Teléfono del P. Kentenich

Te dice…

Ser héroe es responder siempre: ¡Sí, Padre! A las pequeñas cosas de la vida diaria.