Publicado el 2020-10-01 In José Kentenich, Nuevo orden social

E-KENTENICH: Una respuesta brasileña para conocer mejor al fundador

BRASIL, Ana Paula Paiva •

El pasado 27 de septiembre se realizó en Brasil el llamado E-Kentenich: una iniciativa virtual de grupos de estudio sobre el pensamiento del padre y fundador. Fue el tercer encuentro del ciclo de estudios del año 2020, y el tema giró en torno al nuevo orden social, motivado por los escritos sobre el pensamiento social del padre José Kentenich, elaborados por el padre Humberto Anwandter. —

E-Kentenich: Iniciativa para un país continental

El E-Kentenich surgió como una respuesta para la Familia de Schoenstatt brasileña, especialmente en lo que se refiere a la necesidad de vínculos y de un conocimiento más profundo del pensamiento del Fundador.

Como el país es grande y está dividido por regiones, el encuentro personal con toda la Obra de Schoenstatt en Brasil no es factible. Así, aunque ha surgido como un reflejo de esta época tan desafiante de la pandemia (en la que el distanciamiento social hace imposible que incluso los más cercanos, geográficamente, se encuentren), se ha venido mostrando como una iniciativa que propicia lazos entre las regiones del Brasil, además de llevar el pensamiento del Padre Kentenich a más personas.

«Soy una misión en esta tierra y por eso estoy en este mundo.»

En esta edición el invitado especial fue el P. Ángel Strada. Él dio comienzo a la tarde de estudios con un impulso sobre temas sociales actuales a la luz del pensamiento de nuestro padre y fundador, aprovechando momentos históricamente importantes de principios del siglo XX.

Nosotros, como schoenstattianos, estamos llamados a actuar directamente en las realidades sociales de hoy, entregando el mensaje y el carisma de Schoenstatt al mundo a través de acciones concretas. El padre Ángel llamó la atención sobre la importancia de que cada uno asuma su propia e individual misión y contribuya así a un nuevo orden social, tomando especialmente las palabras del papa Francisco en Evangelii Gaudium: «La misión en el corazón del pueblo no es una parte de mi vida, o un adorno que me puedo quitar; no es un apéndice o un momento más de la existencia. Es algo que yo no puedo arrancar de mi ser si no quiero destruirme. Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo» (EV 273).

Para ser solidarios

El Padre Ángel también destacó la importancia de ser solidarios, como Familia de Schoenstatt, entre nosotros, para poder ser agentes de un nuevo mundo. El mundo de hoy nos presenta inmensos desafíos y es en solidaridad que podremos dar nuestro carisma a la sociedad. Schoenstatt no debe ser una isla aislada, sino parte de un nuevo mundo como lo describe el padre Kentenich: «Ser solidarios. Solidaridad de rama a rama. Mantener el conjunto, tanto si la rama está unida en sí misma como si está unida a otras ramas. Ser solidarios. Cohesión… Para llegar a una unidad sólida. Unidad de espíritu, unidad de corazón, unidad de ayuda mutua. Debemos crear un mundo completamente nuevo. (…) Si tenemos una misión universal, no podemos permanecer separados, bendita y silenciosamente, en una isla de devotos… Dondequiera que uno de nosotros esté y vaya, un nuevo mundo tiene que surgir». P. Kentenich, Semana de octubre de 1966, pp. 243-250.

 

Como schoenstattianos, ¿somos social y políticamente omisivos?

Tras el impulso inicial, el P. Ángel Strada respondió a las preguntas de los participantes sobre la aplicabilidad del pensamiento social en la vida cotidiana y práctica.

Una de las preguntas de los participantes nos tomó por sorpresa: Como schoenstattianos, ¿tenemos carencias sociales y políticas? El P. Ángel compartió con el grupo importantes iniciativas sociales, especialmente la experiencia de la Casa del Niño, en Argentina, desde sus orígenes, su expansión y la importancia que tiene hoy en día. También hizo hincapié en la dificultad de la acción política, compartiendo sobre los intentos de los schoenstattianos en una mayor participación política y los desafíos para ello, y la importancia de esta acción, pero debe ser aún mayor.

En este sentido, para los miembros, resulta evidente como una respuesta a los desafíos de los tiempos. Guilherme Vanzela Paiva, uno de los participantes, comentó que «para mí, el E-Kentenich es una de las posibles formas de mostrar mi afecto y respeto por nuestro padre fundador. Para saber más, para amar su carisma aún más fuertemente, y hacerlo vital en mi vida diaria».

La próxima reunión será a finales de este año, y la idea es tener una temporada E-Kentenich 2021 con más invitados y discusiones fecundas sobre nuestro carisma y su aplicación en la vida diaria como una escuela de santificación.

 

Para más información sobre cómo participar, contáctenos: Organización: Ana Paula Paiva @anapaula.ompaiva

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 Responses

  1. ¡Felicitaciones! Una excelente iniciativa: aportar positivamente en lugar de criticar… lo que hacen otros. Que el Padre y la Mater los bendigan y sean cada vez más los participantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *