Publicado el 2016-03-11 In ¿Que significa el Año de la Misericordia?

El nombre de Dios es misericordia

Del arzobispo emérito Dr. Robert Zollitsch, Friburgo, para schoenstatt.org –  Un aporte de la serie: ¿Qué significa el Año Santo de la misericordia? •

El 13 de marzo de 2013 Francisco fue elegido Papa. El domingo 17 de marzo rezó por primera vez el Angelus dominical en la Plaza de San Pedro. En aquella ocasión dijo: “En estos días, he podido leer un libro de un cardenal —el Cardenal Kasper, un gran teólogo, un buen teólogo—, sobre la misericordia. Y ese libro me ha hecho mucho bien, mucho bien. El Cardenal Kasper decía que al escuchar misericordia, esta palabra cambia todo.” Así lo ve también el Papa Francisco. Porque el nombre de Dios es misericordia y la misericordia es lo que distingue y caracteriza a Dios. Es propio de Dios usar misericordia”, dice el Papa, “y especialmente en esto se manifiesta su omnipotencia.”

Posteriormente el Papa Francisco convocó el “Jubileo extraordinario de la misericordia”. Quiere ser una ayuda para que volvamos a experimentar a Dios como un Dios cercano y como al “Dios con nosotros” “en esta época de grandes transformaciones”.  Y donde la cercanía de Dios se revela más inmediatamente es en lo que llamamos piedad y misericordia.

Jesús no ha venido para volver a entregarnos las tablas de piedra de los diez mandamientos. Él se ha hecho hombre, uno de nosotros, para compartir todo con nosotros. Él ha venido para sanar nuestras enfermedades y para entregarse a todos aquellos que no pueden ayudarse a sí mismos, a los que están necesitados y precisan ayuda, también a los que tienen alguna culpa. Jesús se apiada de nosotros y se entrega a nosotros en amor y misericordia, tal como lo ilustra expresamente en la parábola del buen samaritano y en la del hijo pródigo y el padre misericordioso.

Con el Año Santo de la misericordia, el Papa Francisco nos invita a profundizar en el conocimiento de Dios como Padre y como Dios que se entrega en amor paternal.

Para él se trata de descubrir con mayor profundidad el misterio del corazón de Dios, haciéndonos conscientes de lo que significa que la misericordia, según el Papa, sea algo “propio de Dios”, sí, “la clave del actuar de Dios hacia nosotros.” Porque “Dios revela su poder, sobre todo, en la misericordia y el perdón.” Y esto es todo menos evidente y nos hace, no solo a nosotros, sino también al Papa, que nos asombremos, de tal forma que afirme: “La misericordia (es) el atributo más sorprendente del Creador y Salvador.” Es la traducción a la vida diaria de la afirmación por sobre todo, de que Dios es un Dios de donación y amor. Hace que experimentemos existencialmente el amor de Dios por nosotros.

Zollitsch-Kentenich a

Encuentro: P. José Kentenich y Robert Zollitsch

Este Padre-Dios no solo deja que nos cobijemos en su amor y en su misericordia. Él nos tiende su mano, nos invita a estrecharla, a incorporarnos a su ofrecimiento de una alianza y a peregrinar por el camino de la fe en alianza con Él. Y esto no lo hace rebajándose desde lo alto para ayudarnos, sino porque, en su Hijo hecho hombre, se ha hecho plenamente el Dios con nosotros: Jesús, “el rostro de la misericordia del Padre”, nos enseña “en todas las cuestiones”, tal como nos anima el Padre José Kentenich, “a edificar sobre la base de la infinita misericordia del Padre Dios”.

En ese camino nos acompaña María mediante la Alianza de Amor. Ella, que, bajo la cruz, fue testigo de las palabras de perdón que salieron de los labios de Jesús y que experimentó “la máxima forma de perdón de aquellos que le habían crucificado”, sabe hasta dónde llega la misericordia de Dios. Y “la misericordia de Dios no tiene fin”. Ella nos ayuda y nos anima a cobijarnos en la “infinita misericordia de Dios”.

Original: alemán. Traducción: Rodolfo Monedero, Memhoelz, Alemania

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.