Teléfono del Padre Kentenich

Te dijo…

¡Completo en mi cuerpo lo que falta a la pasión de Cristo!