aluvión

Publicado el 2022-02-09 In Francisco - Mensaje, Niños de Maria, Obras de la misericordia

Pésame del Papa por las víctimas del aluvión en Ecuador

ECUADOR, via AICA •

El papa Francisco manifestó su pésame por las víctimas del alud que ocurrió en Quito el 31 de enero, y pidió a Dios “por el descanso de los fallecidos y el consuelo de sus familias”, informó la arquidiócesis de Quito. —

El Santo Padre envió un telegrama firmado por el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, al arzobispo de Quito, monseñor Alfredo José Espinoza Mateus, donde asegura sentirse “profundamente apenado al conocer los desastres naturales que están afectando a esa amada nación y que han ocasionado tantas víctimas y daños materiales, ofrece fervientes sufragios por el eterno descanso de los fallecidos”.

Tras el trágico desastre natural, Francisco “suplica al Señor que conceda consuelo a los deudos y a cuantos sufren en estos momentos de dolor e incerteza, y que sostenga con sus gracias a todos los que están comprometidos con la búsqueda de los desaparecidos y con el arduo proceso de reconstrucción de las zonas devastadas”.

Del mismo modo, Su Santidad extendió su oración a la Virgen de la Presentación de El Quinche para que “interceda ante su hijo Jesucristo por todos los hijos e hijas del Ecuador afectados por esta catástrofe” al igual que impartió “con afecto la confortadora bendición apostólica, como signo de cercanía espiritual”.

solidaridad

Campañas de solidaridad

Según dijo el alcalde de Quito, Santiago Guarderas, en una declaración a los medios tras reunirse con el Comité de Operaciones de Emergencia del Distrito Metropolitano, el alud de lodo “afectó a unas 348 personas y dañó 38 viviendas”.

La arquidiócesis de Quito, a través de Cáritas, lanzó una campaña de solidaridad para ayudar en las necesidades más urgentes a los damnificados por el aluvión que devastó varias zonas de la ciudad, y pidió rezar por las víctimas de esta tragedia y sus familias.

La Conferencia Episcopal del Ecuador (CEE) y Cáritas ecuatoriana publicaron una nota en la que se habla de “catástrofes evitables”.

“En los últimos días, con dolor, hemos visto cómo muchos de nuestros hermanos sufren por las intensas lluvias, inundaciones y daños ambientales. Entre los escombros seguimos encontrando cadáveres de niños, jóvenes, adultos y ancianos. Como Iglesia nos ponemos inmediatamente al servicio de las poblaciones y comunidades afectadas en Coca, Sucumbíos, Tena, Latacunga, Babahoyo, Montalvo, Durán, Quito y tantas otras”.

La nota destaca que Cáritas nacional, diocesana y parroquial no han dejado ni un momento de garantizar «alimentos calientes, frazadas, colchones, víveres, atención médica, asistencia espiritual».

“Agradecemos a los católicos del Ecuador, a los hombres y mujeres de buena voluntad que confían en la acción pastoral de la Iglesia, para acudir en auxilio inmediato de los cientos de víctimas, pero también a la de la policía, ejército, bomberos, servicios de emergencia, que trabajan sin descanso y sin grandes recursos”, escribieron los obispos.

“Nuestro compromiso, más allá del impacto del momento, es no dejar de acompañar a quienes perdieron a un ser querido, a quienes perdieron el trabajo de su vida, enterrados en el lodo; seguiremos coordinando nuestras acciones y sumando esfuerzos para que la vida pueda volver a empezar”.

Schoenstattianos de la Fundación “Niños de Maria” en Quito y el P. Rafael Amaya desde el santuario,  están entre los que eficientemente ayudan a los damnificados de La Comuna.

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.