Publicado el 2020-08-01 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Francisco - Mensaje, Obras de la misericordia

No les dejemos solos… “Cada anciano es tu abuelo”

ALIANZA DE AMOR EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, María Fischer con Pilar de Beas •

“Nos copiaron”, dice Pilar de Beas al saber de la campaña lanzada por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. A raíz de las palabras que el Papa Francisco pronunció después del Ángelus el 26 de julio, el dicasterio lanzó la campaña “Cada anciano es tu abuelo” para invitar a los jóvenes de todo el mundo a hacer un gesto de ternura hacia las personas mayores que se sienten solas, porque “¡cada persona mayor sola es tu abuelo o tu abuela y te necesita!” —

El proyecto Shema, “llamar» en hebreo, iniciado por Pilar de Beas, de la Federación de Familias de España, ya al inicio de la pandemia, busca aliviar la soledad de ancianos, protegidos por las medidas sanitarias y de distanciamiento social por ser grupo de riesgo, pero así quedan todavía más solos que antes. Con un gran número de voluntarios llamaron a ancianos de una parroquia de Valladolid, con fidelidad enorme. “Lo único nuevo es que hemos visto que el confinamiento de los mayores va más allá”, comenta Pilar. “Hay muchas personas mayores que están completamente solas y que las llamadas les han cambiado la vida, se sienten mucho más acompañadas y felices. El otro día una señora me mandó una foto pidiéndome que, cuando vuelva a Madrid, podamos conocernos personalmente… Y me lo decía llorando de emoción y gratitud… “

 

Con la fantasía del amor –#sendyourhug

En la nota de prensa del dicasterio se lee:

En estos meses, muchas conferencias episcopales, asociaciones y fieles, con “la fantasía del amor”, han encontrado el modo de llevar a las personas mayores solas la cercanía de las comunidades eclesiales. Hemos recibido noticias de llamadas por teléfono, por internet, a través de las redes sociales – incluso serenatas a los huéspedes de las casas de reposo – realizadas por los jóvenes para interrumpir la soledad de tantas personas obligadas por la pandemia a permanecer en sus casas o encerradas dentro de las estructuras residenciales.

En esta fase de la campaña, y respetando las normas de salud en vigor en los distintos países, se invita a llegar virtualmente a las personas mayores más solas del propio barrio o de la parroquia y enviarles un abrazo, como ha dicho el Papa, a través de una llamada por teléfono, una videollamada o el envío de una imagen. Siempre que sea posible – o cuando la emergencia sanitaria lo permita – invitamos a los jóvenes a concretar aún más el abrazo, yendo a visitar personalmente a las personas mayores.

La campaña está asociada con el hashtag #sendyourhug para difundir la iniciativa. Los posts más significativos se divulgarán en las redes sociales del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida @laityfamilylife.

Nuestra esperanza es que, también desde esta campaña, se pueda cumplir el deseo del Papa Francisco, que escribió: “Esto es lo que yo quisiera: un mundo que viva un nuevo abrazo entre los jóvenes y las personas mayores (Introducción al libro «La sabiduría del tiempo»)”.

 

Un día de encuentro

“El día 26 de septiembre, si el COVID-19 nos lo permite, iremos todos los voluntarios y señoras que puedan al pueblecito de Valladolid donde comenzó todo. Allí tendremos una misa grande e invitaremos al obispo y a una comida con todos. Será un gran día de conocernos todos en persona”.

Pero Pilar de Beas ya está pensando “más allá de las llamadas”:

“La verdad es que si este voluntariado se queda solo en ‘llamadas’ sería una pena. Los vínculos y el contacto personal han de ser el fruto de todo.”

El mensaje del Papa Francisco (Angelus, 26.07.2020)

En la memoria de santos Joaquín y Ana, los “abuelos” de Jesús, quisiera invitar a los jóvenes a realizar un gesto de ternura hacia los ancianos, sobre todo a los que están más solos, en las casas y en las residencias, los que desde hace muchos meses no ven a sus seres queridos.

¡Queridos jóvenes, cada uno de estos ancianos es vuestro abuelo! ¡No les dejéis solos! Usad la fantasía del amor, haced llamadas, videollamadas, enviad mensajes, escuchadles y, donde sea posible respetando las normas sanitarias, id a visitarlos. Enviadles un abrazo. Ellos son vuestras raíces.

Un árbol separado de las raíces no crece, no da flores ni frutos. Por esto es importante la unión y la conexión con vuestras raíces. “Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”, dice un poeta de mi patria. Por esto os invito a dar un aplauso grande a nuestros abuelos, ¡todos!

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.