Ulli Grauert

Publicado el 2021-11-09 In Laudato Si, Voces del tiempo

Cuidado del clima y más allá: Esto es cultura de alianza

CUMBRE CLIMÁTICA MUNDIAL, Ulrich Grauert / María Fischer •

La empresa suiza Interholco AG ha organizado el martes 9 de noviembre de 2021 un evento colateral en Glasgow durante la Cumbre Climática Mundial con la intención de demostrar la sinergia entre el Estado congolés y el sector privado (FSC-industria maderera certificada) que busca mantener de manera efectiva un área de bosque cuyos habitantes y biodiversidad son sensibles al cambio climático. El director general de Interholco, Ulrich Grauert, que también es miembro de Schoenstatt y fundador de la IKAF (siglas en alemán de Academia Internacional Kentenijiana para Directivos), comparte su presentación con los lectores de schoenstatt.org. —

En el contexto de la Cumbre Climática Mundial – y tomando en cuenta a Laudato Si’ y la cultura de alianza – el señor Grauert mostró un modelo probado de gestión que produce responsablemente productos de madera para el mercado local e internacional. Algunos beneficios adicionales son empleo igualitario; combate a la pobreza; acceso a servicios esenciales de calidad, como cuidado sanitario, agua potable, vivienda, electricidad y escuelas, para los miles de empleados y sus familias en una de las áreas más aisladas del Congo; así como absorción de bióxido de carbono, protección a la biodiversidad y mitigación del cambio climático a una escala global.

Climate

Interholco: madera producida responsablemente en la República del Congo – cuidando el clima y más allá

Sus excelencias, damas y caballeros, no solo los que están en esta sala, sino también los que nos acompañan en línea:

La pandemia de COVID-19 nos ha mostrado los efectos devastadores que puede tener un fenómeno global, que trasciende fronteras. El cambio climático y la pérdida de biodiversidad, sin embargo, no son diferentes y plantean de hecho una amenaza existencial incluso mayor para la gente de este planeta.

En Interholco estamos conscientes de esta situación y asumimos nuestra parte de responsabilidad. Somos silvicultores de corazón y estamos trabajando en bosques tropicales naturales en la cuenca del Congo, en África.

Nos gustaría compartir algunas reflexiones sobre el trabajo que hacemos día a día.

Interholco es un productor y proveedor líder de madera proveniente de África. Las oficinas centrales están en Suiza y la planta de producción se localiza en el norte de la República del Congo Brazzaville.

Nos encargamos de toda la cadena de valor, desde las operaciones selectivas de cosecha forestal hasta la entrega final a nuestros clientes en 40 países en todo el mundo, incluyendo una división de procesamiento de madera que tiene varias unidades de producción.

Toda nuestra producción propia esta certificada 100% por el FSC (Forest Stewardship Council, Consejo de Administración Forestal) y gestionamos una superficie de 1.16 millones de hectáreas. Es la mayor concesión forestal tropical certificada de manera individual en el mundo.

En Interholco, creemos que el mundo necesita de bosques saludables y explotados de forma sana y sustentable.

Esto es importante para nuestros cerca de mil empleados, ya que significa oportunidades de empleo, cuidado de la salud para ellos y sus familias, así como la posibilidad de adquirir habilidades y desarrollar talentos.

Tener bosques sanos es también importante para la región en la que trabajamos y vivimos. El desarrollo local para aproximadamente 16,000 personas o más depende de esta área forestal y considera infraestructura, cuidado sanitario a través de nuestro hospital local, agua potable y disponibilidad de escuelas.

Para las personas originarias del área, un bosque sano significa tener la capacidad de continuar usando los árboles para propósitos medicinales. Los bosques necesarios para mantener el modo de vida y la identidad permanecen intactos, de forma que las personas pueden continuar ejerciendo sus derechos tradicionales, incluyendo la cacería.

Con un sólido grupo de guardabosques y en alianza con el gobierno y diversas organizaciones no-gubernamentales (NGO), hemos implementado severas medidas para evitar la cacería furtiva y salvaguardar a gorilas, elefantes y muchas otras especies de vida silvestre. Existen estudios científicos que prueban la eficacia de estas medidas.

