Publicado el 2020-10-10 In Vida en alianza, Voces del tiempo

Una criatura de 0,12 micrómetros, las voces del tiempo y el 18 de octubre en Tupãrenda

PARAGUAY, Maria Fischer con Horacio Chávez y P. Óscar I. Saldivar •

Tanta anticipación, tantos planes, tantos encuentros anhelados, tantas gracias esperadas. Y aparece una criatura de apenas 0,12 micrómetros, invisible para los ojos, y quita la vida a más de un millón de personas – padres, madres, hijos, amigos, colegas, vecinos – en el mundo, arruina la economía de naciones, los puestos de trabajo y las fuentes de ingresos de millones, y nos impide celebrar el 18 de octubre tal como lo hicimos siempre, tal como lo hicieron, en Tupãrenda, año a año, unos 50.000 o 60.000 peregrinos de todo Paraguay. ¿Y ahora qué? ¿Llorar? “Las voces del tiempo”, comenta alguien. “¿Sabemos escuchar y contestar?”. El rector del santuario nacional de Tupãrenda y el gran equipo de la pastoral y comunicación hace rato que no solo se resignaron a su destino de no poder celebrar el “fenómeno de Tupãrenda” como cada año, sino que crearon una nueva forma de celebrar el 18 de octubre, el día de la alianza, el día de la Virgen de Schoenstatt. —

 

Coronavirus

 

“Trabajamos desde hace semanas para llegar a los medios de comunicación, la radio, la televisión, la prensa, incluso tenemos anuncios en ‘Última Hora’, para difundir materiales para la gente que normalmente peregrina a Tupãrenda. Pedimos que se cuiden a sí mismos y a otros, que no se aglomeren ni intenten ir, si o si, a Tupãrenda – salvo las 50 personas que se permiten, previa inscripción, en las misas de la novena, y las cuatro misas que se celebrarán en 18 de octubre -, y que celebren la visita de la Mater en sus hogares”, comenta Horacio Chávez. Las misas de la novena se transmiten en vivo vía la página de Facebook de Tupãrenda y las misas del 18 de octubre se podrán ver vía Radio María Paraguay y canal C9N Paraguay (http://www.c9n.com.py/envivo).

 

Entrevista al P. Óscar Saldivar, 9 de octubre de 2020

Entrevista al P. Óscar Saldivar, 9 de octubre de 2020

Un rincón de alianza en el hogar

La idea que guía a todos es que este año honramos a la Madre de Tupãrenda armando un rincón de alianza en casa. “Asimismo, queremos este 18 de octubre del 2020 renovar la coronación de la Mater como Reina de la Salud. Espero que este material permita a muchos hermanos y hermanas el peregrinar espiritual y virtualmente a Tupãrenda, así como prepararse para recibir la visita de María en sus hogares y corazones”, escribe el P. Óscar Saldivar.

“Les invito a preparar la celebración en sus hogares. Este año queremos, con María, Reina de la Salud, cuidar la vida y la familia. Por ello, permaneceremos en nuestras casas y prepararemos un Rincón de Alianza para vivir el 18 en casa.

Qué significa cuidar la vida hoy, en tiempo de pandemia

Con María, Reina de la salud, cuidamos la vida y la familia: “Más que un lema, quiere ser una jaculatoria, una invocación orante a la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt como reina de la salud. Este lema quiere ser también expresión de un firme compromiso de realizar, en alianza con Ella, todo lo que esté a nuestro alcance para cuidar concretamente la vida y la familia. En el tiempo actual que vivimos, ocasiones y oportunidades concretas no nos faltan para cuidar la vida humana y la familia. Particularmente, este año 2020, año en que a escala global estamos experimentando los efectos y restricciones causadas por la pandemia del Coronavirus, queremos invocar a María como Reina de la Salud, para que Ella interceda por nosotros ante Dios en esta hora exigente de la historia humana.

Pero también queremos comprometernos con Ella a colaborar concretamente en el cuidado de la vida y de la familia. Cuidar la vida significa hoy, cuidar la salud personal, familiar y social. Es decir, significa seguir con consciencia y responsabilidad las indicaciones de las autoridades sanitarias. Cuidar la vida pasa hoy por el hecho concreto de usar tapabocas, lavarnos las manos y practicar el distanciamiento social.

Cuidar la vida significa hoy también cuidar de nuestro medio ambiente, nuestra »casa común» como dice el Papa Francisco. Cuidar la vida es cuidar de nuestras fuentes, arroyos y ríos; cuidar la vida significa cuidar de nuestros bosques, de los animales y del aire que respiramos”.

Al celebrar los 39 años de la bendición del santuario de Tupãrenda y los 106 años de la Alianza de Amor con María en Schoenstatt, renovamos nuestra vocación bautismal, nuestra pertenencia a Cristo y en Él, nuestra pertenencia mutua como hermanos y hermanas, hijos todos de Dios Padre”.

Una introducción a los textos de la novena 2020, una novena tan concreta, tan positiva y realista a la vez, que ya se está difundiendo no solo en Paraguay, sino en varios países de América Latina y Europa.

 

Tapabocas, un símbolo de alianza solidaria

La novena anima a armar un rincón de alianza en casa, colocando, en los nueve días antes del 18 de octubre, un símbolo distinto que hable de alianza: la bandera, la Biblia, el símbolo del Espíritu Santo, la cruz… pero también el tapabocas. ¿El tapabocas, que tanto, pero tanto nos molesta?

Si, el tapabocas. En el texto de la novena, es el símbolo del pedido por protección de la salud y símbolo para poner a las manos de María todo el personal de blanco que, desde el inicio de la pandemia, estuvo y está al servicio de todos. “Le pedimos a la Mater como Reina de la salud física y espiritual, que interceda por todo el personal sanitario que está volcado en el apoyo emocional, afectivo y espiritual de todos, que Ella nos llene y permita hacer fecunda esta vivencia. Todo esto nos compromete, al nada sin Ti, nada sin nosotros. Reina de la salud, cuenta con nosotros.«

El Padre Kentenich siempre habló de la necesidad de ver a Dios en las cosas de la vida diaria – no solo en el sol, las flores y las estrellas, sino también en todas las cosas que hoy nos rodean, mucho más que las de la naturaleza…

¿Tapabocas? Los tapabocas también hablan de la alianza, concretamente, de la alianza solidaria. Pues al ponerme el tapabocas, NO solo me cuido del virus que puede llegar por el aire del aliento de un infectado; al ponerme el tapabocas cuido también a los demás de contagiarse por los virus que están en mi tos, en mi aliento, que se difunde, cuando hablo, canto, grito, respiro (sí, basta respirar). Solidaridad pura. Si solo unos pocos llevan tapabocas, son héroes. Pueden contagiarse, pero saben que ellos no arriesgaron salud y vida de otros. Pero si muchos, realmente muchos, si todos llevamos tapabocas, entonces nos cuidamos entre todos.

Qué símbolo de alianza, de solidaridad, de amistad social, de hermandad.

Gracias, Paraguay, por esta novena que es respuesta a las voces del tiempo. Reina de la salud, cuenta con nosotros.

Aquí para inspirarnos y motivarnos, para adaptar a nuestra situación concreta, compartimos la novena al 18 de octubre de Tupãrenda.

Novena 18 de Octubre 2020 Tuparenda (pdf)

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.