Teléfono del P. Kentenich

Te dice…

Debemos procurar que el trabajo llegue a ser oración, y la oración trabajo; en definitiva debemos lograr que ambos confluyan.