Teléfono del Padre Kentenich

Te dijo…

Pregúntense: ¿Qué me dice Dios por medio de este pensamiento? ¿Qué me digo a mí mismo? ¿Qué digo yo al buen Dios?