From left to right: Mr. Georges Boundzanga, Dr. Christian Ruck, Dr. Oscar Crohn, Mr. Olman Serrano, H.E. Minister Rosalie Matondo, H.E. Minister Ndongo, Mr. Ulrich Grauert

De izquierda a derecha: Sr. Georges Boundzanga, Dr. Christian Ruck, Dr. Oscar Crohn, Sr. Olman Serrano, S.E. la ministra Rosalie Matondo, S.E. el ministro Ndongo, Sr. Ulrich Grauert

Pero también tenemos un “segundo bosque”

Este bosque se encuentra en las áreas urbanas y en comunidades en todo el mundo. La madera que producimos es “nuestro segundo bosque”.

Está en las casas, en la construcción, pisos, marcos de ventanas, mobiliario, terrazas, puentes y muchos otros lugares. También sirven como sumidero de carbono.

La madera es uno de los mejores materiales que podemos imaginar. Es orgánico y completamente biodegradable. Muestra una fortaleza inherente para necesidades estáticas en la construcción y es resistente al fuego, lo que es muy importante en la industria de la construcción.

La madera es uno de los pocos materiales de construcción en los que se puede probar que vienen de fuentes renovables. Eso le da mucha ventaja sobre el concreto o el acero.

Además, la madera es sencillamente hermosa. Es agradable al tacto y siempre nos mantiene en una atmósfera agradable, ya sea en el bosque o en nuestras casas.

Así que, ¿cómo lo hacemos?

Lo hacemos posible a través de una buena gobernanza y la certificación juega un papel crucial en ese proceso. La certificación (FSC o PEFC) existe por una comunidad global que, en colaboración, le da forma a los criterios que permiten auditorías independientes para verificar que los bosques estén bien protegidos. La funcionalidad ecológica para el agua, el clima y la biodiversidad se preservan. Al hacer esto, contribuimos a los Objetivos de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

Nuestras acciones e intenciones son por completo “actuar juntos”. Necesitamos una alianza, una cultura de alianza, y necesitamos también hacer las cosas juntos, porque son demasiado complejas y las actividades de un solo sector no pueden darnos las soluciones que se necesitan urgentemente.

En este momento quisiera también expresar mi más profunda gratitud a nuestros empleados y a los esfuerzos que hacen, especialmente en estos tiempos tan difíciles del COVID. ¡Están haciendo un trabajo magnifico!

Necesitamos esta alianza también entre el sector privado y los gobiernos, así como entre el sector privado y los inversionistas, con los consumidores – que finalmente deciden qué comprar -, con las instituciones financieras de desarrollo, organizaciones no-gubernamentales (ONG), instituciones científicas, comunidades locales y, por supuesto, con clientes y proveedores. Necesitamos de toda la industria y del sector privado jalando en la misma dirección.

El sector privado puede reducir dramáticamente los plazos cuando todos acuerdan la dirección que tomarán. Es necesaria una interacción mucho más directa con el sector privado. También necesitamos facilitar la alineación de los flujos financieros con las metas internacionales.

Las inversiones del sector privado necesitan estar alineadas con estrategias industriales que ayuden a financiar los esfuerzos de transición.  No tengo ninguna duda de que el sector privado está listo para jugar su parte y encontrar un camino para avanzar. Necesitamos encontrar maneras prácticas de vencer las diferencias y facilitar un incremento en el financiamiento y la inversión.

El reconocimiento creciente del rol que los bosques de África juegan en la regulación del clima se está traduciendo en acciones que pueden traer beneficios económicos muy necesarios para las comunidades a las que pertenecen esos bosques.

Como una consecuencia de nuestros esfuerzos conjuntos, Interholco sacará al mercado en 2022 un paquete de créditos de compensación de carbono. Este financiamiento climático fluirá de regreso a todos los involucrados, entre ellos las comunidades locales y los pueblos originarios.

El crecimiento económico de las inversiones del sector privado en los bosques tropicales se traduce localmente en fondos para comunidades, impuestos para el gobierno y apoyo a la infraestructura clave. Las necesidades de los empleados y sus comunidades alimentan un mercado regional y subregional de alimentos, servicios, transporte y otros suministros. Esos mercados regionales necesitan urgentemente desarrollo.

La madera certificada de África empodera a los consumidores e inversionistas para crear en conjunto el cambio tan necesario.

La madera de los bosques certificados de África es parte de la solución y está bien posicionada para enfrentar este reto.

La madera tiene un futuro porque el futuro no puede existir sin madera.

¡Gracias!


Grabación en video

 

Comunicado de Prensa (en inglés)

Crédito fotográfico: Comunicado de prensa de Interholco

Original: inglés, 9.11.2021. Traducción: Eduardo Shelley, Monterrey, México

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.