Publicado el 2009-09-14 In Santuario Original

Necesitamos el espíritu de una sana y santa competitividad para asumir iniciativas apostólicas eficaces

Misa festiva de las Federaciones en Schoenstatt, 20 de agosto - 90 años de la Federación Apostólicamkf. Enviados: esto es lo que aún resuena – luego de pasadas más de dos semanas del 20 de agosto – en los más de 350 miembros de las Federaciones de Schoenstatt que, después de participar en el congreso, el acto festivo y la peregrinación, han regresado a sus países de origen y a sus campos del apostolado. Enviados y alentados a asumir un espíritu de apostolado dinámico, de libertad y de una comunidad federativa, de iniciativa y responsabilidad compartida, como lo expresó el P. Heinrich Walter en sus palabras de saludo y con su motivación: “Necesitamos el espíritu de una sana y santa competitividad para asumir iniciativas apostólicas eficaces”.

Mons. Robert Zollitsch durante la prédica  - Fotos: Fischer «Cinco años antes del Centenario de nuestra Familia de Schoenstatt, recordamos hoy los noventa años de la fundación de la Federación Apostólica en la Jornada de Hörde en 1919. Acertadamente es éste el motivo de nuestro encuentro. Me parece como si la Virgen, a través de esta conmemoración, nos quisiera ayudar a prepararnos para el gran jubileo que celebraremos dentro de cinco años» Así señaló Mons. Dr. Robert Zollitsch la línea hacia un horizonte más amplio, en la solemne Santa Misa celebrada en la Iglesia de la Adoración.

Después de los días intensos del Congreso, el encuentro internacional de las Federaciones culminó en un acto festivo en el aula de la Iglesia de la Adoración en Monte Schoenstatt, seguido por la Sta. Misa y el envío. A ello fueron invitados también los representantes del Movimiento de Schoenstatt. El Prof. Manfred Gerwing, de la Federación de Familias en Alemania, fue el moderador del acto festivo, acompañado por música clásica y meditación.

Una misión para el futuro

Acto festivo; Conferencia de  Perla PioveraLa Prof. Perla Piovera, de la Federación de mujeres en la Argentina, en su conferencia destacó, partiendo del Documento Conclusivo de la última Conferencia Episcopal Latinoamericana llevada a cabo en Aparecida, Brasil, con la demanda por la «presencia ética coherente»de personalidades cristianas en los nuevos areópagos del tiempo, como a los federados les «corresponda mostrar, desde la experiencia de nuestra Alianza de Amor con María, que Dios es Amor y quiere el bien y la felicidad de todos los hombres». Es la hora de la santidad de la vida diaria, que «sabe integrar en una sana síntesis, personalidad y mundo, conciencia moral y progreso humano, renuncia y recto uso y disfrute de las cosas que lo rodean». La verdad, – y no el relativismo – debe ser la línea directriz de la vida.

La relación de la persona y de la comunidad – la meta original de Schoenstatt en el ideal del hombre nuevo en la nueva comunidad, asumida en modo clásico por la forma de vínculos de la Federación – es hoy tan actual como rara:»Libertad es la de quien vive con los demás sin estarle sometido. Del que ama y se deja amar sin ser dominado». Simultáneamente la época clama por personas que tienen cabida, como apóstoles, en las cambiantes relaciones, convencen a través de la vida, pues: «Las nuevas generaciones esperan en su corazón esta propuesta de verdad y felicidad para poder encauzar sus vidas hacia un destino que no desengañe y por el que valga la pena jugarse y entregarse».

El tiempo actual para nosotros es nuestro tiempo preciso

MeditaciónMirando retrospectivamente al cuadragésimo aniversario de la Jornada de Hörde, Perla Piovera cerró su conferencia con una cita del P. Ernst:

«¿Por qué precisamente (la Federación) tuvo un buen resultado? ¿Por qué sucedió algo después de Hörde? ¿Por qué brotó una semilla? Visto humanamente, no podía esperarse mucho, teniendo en cuenta los hombres inexpertos que participaron de la Jornada y que hicieron del programa de Hörde el plan de su vida.La respuesta sería, (que) se unieron cuatro factores, dando un buen resultado:

  • ­ El tiempo preciso
  • ­El mensaje preciso
  • ­El hombre preciso, como Fundador y Profeta
  • ­ La gracia precisa».

Continuó diciendo Perla Piovera: «hoy podemos decir exactamente lo mismo. El tiempo actual con sus desafíos y posibilidades, con sus exigencias y necesidades es un nuevo «Kairós», para nosotros es nuestro tiempo preciso. Poseemos el mensaje preciso universal de la Alianza de Amor con la Madre Tres veces Admirable tal como se acaba de concluir en la Conferencia internacional hacia el 2014. El hombre preciso, nuestro Padre y Profeta, que nos bendice y ayuda desde el cielo, y la gracia precisa, que emana del cosmos de Santuarios que como tesoro real poseemos como Familia de Schoenstatt. Sólo nos queda, por lo tanto, lanzarnos hacia el futuro nuevamente «alegres en la esperanza y seguros de la victoria hacia los tiempos más nuevos». No olvidemos que nuestro Padre, tu Padre, mi Padre fue un profeta».

Padre Heinrich Walter - saludoY permanece la atenta expectativa de la sana y santa competitividad para asumir iniciativas apostólicas eficaces, a la cual el P. Heinrich Walter convocó en sus programáticas palabras de saludo, que finalizan con el deseo «Que las Federaciones sean talleres en los cuales las figuras creativas y fuertes del tiempo, se unan y se formen como apóstoles para este tiempo. Schoenstatt agradece a las federaciones. Schoenstatt necesita federaciones fuertes para el camino hacia el futuro».»

María parte de nuevo, también hoy, y nos lleva consigo

El acto festivo concluyó en la Eucaristía – con clásico acompañamiento musical – en varios idiomas, cuyo celebrante principal, el presidente de la conferencia episcopal alemana, Mons. Dr. Robert Zollitsch, en su homilía convocó a remar mar adentro: „Misa festiva 20 de agosto«Si interpreto bien el desafío de esta hora, me parece que ante la Federación no sólo se presenta un nuevo desafío y un nuevo futuro. Todos vemos el desafío de una nueva apertura y marcha hacia nuestra Iglesia. Y esta puesta en marcha exige una nueva siembra, una nueva misión en la propia tierra, ser activamente apostólicos de una nueva manera; exige nuevas iniciativas paulinas. Con alegría y agradecimiento observo justamente cómo crece la Federación de Familias. La familia, «fundamento y corona», apunta al futuro. De la misma manera lo hace la Virgen. La creciente corriente de la «Virgen Peregrina» nos muestra que la Virgen, la Madre de la «puesta en marcha» y la Reina de los Apóstoles, también hoy se pone en marcha y nos lleva consigo. Si la Federación, si nuestras Federaciones, según la concepción del Fundador en referencia al compromiso apostólico, son propiamente en nuestra Familia los dirigentes y comunidades de dirigentes decisivas, entonces ahora se presenta precisamente el desafío específico de la Federación. Por eso: ¡Pongámonos nuevamente en marcha!»

De ustedes depende la existencia, la extensión y el florecimiento de nuestra Federación

rostros de la federaciónCada Federación formuló sus pedidos de acuerdo a su misión especial, dando una visión de lo que la mueve actualmente. Después del movido canto final «Caminando en la Alianza» (cuyo autor es el P. Esteban Uriburu), siguió la ceremonia del envío, que «nos hace mirar nuestra historia con agradecimiento y atrevernos a ponernos en marcha, llenos de confianza, hacia un nuevo futuro», «la hora de una nueva decisión, clara y consecuente». Esto culminó en la renovación de la Alianza de Amor y un momento silencioso y profundo ante la tumba del Padre Kentenich, en el que cada Federación leyó palabras de fundación y envío del Padre Kentenich dirigidas a cada una de ellas, y se pusieron nuevamente a su disposición como federados. «Padre, nuestra mano en tu mano… tu herencia, nuestra misión».

En la tumba del Padre  KentenichLa herencia de Hörde, la herencia de aquel que no estuvo presente en la fundación de la Federación y quien entregó a los jóvenes toda la responsabilidad para la naciente Obra de Schoenstatt: «Ahora toda la Obra les pertenece y así debe permanecer… De ustedes depende la existencia, la extensión y el florecimiento de nuestra Federación».

Álbum de fotos

Saludo del P. Heinrich Walter

Conferencia de la Prof. Perla Piovera

Homilía de Mons. Dr. Robert Zollitsch

{cms_selflink page=»biblioteca-de-documentos» text=»Todos los documentos disponibles del Congreso de la Federación«}

Traducción: aat, Argentina

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.