Publicado el 2015-10-11 In Santuario Original

En torno a la mesa… de sorpresa y en alianza

Por Maria Fischer •

Existe, ciertamente, el don de vinculación y hay quien lo recibió en abundancia. Existe también el don de manejar bien las agendas y la organización y hay quien no lo recibió tanto, o sea, casi se quedó sin nada. Si estas dos condiciones se juntan en una misma persona, pasa lo que sucedió el viernes 2 de octubre en la oficina del Padre Egon M. Zillekens, en la Casa Marienau, a pocos metros del Santuario Original.

Sólo para hablar sobre temas de comunicación y la nueva página web de Marienau, había sido invitada una sola persona… pero en ella se daba a la perfección la combinación mencionada más arriba. Resultó entonces que se quedó en la mesa de la oficina con otro sacerdote diocesano de la Federación, dos colaboradores brasilero-alemanes de Schoenstatt.org, un joven de Paso Mayor, Argentina, que peregrinaba a Santiago de Compostela y el Padre Alexandre Awi de Melo, Director Nacional del Movimiento en Brasil, recién regresado de un mes de estudios de italiano en Roma y un encuentro personal con el Santo Padre Francisco…

DSC_0074

Alianza solidaria

Fue toda una mañana cargada de trabajo, entre otros temas, sobre la dificultad de proyectos comunes en Schoenstatt y la falta de comunicación, para llegar a acuerdos “de bien común”. Todo resultó en un alegre “simplemente hay que hacerlo con algunos y atraer a los demás por la actitud de servicio».

Simplemente hay que encontrarse en torno a una mesa y entender que el Espíritu Santo tiene maneras insólitas de trabajar a veces.

Llegaron Renata Dekker y Mechthild Jahn para entregarle un regalo que ya llevaban desde hace un año, pero también con el deseo de volver a ver, después de años, al Director del Movimiento de Brasil – sin saber que estaba en Schoenstatt justo este día. Vino Federico, un peregrino joven de Paso Mayor, para partir desde el Santuario Original hacia el Camino de Santiago… y llevarse acompañamiento en la oración. Vino un Padre Alexandre preocupado por la falta de interés y/o de dinero por parte de editoriales alemanas en publicar la versión en alemán de su libro «Ella es mi Mamá», escrito a raíz de una larga entrevista que mantuvo con el Papa Francisco sobre sus encuentros con la Stma. Virgen María. Estaba un P. Egon pensando en el futuro de la Casa Marienau. Estuvieron cuatro colaboradores de Schoenstatt.org buscando cómo vivir y difundir la Alianza Solidaria con el Papa Francisco, y, además, el Padre Alexandre desde hace tiempo quería saber de dónde era la foto de la peregrina en la mesita de luz del Santo Padre – tan semejante a una foto que él mismo había tomado en una de sus visitas – y que está en el libro con el texto de la audiencia jubilar del Movimiento de Schoenstatt (fue tomada por un sacerdote del Instituto, de Rosario, Argentina).

Escucharon… compartieron… rieron… se sintieron en casa… solidarios…

El Papa Francisco con «su» Virgen Peregrina

audiencia-jubilar04El Padre Alexandre habló de su reciente encuentro con el Santo Padre: Las Hermanas de María de Brasil le dieron una corona para pedirle al Santo Padre que coronara con ella la Peregrina que lo acompaña desde la Jornada Mundial de la Juventud en Río y tiene su lugar en su mesita de luz. Con algo de dolor de cabeza llevaba la corona -contaba sonriendo- pues sabe que, para Francisco, María es, antes que nada, Madre. «Sentí un poco de vergüenza con el pedido, pero al mismo tiempo era un compromiso con las Hermanas – pues ellas me entregaron la Peregrina para ser bendecida por el Papa y yo se la regalé.

El Padre Alexandre le dijo al Papa: “Todas las peregrinas de Brasil tienen corona, y las peregrinas ya vienen con los dos agujeros de perforación para colocarla». El Papa, muy relajado, dijo: «Veremos…», buscó la peregrina, encontró las perforaciones y le comentó: «¡Sí, tiene los agujeros; coronémosla entonces!». Tan sencillo… Agregó: «Si para ustedes es importante que sea Reina, que sea Reina también para mí».

Volvemos a alegrarnos de la manera sencilla del Papa Francisco, que dijo en la audiencia jubilar: «Hace un tiempo, un cura de Schoenstatt me regaló una imagen de la Madre. Y la tengo en mi mesita de luz. Y todas las mañanas, cuando me levanto, la toco y le rezo».

«Así es como yo renuevo cada día mi alianza solidaria con Francisco», comenta un participante del equipo de Schoenstatt.org. «Tengo su foto en mi Santuario Hogar, y cada mañana la toco y rezo por Francisco».

«Ahora tengo una respuesta a una pregunta jamás expresada hasta ahora», contesta otro…

Los ojos de Federico brillan cada vez más…

DSC_0075

Todos parten enriquecidos…

«Si se trata de un libro sobre la Virgen y sobre el Santo Padre, el proyecto no debe fracasar por falta de dinero», dice el P. Egon. Tiene una idea de cómo recaudarlo… y al fin de esa tarde de encuentro, el P. Alexandre se va con la decisión de comenzar con la traducción al alemán y, simplemente, seguir adelante con mucho ánimo.

Las dos brasileras se van contentas por un buen intercambio sobre el futuro Santuario de Schoenstatt en su ciudad, Florianópolis. El P. Egon, feliz también, sabiendo que, en caso de necesidad, cuenta con un departamento libre durante unos meses al año, muy cerca de Schoenstatt. Federico parte hacia su larga peregrinación a Compostela acompañado por las oraciones de personas de varios países, y con la experiencia de su Casa Marienau como lugar de encuentro de «todo Schoenstatt», a la sombra del Santuario Original.

DSC_0071

Etiquetas: , , , , ,

2 Responses

  1. Me encantó este articulo por lo que cuenta el padre Alexandre Awi de Melo sobre el Papa Francisco, una muestra más de lo sencillo y abierto que es a las situaciones que le proponen sus fieles.
    El padre Alexandre venció su inquietud de proponérselo y obtuvo una respuesta llena de vida, que esta actitud nos enseñe a salir de nosotros ante las dificultades y miedos, seamos valientes y propongamos nuestras inquietudes, nuestros proyectos. Hagamos lío.
    Desde Lima-Perú, queca espinoza

  2. Me gustó el relato: así hay que hacer lo que nos falta hacer.
    Me emocionó la foto del Beato ( futuro santo) Karl María Leisner junto al Señor y la Mater. Perdonen, pero es una ingratitud con Dios que nos lo regaló, que su imagen esté en poquísimos santuarios. Si viviéramos la Fé Práctica en la Divina Providencia como lo deseaba nuestro padre fundador para todos sus hijos de Schoenstatt, estaría en TODOS los santuarios .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *