Publicado el 12. octubre 2016 In Santuario Original

Un encuentro inesperado en el Santuario Original

Por Maria Fischer •

El P. Juan Pablo Catoggio, Superior General de los Padres de Schoenstatt y Presidente de la Presidencia Internacional de Schoenstatt, estuvo en el Santuario Original. Bueno, esto definitivamente no es noticia, no importa lo mucho que nos gustaría publicar más noticias del Santuario Original.

Tampoco, que no estuvo solo, sino acompañado por los miembros del Consejo Administrativo del Santuario Original y dos representantes de medios de comunicación convocados (schoenstatt.de, Schoenstatt-TV, página del Santuario Original, página de la Central de Peregrinos, schoenstatt.org), para hablar sobre lo que ya se hace y lo que, aún más y mejor, se puede hacer para llevar la vida del Santuario Original hacia la Familia mundial y la vida que de ella surge – sus oraciones, sus aportes al capital de gracias, sus proyectos, necesidades, anhelos – hacia él, tal como diría Joao Pozzobon, «para enriquecer el lugar de origen».

Ni siquiera es noticia que este grupo inició su reunión en el Santuario Original para implorar, como dijo el P. Juan Pablo, «la gracia del gran comunicador, el Espíritu Santo».

Vida pura y real del Santuario original

O sea, de nuevo: El P. Juan Pablo Catoggio estuvo en el Santuario Original, y al salir… ahora sí, lo que viene es noticia, pues es vida, vida pura y real de este lugar de gracias. Al salir, luego de la oración, el P. Juan Pablo se vio envuelto en la pastoral del Santuario Original. Dos mujeres paraguayas, de Asunción, le pidieron con un gesto sencillo, la bendición de unos rosarios e imágenes de la Mater que acabaron a comprar. Cuando él no sólo les bendijo los objetos, sino también a ellas mismas y sus familias, le preguntaron con asombro alegre: «¿Habla castellano?» «Por supuesto, soy argentino», contestó.

La representante de schoenstatt.org, ya al escuchar las primeras palabras, rápidamente  hizo surgir su instinto de comunicadora y sacaba una foto del encuentro frente de la puerta del Santuario. «¿Puedo publicarla?», les pregunta. Y al agregar: «¿Son de Asunción, es la primera vez que están en Schoenstatt…?», una de las dos la interrumpe: «Te conozco, soy de la Pastoral de Esperanza, estuve en tu charla para la Pastoral, fue la mejor, la mejor charla de mi vida, me hizo tan bien, verdad, ¿sos Maria Fischer?» – «Si…» Es resto es saludo paraguayo, un poco ruidoso, la promesa de volver a vernos en 2017, y unas palabras sobre la Pastoral de Esperanza…

Alguien del Consejo Administrativo toma una foto de los cuatro juntos, antes de que las dos peregrinas se vayan, felices, al Santuario Original.

161011-santuario-original-05El don de poder estar y los peregrinos espirituales

Esta simple anécdota resultó una inspiración fuerte para el intercambio que después continuó en la Casa Marienau, enfocándose en los peregrinos del Santuario. Muchos vienen físicamente y buscan el encuentro personal con la fuente de gracias para todos y el centro vivo de toda la gran familia de Schoenstatt, pero el 90% de los schoenstattianos son peregrinos espirituales, que nunca pueden estar físicamente en el Santuario Original y que tienen tantos anhelos de ver, tocar, sentirlo, de saberse cerca y recordados… Esto lo destacó el Padre Egon Zillekens al mencionar que él, cuando está a cargo de la bendición de noche, siempre le recuerda, a quienes están presentes, el don de poder estar allí y la tarea de representar a todos aquellos que no están ni podrán estar nunca en el Santuario Original.

Servicio profesional y apasionado a la Familia

Lo que se hace a través de los diversos medios de comunicación es servicio al Santuario Original, obviamente, pero es mucho más que eso; es servicio desinteresado, personal, profesional, cercano y apasionado a la Familia de Schoenstatt internacional. Con este compromiso renovado, schoenstatt.org salió de este encuentro para continuar con su misión.

 

161011-santuario-original-04Unas 500 cartas  a la Mater entregadas – «Llenamos las tinajas con nuestros dones…»

Etiquetas: , , , , , ,