llevar?  La bendición de la palabra encendida en Dios. Una palabra sencilla, cálida,  una palabra convincente, transportada por una brasa interior ¡Cuánta bendición se puede esparcir así!

Quizá no todos hemos soñado con que alguna vez pudiéramos disfrutar un tiempo como el que tenemos hoy ante nosotros y sin embargo hemos sido tan flexibles desde el comienzo que no nos resulta difícil un cambio. Queremos recoger bendiciones y llevarlas afuera.

Por fin la tercera corriente de bendiciones, la que todos queremos llevar afuera,  la bendición de una vida de acción cimentada y encendida en Dios.  Vamos a ponernos a ello, acciones del día a día, anunciar a Dios, anunciar a Cristo en la vida cotidiana».

P. José Kentenich, 09.03.1941

Santuario Original

Etiquetas: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.