Suspendiert

Publicado el 2022-07-04 In José Kentenich

Publican decreto que suspende el proceso de beatificación del Padre José Kentenich

Maria Fischer •

La diócesis de Tréveris ha suspendido ahora el proceso de beatificación del Padre José Kentenich con un decreto oficial del obispo, publicado en el Boletín Eclesiástico de la diócesis de Tréveris con el número 176. —

En el actual boletín oficial ( del mes de julio) se publicó el «Decreto sobre la suspensión del procedimiento de beatificación del P. José Kentenich», con fecha 3 de mayo de 2022. El fin provisional del procedimiento también fue anunciado públicamente en la misma fecha por la diócesis de Tréveris, así como por la Presidencia Internacional de Schoenstatt, pero el decreto formal hasta ahora no se había publicado.

Aunque se trata de una formalidad, ahora la decisión se convierte en hard news, “noticia dura», como decimos los periodistas.

El decreto reafirma que la decisión «no hace un juicio final sobre la vida y obra de Kentenich». Según el decreto firmado por Mons. Ackermann y una notaria eclesiástica oficial de Tréveris, no se excluye la posibilidad de reanudar el procedimiento en una fase posterior «en caso de que se disponga de nuevos conocimientos científicos que respondan satisfactoriamente a todas las preguntas pendientes». Son precisamente estas ideas las que no deben ni pueden obtenerse en el contexto de un proceso de beatificación, sino a través de una investigación independiente y abierta.

Algunos schoenstattianos y comunidades de Schoenstatt desean que se publique el informe encargado por el obispo Ackermann en Milwaukee, en relación con las acusaciones de abuso contra el P. Kentenich. La solicitud correspondiente a la diócesis ha quedado sin respuesta hasta ahora.

¿Y ahora qué?

¿Es válida ahora la consigna: «salvar lo que se pueda», es decir, seguir en la búsqueda como hasta ahora de los milagros, las gracias concedidas, las oraciones por la beatificación y las posibilidades de veneración, solo que en forma más discreta?

Versprechen an Papst Paul VI.

Promesa al Papa Pablo VI. – foto sin retocar

¿O tal vez la suspensión del proceso nos abre también nuevas posibilidades? ¿Oportunidades para dedicarnos más al carisma de Schoenstatt y a su implementación en nuestro servicio en la Iglesia y en los ámbitos de la vida en los que nos encontramos: medio ambiente, política, educación, economía, familia, asistencia sanitaria, pobreza? Comprometernos con la promesa del padre Kentenich hecha al Papa Pablo VI de hacer nuestra la misión posconciliar de la Iglesia y de colaborar decididamente en su realización y desarrollo, y hacerlo en todos los ámbitos abordados por el Concilio, desde la imagen de la Iglesia y la liturgia hasta las relaciones de la Iglesia con la sociedad, con las demás confesiones y religiones, con el mundo del trabajo, de la comunicación y mucho más.

El esfuerzo de «canonizar» a José Kentenich, ¿acaso a menudo no lo ha reducido en un esquema demasiado estrecho y demasiado pequeño y que ha tentado a algunos a retocar algo no sólo en la foto de la izquierda de la audiencia con el Papa VI, sino en su imagen en general?

La «desconcentración» en la “canonizabilidad” del fundador, ¿acaso no nos ofrece la oportunidad de ocuparnos menos de nosotros mismos y más del mundo para el que estamos llamados, y al hacerlo, acercarnos también al hombre José Kentenich con sus experiencias, limitaciones, heridas, su autoformación, su grandeza, su compromiso y su instrumentalidad, no tanto como admiradores, sino como aliados? Eso es lo que él buscó durante toda su vida.

 

Original: alemán 3/7/2022. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

 

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Responses

  1. Eduardo Arnouil Olavarría dice:

    El problema que tiene Schoenstatt hoy día es el mismo problema que tuvo su fundador con la autoridad eclesial ayer.
    Es el problema que tuvo su fundador con la SAC, con la diócesis de Tréveris, con la Conferencia Episcopal en Alemania, con el Vaticano…
    Schoenstatt tiene una falla estructural y su producto es una actitud no eclesial que se manifiesta de diversas maneras por sus miembros.
    Por favor leer y estudiar “Informes de las visitaciones episcopal y apostólica» y los documentos que se traduzcan en el futuro.
    Existe más de una razón por la cual no tuvimos acceso entonces a la documentación pertinente.
    Los archivos del Vaticano se sellaron en 1958. La visitación apostólica terminó en 1953. Durante cinco años supimos la razón que produjo Milwaukee…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.