Publicado el 2009-09-16 In Santuario Original

El Padre Kentenich, un reflejo de Cristo – La familia de Schoenstatt recuerda un nuevo aniversario del fallecimiento de su Fundador

15 de septiembre, Santa Misa en la Iglesia de la Adoraciónmkf. La mañana del 15 de septiembre, desde aquel 15 de septiembre de 1968, en Schoenstatt tiene algo especial: una cierta mística con la alfombra de flores blancas – azucenas y claveles – reemplazando la alfombra roja que habitualmente marca el lugar donde hace hoy 41 años falleció el Padre José Kentenich después de celebrar la Santa Misa, con toda la Familia de Schoenstatt congregada en una Santa Misa a la hora de su fallecimiento en el lugar donde el Padre celebró su última Misa, y acompañados por los recuerdos de ese día en que el Padre Kentenich culminó su vida terrenal para seguir guiando y acompañando a su Familia y a cada hijo de una nueva manera.

Santa Misa, 15 de septiembre - Fotos: FischerEn el transcurso de los años el tono fundamental de este día ha mudado del dolor a la alegría, del sentimiento de ausencia física del Padre a la certeza de encontrarlo vivo en su Familia, en cada uno de sus hijos e hijas espirituales. Lo que no cambió es el anhelo de todos de estar presentes en esta Misa a la madrugada, reunidos como Familia en torno a él. Fue así también este 15 de septiembre de 2009, que se destacó por la presencia de Padres de Schoenstatt de todo el mundo reunidos en su Congreso de superiores.

Estos momentos preciosos en que uno no se siente visitante sino invitado a la casa de la Familia de Schoenstatt

Peregrinos de ArgentinaEntre los participantes se encontraba un gran grupo de peregrinos de Argentina, acompañados por el Padre Guillermo Carmona. «Lo más lindo fue cuando el Padre Heinrich Walter, como celebrante principal, nos saludó al comienzo de la Misa como grupo y en castellano», comentó Inés Erice de Podestá, de Mendoza, jefa territorial de la Federación de Madres en Argentina. «Son estos momentos preciosos en que uno no se siente visitante sino invitado a la casa de la Familia de Schoenstatt, bienvenido allí». Están presentes también jóvenes de la Juventud Femenina de varios países latinoamericanos que pasan un tiempo en Schoenstatt, y para alegría de muchos, las 16 postulantes de las Hermanas de María – de Alemania y otros países como Kenia, México, Hungría y República Checa – al igual que el matrimonio Beebe, de Inglaterra, celebrando sus bodas de oro…

Quien le ve, ve al Padre

Celebrando el retorno a la casa paterna del Padre Kentenich al inicio del Año Sacerdotal y en preparación al jubileo del centenario de su ordenación sacerdotal, el El P. Hans Schnocks durante la prédicaadre Hans Schnocks, rector de Monte Moriah, invitó a todos en su prédica a contemplar al Padre Kentenich como sacerdote, «al sacerdote, que actúa en persona de Cristo y que no está sólo para administrar sacramentos y el anuncio del evangelio, sino que su vida plena tiene que ser sacerdotal, todo su ser representa a Cristo. Así como el Giotto pintó en la basílica de Asís la vida de San Francisco en paralelo a la vida de Jesús, nosotros también podemos contemplar semejanzas destacadas, como el hablar con autoridad interior, o el momento de tensión que a todos los que están vinculados y entregados a muchas personas a menudo tanto les cuesta: «Las multitudes seguían a Jesús para escucharlo, al mismo tiempo que El se hace más cercano a cada hombre. A nuestro Padre y Fundador también llegaron multitudes y sin embargo él era todo oídos, todo él se dirigía a la persona, como si sólo ella existiera en el mundo. ¿A cuántos condujo y animó a descubrir su propia vocación y los alentó a seguir la voluntad del Padre?».

En la Misa, 15 de septiembreLo que más fácilmente nos llega en la semejanza con Jesús es el vínculo íntimo con el Padre. «Jesús no sólo está unido al Padre: nos anuncia al Padre, el Padre está en él. Quien le ve, ve al Padre. Esto nos parece particularmente fácil, experimentar al Padre en nuestro fundador: Él ha anunciado siempre al Padre Dios, al misericordioso y amoroso Padre Dios; él mismo asumió en su vida esa imagen. Por ello suena la palabra «padre» para nuestro fundador como una experiencia de paternidad». «Fue una prédica sencilla», comenta Ana Capezio, que pudo seguirla gracias a la traducción repartida a los que no hablan alemán. «Me llegó la corazón».

Como cada 15 de mes se rezó por todos los que enviaron sus pedidos al Padre Kentenich. El coro de las Hermanas de María animó la Misa con canciones, órgano y flauta traversa, imprimiéndole a la misma un toque muy solemne.

Cargados de bolsos, cartas, fotos, imágenes, estampitas, rosarios, cruces…

Oración por la canonización del PadreAl cabo de la Misa todos los sacerdotes se dirigieron a la tumba del Padre, donde, formando un semicírculo, rezaron por su canonización. Fue hermoso ver llegar después a todos los participantes para un momento de encuentro personal con el Padre, en último lugar los peregrinos de Argentina, literalmente cargados de bolsos, cartas, fotos, imágenes, estampitas, rosarios, cruces: regalos para el Padre, cartas dirigidas a él, fotos de familiares para dejar en su tumba, y el resto de las cosas para ser «cargadas» con las gracias de este lugar y día tan especial…

En la tumba del PadreEntretanto, resonaba en muchos el testimonio del Padre Alberto Eronti publicado ayer en schoenstatt.de sobre la gracia del 15 de septiembre de 1968: «… ya no había que pedir audiencia para verlo y hablar con él; ahora era mío, intensamente mío y sin barreras. Era totalmente mío y totalmente de cada uno de sus hijos e hijas. Ahora ya no tendría barreras para acompañar a cada uno, para guiar y proteger, bendecir y enviar a la Familia, ya era totalmente de todos y cada uno. Ahora había que encontrarlo en el santuario del corazón y aprender a estar con él y escucharlo de una manera nueva…».

 

Texto de la prédica (pdf)

Álbum de fotos

Video de la Misa (prédica, en alemán)

 

Video de la oración en la tumba del Padre

2 Responses

  1. elizabeth de camps dice:

    El Padre Kentenich, fue y seguira siendo un verdadero padre.
    el me guia con la mater hacia cristo.
    gracias por regalarme la oportunidad de participar junto a ustedes de ese gran momento de conmemoracion de ese 41 aniversario.

  2. paty flores de guadalajara mexico dice:

    ver la tumba y el tapete deflores me recordaron que el pjk recibe mis llamadas sin importar distancia y hora, lleno mi corazon de tanto amor, el me abrio sus manos para juntarlas con las mias sabiendo que esta junto a la mater pidiendole a dios por mi de verdad muchas gracias por estas fotos, en estos momentos era lo que necesitaba de verdad el padre cuida a sus hijos dandoles lo que necesitan .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.