Publicado el 26. julio 2018 In Campaña, José Kentenich

Parece que el Padre Kentenich quiere salir al encuentro del pueblo…

ARGENTINA, Cristina White •

Del 11 al 20 de julio peregrinó la réplica de la mano del Padre Kentenich por las ciudades de Bragado, Nueve de Julio, Pehuajó, Trenque Lauquen y Henderson. —

Al estilo catacumbas… ¿realmente?

En un primer momento se preparó esta visita para que fuera algo tranquilo, de devoción entre las personas más vinculadas a Schoenstatt… Se convocó en las Parroquias para hacer una pequeña celebración antes o después de la Misa, durante la cual se meditaba un breve texto sobre el origen de esta réplica y lo que representaba su visita , acorde a nuestra realidad diocesana; a continuación, mientras se acercaban las personas en fila para colocar su mano, se rezaba una oración y se pedía por su pronta beatificación; luego, los que deseaban escribían en el cuaderno que acompaña su visita.

El Padre Kentenich es para todos

En este marco, como siempre ocurre, la Divina Providencia nos asombró …

En las localidades donde estaban presentes los sacerdotes, estos fueron los primeros en apoyar su mano; incluso uno de ellos, durante su homilía, habló con mucha sencillez sobre la historia del Padre Kentenich. Les impresionaba esta mano, llegada desde Alemania a su lugar. Les impresionaba un sacerdote, un padre, un pastor bueno que iba a visitarles.

La sabiduría de niños

Los fieles en cada comunidad hacían fila, no solo los schoenstattianos, sino todos en general: hombres, mujeres, niños, familias, religiosas. La gente, el pueblo, mostró una infancia espiritual frente al Padre, una sabiduría de niños que perciben a partir de una fe sana la necesidad de acercarse a aquellos signos que representan el mundo de la gracia que viene a nuestro encuentro para ayudarnos en nuestras necesidades. Cuántas líneas del cuaderno fueron llenadas con testimonios, pedidos, agradecimientos.

En algunas ciudades también fue, como lo mencionó una misionera, “una mano peregrina”, ya que también fue llevada a visitar personas impedidas de ir a la Parroquia.

Las impresiones de los responsables de cada lugar coincidieron en remarcar el recogimiento y devoción que despertó superando con creces las expectativas.

Catedral de Nueve de Julio

Acercar al pueblo a la Alianza de Amor – de la mano del P. Kentenich

En su año, como diócesis, le ofrecimos el regalo de trabajar para acercar al pueblo, como el Padre Fundador lo anhelaba, a la Alianza de Amor de una manera sencilla y universal, como un punto de partida y no como un punto de llegada, para todos – más allá de que sean de Schoenstatt o no. Con fe inquebrantable en la fecundidad universal de la consagración, trabajar como instrumentos en las manos de María para que Ella pueda manifestarse como la gran Madre y Educadora de los pueblos. Al ver durante estas celebraciones las demostraciones de fe popular, nos confirma el apoyo, gratitud y acompañamiento del Padre Kentenich en nuestra iniciativa. Nos abre su corazón de padre y nos invita a seguir trabajando en este Schoenstatt en salida de su mano y de la mano de nuestro obispo y párrocos para el mayor bien de nuestra Iglesia diocesana.

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Responses

  1. Esperemos que la mano del padre un día visite Centroamérica y motivar la familia que esta creciendo en estos países….adsum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *