Publicado el 17. marzo 2018 In José Kentenich

Padre… nuestra mano en tu mano

ARGENTINA, Federico Stellato/Maria Fischer •

Desde los inicios de febrero, un símbolo muy querido por muchos schoenstattianos de Argentina y más allá está recorriendo los lugares y comunidades del país: se trata de una de las varias copias de una placa de bronce con la impresión de la mano del Padre Kentenich. La recorrida comenzó en Ituzaingó en la Provincia de Corrientes, y durante este mes de marzo está en las arquidiócesis de Corrientes y Resistencia. —

Es una iniciativa en el contexto del Año del Padre Kentenich, surgida en la Central de Asesores. Como el tiempo no alcanzará para que todas ellas reciban el símbolo, de allí que seguirá visitando las comunidades más allá del 15 de septiembre del 2018.

El origen de esta impresión de la mano del Padre Kentenich

En el año 1966, un curso de los Padres de Schoenstatt tuvo la idea de pedirle al Padre Kentenich que apoyara su mano derecha sobre una masa de cemento fresco. Con esa impresión se hizo la huella original de la mano, que se halla en la casa central de los Padres, en el Monte Sion, Alemania.

Con el molde de cemento se hicieron reproducciones de la mano en bronce que se encuentran en algunos Santuarios y Centros de Schoenstatt.

“Para la Comunidad de los Padres de Schoenstatt, esta mano simboliza el servicio sacerdotal: acoger, bendecir, perdonar, consagrar en la Iglesia y la Familia”, explican. “Es lo que aprendemos de nuestro Padre, ejemplo de Jesús, el Buen Pastor.”

Nuestra mano en tu mano

Se fue desarrollando la costumbre de colocar la mano propia en la mano del Padre expresando así la comunión interior con su persona.

Más tarde surgió también la idea de acompañar este gesto la oración, que surgió en la comunidad de los Padres de Schoenstatt como expresión de su vinculación con el Padre Kentenich, y que hoy en día se reza en todo el movimiento de Argentina y más allá, como expresión de la alianza con el Padre Kentenich:

Nuestro corazón en tu corazón,
nuestro pensamiento en tu pensamiento,
nuestra mano en tu mano.
Padre, vamos contigo: tu herencia, nuestra misión”.

Con material de www.schoenstatt.org.ar, con permiso de los editores

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *