Die Betroffenen

Publicado el 2022-10-05 In Temas - Opiniones, Voces del tiempo

Los afectados – Espacios de sufrimiento psicológico en la Iglesia Católica

TEMAS CANDENTES, Maria Fischer •

El análisis de las estructuras de abuso en la Iglesia Católica en la actualidad se centra principalmente en los abusos sexuales cometidos por miembros de la institución. Sin embargo, en una inspección más cercana, se vuelve evidente de manera alarmante que existe un gran espectro de espacios de sufrimiento que se expresan en diversos niveles y afectan a casi todos los ámbitos de la Iglesia. Así que es hora de dar la palabra a los afectados. Los afectados por abuso de poder, por abuso espiritual en la Iglesia Católica, en órdenes religiosas, institutos seculares, comunidades espirituales… Los afectados tienen voz en el libro del reconocido especialista en psiquiatría y psicoterapia, el Dr. Martín Flech, publicado a principios de septiembre por Echter-Verlag.

Los afectados: En este libro, las víctimas de abuso describen su vergüenza, su sufrimiento a menudo sin límite y la destrucción de sus estructuras mentales. Sin embargo, el libro aborda con una mirada analítica la personalidad de los perpetradores, así como a la de los propios afectados, y se refiere a las estructuras que permiten el abuso espiritual y el abuso de poder en la iglesia.

El drama del abuso espiritual en la Iglesia

Die BetroffenenEl tema del abuso espiritual bajo la apariencia de abuso de poder, inclusión/exclusión, definición de vocación, conciencia, restricción de la libertad, manipulación de la personalidad, violación de la autonomía es, de hecho, mucho menos actual que el del abuso sexual a menores (y adultos dependientes). En medio de la pandemia, la Academia Católica de Dresden organizó una conferencia sobre el tema «¿Directores espirituales peligrosos? Abuso Mental y Espiritual”. La documentación (en alemán) al respecto fue publicada por Herder-Verlag. La Universidad Católica de Comillas en Madrid centra la jornada teológica de este año (4/5 de octubre de 2022): Abuso de poder, manipulación de conciencia y abuso de autoridad en la Iglesia. Florencia Luce, en su libro «El canto de las horas», publicado en enero, describe los juegos de poder de una superiora dominante en una orden de clausura «que ya no se trataba de agradar a Dios, sino agradar a la superiora y a sus círculos”. Dysmas de Lassus, Prior General de los Cartujos, analiza en su libro titulado “Riesgos y derivas de la vida religiosa” las causas y consecuencias del abuso espiritual y de poder en las órdenes religiosas y comunidades espirituales. Sus ideas son relevantes para toda la Iglesia. “El carisma se ha convertido en una institución. Se ha pasado de un esquema a otro. ‘Esta persona está a la cabeza porque es portador del Espíritu Santo’ se convirtió en ‘Esta persona es portadora del Espíritu Santo porque está a la cabeza’.” La “libertad del Espíritu Santo” corre así el riesgo de convertirse en tiranía», es una de las tesis fundamentales del autor. Reclama que las víctimas se visibilicen y sean el centro de atención, lamenta las graves faltas de los superiores religiosos y fundadores de nuevas comunidades espirituales, así como las peligrosas formas de vida comunitaria dentro de la Iglesia. También define elementos de diagnóstico para medir el peligro potencial de diferentes rumbos espirituales y formas de conducción o para reconocer errores.

