crisis

Publicado el 2022-05-05 In José Kentenich

Las crisis, lo que ofrecen son oportunidades

Por Juan Zaforas •

Ciertamente, tal y como indica el Obispo Ackermamm en su comunicado, la noticia sobre la suspensión del proceso de beatificación del P. Kentenich, es un paso doloroso para la Familia de Schoenstatt. Tras lo acontecido a lo largo de los dos últimos años, a raíz de la apertura de los archivos vaticanos hasta 1958 y la consiguiente publicación en 2020 de nuevos documentos, algunos, entre los que me encuentro, veíamos negros nubarrones sobre el proceso de beatificación, pero no por esperado, deja de doler una vez que ocurre. —

Muchos miembros de la Familia de Schoenstatt, a lo largo de los cinco continentes, se sienten perplejos ante esta noticia y no entienden cómo lo que para ellos era un objetivo central, la beatificación del P. Kentenich, ahora se diluye. Llevan rezando novenas y ofreciendo capital de gracias desde hace un montón de años por un motivo, que ahora ya no queda en primer plano.

Por otra parte, hay también miembros, algunos muy significados, de la Familia, que pretenden quitarle importancia a esta decisión de la Iglesia de manera que aquí no ha pasado nada, seguimos con nuestra estrategia y no hacemos la más mínima autocrítica.

Negar que este acontecimiento supone una crisis dentro del Movimiento de Schoenstatt, es estar, o querer estar muy ciego. La crisis existe y como en todas las crisis, hay que afrontarla de la manera más inteligente posible.

Hacer un análisis de lo que nos ha ocurrido y hacerlo con algo de autocrítica

Lo primero es hacer un análisis de lo que nos ha ocurrido y hacerlo con algo de autocrítica. Desde hace mucho tiempo se ha venido marcando como punto fundamental para el desarrollo y la vida del movimiento que el P. Kentenich alcanzara los altares lo antes posible y es así, como muchas acciones se han encaminado hacia este objetivo. La santidad del P. Kentenich no es, ni puede ser un objetivo en sí mismo, sólo podrá ser una consecuencia de lo que el movimiento llegue a ser y sobre todo lo que sus miembros se comprometan, no sólo desde la oración, que también, sino desde la acción según el carisma del Fundador.

Se abren oportunidades

Si la Familia de Schoenstatt es capaz de hacer este análisis, como en toda crisis, lo que se abren son las oportunidades, pero evidentemente hay que trabajarlas. La oportunidad en Schoenstatt pasa por poner el foco en el descubrimiento del carisma del P. Kentenich y su voz profética, dejando a un lado la condición o no de santidad del Fundador. La riqueza de la espiritualidad de Schoenstatt es inmensa y el regalo que todo ello supone para la Iglesia Universal es una gran noticia. Centremos el tiro en este aspecto y ya vendrá lo que tenga que venir.

Para poder dar este giro sobre las estrategias que teníamos focalizadas, se requiere mucha generosidad, mucha valentía y mucha inteligencia.

Juan Zaforas
Pozuelo de Alarcón-Madrid – España
5 de mayo de 2022

Santuario Original

Santuario Original – Foto: Pedro Dillinger

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 Responses

  1. Concha dice:

    Querido Juan, muchísimas gracias por tu artículo. Ojalá, seamos capaces de hacer ese cambio de agujas. Realmente, es una oportunidad para vivir una espiritualidad tan rica y llegar a las nuevas playas, sin miedo, con nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.