Publicado el 2015-11-28 In José Kentenich

Celebración del 130° aniversario del nacimiento del Padre José Kentenich en Monte Sión GIKUNGU

BURUNDI, P. Banziriyubusa •

Alrededor de 500 fieles participaron en la celebración del 130° aniversario del nacimiento del Padre José Kentenich, Fundador de la Familia de Schoenstatt. Fue al final de la tarde del 16 de Noviembre de 2015, en Monte Sión GIKUNGU. Las ceremonias estuvieron marcadas con la Misa que comenzó a las 17 hs. en la Capilla del Santísimo. Junto al P. Félicien Nimbona, celebrante principal, cuatro sacerdotes y un diácono, concelebraron.

Vinimos a dar gracias al Señor y a rezar por nuestro Fundador

Al inicio, el P. Félicien, Rector del Santuario, recordó el motivo de la celebración: “vinimos, dijo, a dar gracias a Dios por el don que nos concedió en la persona del P. José Kentenich. Todo lo que vivimos aquí en el Monte Sión, las actividades, los apostolados de los Padres de Schoenstatt, Dios lo hizo pasar a través de una persona, el P. Kentenich. Nacido el 16 de Noviembre de 1885, en Alemania, fue para Schoenstatt un verdadero Padre. Así, con esta celebración, la primera de este género aquí en Monte Sión Gikungu, vinimos a dar gracias al Señor y rezar por nuestro Fundador que aún no ha sido canonizado.

Otra razón de nuestra presencia es para dar gracias a Dios por la vida que Él dio a nuestro Padre y Fundador desde hace 130 años. De hecho, el cambió de hogar, continuamente vivió como dice Santa Teresa: yo no muero más, entro en la vida. Dios cuenta siempre los años pues lo creó y le confió una noble misión.

La Misa continuó con la proclamación de la Palabra de Dios. En la Homilía, el P. Félicien recordó los grandes hitos de la vida del P. Kentenich y, por extensión, de la Familia que fundó.

Peregrinos, de paso en esta tierra y camino al cielo

Hay personas que tienen necesidad de nuestra oración, dijo. El P. Kentenich podría ser considerado un santo por las obras que le debemos. Sin embargo, la Iglesia aún no reconoció oficialmente. Los trámites están en curso y avanzan bien. Así, hoy venimos a rezar por él. Y, te pido a ti para que ofrezcas, constantemente, a Dios, tal como nosotros lo hacemos por nuestros difuntos. Que esta oración nos recuerde que somos peregrinos. De hecho, este mundo nos distrae y nos impide, frecuentemente, darnos cuenta de que estamos de pasaje en esta tierra camino al cielo.

La Misa prosiguió en un ambiente de alegría, animada por los cantos del coro Santa María y terminó a las 18:20 hs para dar lugar a la Novena en preparación a la Solemnidad de Cristo Rey.

ob_351294_dsc00857

Original: francés. Traducción: P. Esteban Casquero, ISDS, Coronel Dorrego, Argentina
 

Etiquetas: , , , ,