Teléfono del Padre Kentenich

Te dijo…

¡Ayúdame a poner tan alto la meta de la educación, autoeducación, que en él se dé un poco de paraíso