Espacios de sufrimiento

Y ahora, el Dr. Martín Flech muestra “Espacios de sufrimiento” en la Iglesia, espacios en los que las personas se rompen, espacios en los que unas personas se sienten llamadas o con derecho a romper a otras personas. El libro se centra en los afectados por el abuso espiritual y el daño que causa en el cuerpo y el alma. Hace más de 20 años, según cuenta el autor, se encontró con los primeros afectados, que le enviaban o que acudían a verlo profundamente angustiadas. Pasó mucho tiempo recopilando, observando pieza a pieza el rompecabezas, buscando el diálogo con los superiores de las comunidades religiosas, aportando su experiencia como psiquiatra, psicoterapeuta y como experto en temas de derecho canónico, analizando, comparando y estudiando. Se trata de afectados, que dan su opinión en 12 historias de casos, con diversas facetas de ira, amargura, depresión, adoctrinamiento, agotamiento mental, rotura de personalidad, represión, pérdida de la fe e incluso tendencias suicidas. «El abuso concreto ocurre, en general, casi exclusivamente al nivel de relación entre los interlocutores que se comunican o actúan», dice Flesch, «cada uno integrado en constelaciones de situaciones muy específicas que promueven o concretan las estructuras de abuso. La experiencia personal del estilo de comunicación y actuación de abuso a nivel emocional conduce a lesiones de vergüenza, traumas y sufrimiento mental y psicológico. En casos extremos, la estructura mental muere, entonces hablamos de asesinato del alma. Sólo los propios AFECTADOS pueden experimentar, sentir, sufrir, calificar y cuantificar la extensión del dolor psíquico, los traumas y las consecuencias a largo plazo que les infligen, relatando su experiencia. Todavía no se les escucha lo suficiente en el contexto de los llamados procesos de superación de la Iglesia Católica, aunque están enviando un mensaje claro a los destinatarios específicos: sin parar, hasta quedar desilusionados y agotados». “En los últimos años he mantenido conversaciones profesionales con numerosos AFECTADOS, a muchos también los he acompañado psicoterapéuticamente y he grabado y escrito sus preocupaciones y heridas emocionales. Representan las áreas y niveles individuales que dan forma a la Iglesia». El Dr. Martín Flesch también ha tratado a miembros de comunidades de Schoenstatt. Continúa diciendo: “Sobre esta base se crearon doce historias de casos que nos acompañarán a lo largo del libro. De estas narraciones surgen los desarrollos de situaciones y las constelaciones de abuso que conducen a momentos concretos de sufrimiento mental y, en última instancia, también los intentos de escapar de ellos y recuperar un cierto grado de curación, estabilidad y esperanza”.

¡No hay un uso ‘correcto’ de las personas!

«No se puede llamar a eso abuso sexual», grita la trabajadora social callejera, en la película del viernes por la noche. “Hay que llamarlo violencia sexual. Porque no hay un uso ‘correcto’ de niños. ¡A nadie se le permite usar a un niño, ni de manera inapropiada ni de ninguna otra manera!”

El obispo Stephan Ackermann dijo en la asamblea plenaria de los obispos alemanes al entregar su cargo como comisionado de abuso:

“El trabajo como comisionado me ha cambiado personalmente. Sobre todo, también cambió mi visión de la Iglesia: de las estructuras dentro de ella y de una cultura dentro de la Iglesia, es decir, la incultura de mirar hacia otro lado y de autoprotección, que aún no se ha superado hasta el día de hoy. La tarea como comisionado me ha hecho más sensible frente a las formas del ejercicio de poder y a la cuestión de dónde y cómo las personas se convierten en víctimas del actuar de la Iglesia”.

¡No hay uso correcto o incorrecto de los seres humanos! Quisiera uno gritar después de leer este libro. No se debe usar a los seres humanos en absoluto. Pero, ¿qué motiva a las personas que usan alzacuellos o hábitos religiosos a maltratar a otras personas, a «apretarles las tuercas más y más, como si no fuera suficiente», como explicó una monja sonriente, visiblemente orgullosa, convencida de que su comunidad, ha prestado un servicio a su fundador y quizás incluso a Dios?.

Martin Flesch reflexiona sobre la cuestión –como lo hace el Papa Francisco– desde el punto de vista del narcisismo: “Las estructuras de abuso surgen de las constelaciones y conflictos primarios narcisistas”, del daño y la ofensa, del engrandecimiento propio y la desvalorización de los demás, del deseo de poder y de control y el temor de perderlos – incluido el poder de interpretar y hacer cumplir la ley de Dios, la voluntad de Dios, «aunque estas intenciones se iluminen en el manto de color narcisista de tal supuesta defensa de la fe, en el orden específico de género o en una forma legalmente anclada de amor y sexualidad, crean continuamente estructuras abusivas a nivel emocional, mental y sexual y, en última instancia, promueven una falta de empatía y perspectiva y, ciertamente, no llevan a la aceptación de la persona”.

Dentro y fuera, inclusión y exclusión

¿Por qué? Martin Flesch cita al Papa Francisco en su homilía del 15 de febrero de 2015 durante una celebración eucarística con cardenales recién nombrados: “Hay dos tipos de lógica en el pensar y en el creer: el miedo de perder a los salvados y el deseo de salvar a los perdidos. Incluso hoy sucede a veces que nos encontramos en la encrucijada de estos dos tipos de lógica: la lógica de los maestros de la ley, es decir, conjurar el peligro alejando a las personas infectadas, y la lógica de Dios, que con su misericordia abraza y acoge al hombre, reintegrándolo, transformando así el mal en bien, la condenación en salvación y la exclusión en anuncio. Estos dos tipos de lógica recorren toda la historia de la Iglesia: excluir y reintegrar”.

Dice Flesch: «Especialmente las últimas palabras del mensaje mencionado aquí muestran claramente que la ‘reintegración’ fue precedida por la ‘exclusión’ y, por supuesto, también la cuestión de en qué consistía el ‘mal’ en contraste con el ‘bien’, así que esa es la cuestión de la justificación real de la exclusión.

En los tiempos de crisis actuales, no hace falta mucha imaginación para reconocer precisamente esas estructuras básicas narcisistas en el empoderamiento de ciertos responsables para legitimar las decisiones de «inclusión y exclusión» o de «exclusión y limitación», que, sobre la base de su desequilibrio de poder derivado de la legitimación y la ofensa narcisista resultante, hizo posible en primer lugar el trazado de fronteras excluyentes”. 

Un hombre de Jericó

“¿Qué es lo que pasa para que alguien se introduzca en un sistema y permita que lo destruyan cuando se percibe que ese sistema destruye la estructura del ego?” pregunta Martin Flesch. ¿Qué es lo que pasa para que se quede? ¿y se quede tanto tiempo?

Una pregunta que se hacen todos los afectados.

Mi propia abuela perdió su trabajo como maestra en una escuela de monjas en la década de 1920 cuando ayudó a una joven monja a escapar por una ventana en la oscuridad y la niebla.

Ninguno de los afectados tendría que huir por la ventana. Y, sin embargo, según las historias de Marie-Luise y Ruth y todas las demás, a menudo no tienen la fuerza suficiente para salir por sí mismas.

El libro está enmarcado por una exégesis de la parábola del buen samaritano. ¿Para quién soy yo el prójimo?

Cuando todas estas preguntas – si Roma está de acuerdo, si los estatutos lo cubren, si puedo responder por ello con mi consagración, qué consecuencias podría tener para mí, si mi intervención lleva a la división y cómo reaccionan mis hermanos/hermanas – si todo esto no tiene nada que ver : “¿por qué no saltas a la cuneta y ayudas ahora mismo?”.


Die BetroffenenEditor: ‎ Echter; 1. Edition (5. September 2022)

Idioma: ‎ Deutsch

Libro de bolsillo: ‎ 232 Seiten

ISBN-10: ‎ 3429057914

ISBN-13 : ‎ 978-3429057916

Disponible: en la editorial, en los portales habituales y en todas las librerías

Traducción al español en preparación

 

 

Original: alemán 2.10.2022. Traducción: Paz Leiva, Madrid, España

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.