Publicado el 17. junio 2018 In Francisco - Mensaje

No están en juego solo “números”, sino “personas”

Por Maria Fischer •

“Tienen cara de migrantes ilegales”, parece decir el funcionario en la frontera, una de estas fronteras agolpadas por cientos de migrantes y refugiados que, según la opinión pública y aun mas la de los partidos emergentes que reclaman “nuestro país primero”, amenazan cultura, bienestar y seguridad de países grandes. Como aquel que está al otro lado de esta frontera a la cual se acercan, un hombre de ropa pobre, una mujer demasiado joven para ya tener un hijo y que ahora muestra su bebé de apenas unas semanas, como queriendo decir: ‘Déjennos pasar, por el amor de Dios y por este bebé que tiene miedo y hambre’. —

Quisiera por último indicar que en la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos…
Los funcionarios tienen sus órdenes. Rechazar refugiados en la frontera, separar padres de sus hijos, enviarles de vuelta a donde primero se registraron, enviarles a cualquier otro lugar, salvo a nuestro país. Menos mal que éstos no vienen en barco, como tantos otros, pues aun después de haberlo vivido durante años, da un poco de horror ver a esta gente ahogarse, y además está la foto del bebe ahogado en la playa…

Las 600 personas en el barco Aquarius al menos no se ahogan, solo sufrieron días sin saber si alguien iba a recibir a estos migrantes que nadie quería.

No, realmente no se puede. Ya estamos con los números acordados, y además, ¿por qué salen de su país y quieren vivir en el nuestro? De donde vienen, ¿hay guerra en verdad? ¿Hay persecución?  ¿O solo hambre?

Escenario diario, posible, sea en la frontera de México y Estados Unidos, o en las fronteras de Hungría, Austria, ahora de Italia, quien sabe si pronto en Alemania… o en la frontera de Egipto, hace 2000 años. Vienen como refugiados o inmigrantes, huyendo de guerra, persecución, hambre, pobreza. Cada uno de ellos es una historia y un misterio. Tal como en aquel momento Maria, José, y Jesús.

¿Cuándo viene la orden de Trump o de Seehofer o de Kurz de prohibir en los ‘belenes’ aquellas figuras de María, José y el niño Jesús en su burrito huyendo a Egipto?

Se necesita un cambio de mentalidad

“Se necesita un cambio de mentalidad: pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que con su experiencia de vida y sus valores puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad. Por eso, la actitud fundamental es la de «salir al encuentro del otro, para acogerlo, conocerlo y reconocerlo»”, dice el Papa Francisco, quien se ha hecho abogado de los migrantes desde su visita a Lampedusa, desde su gran discurso en el Parlamento Europeo en Estrasburgo hasta su reciente mensaje con ocasión del «segundo coloquio
Santa Sede-México sobre la migración internacional», el pasado 14 de junio.

“Quisiera por último indicar que en la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos… Estas personas, que son hermanos y hermanas nuestros, necesitan una “protección continua”, independientemente del status migratorio que tengan. Sus derechos fundamentales y su dignidad deben ser protegidos y defendidos. Una atención especial hay que reservar a los migrantes niños, a sus familias, a los que son víctimas de las redes del tráfico de seres humanos y a aquellos que son desplazados a causa de conflictos, desastres naturales y de persecución. Todos ellos esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa “complicidad cómoda y muda” que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación.”

Gracias a este país, Egipto, que hace 2000 años no actuaba como tantos países cristianos actúan hoy.

Gracias, Papa Francisco, por mostrarnos una vez mas que “los migrantes” no son números ni en primer lugar amenaza sino seres humanos que exigen nuestra opción por la vida.

Mensaje del Papa Francisco

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *