Publicado el 9. marzo 2016 In Francisco - Mensaje

Como dicho a nosotros: Francisco sobre… pastores en espera del pecador

Francisco semana tras semana (7) •

La cita de esta semana la tomamos de la homilía de Francisco en la celebración del sacramento de la Reconciliación el primer viernes de marzo (4-3-2016).

 

Leamos, escuchemos esta semana el mensaje a todos los fieles, y sobre todo a los Pastores como dicho a nosotros, un Movimiento no solo con un gran número de sacerdotes, sino de apóstoles, de misioneros, de padres y madres de familia naturales y espirituales, un Movimiento  que se sabe llamado a experimentar y compartir la misericordia del Padre.

Hoy más que nunca, sobre todo nosotros los Pastores, estamos llamados a escuchar el grito, quizás escondido, de cuantos desean encontrar al Señor. Estamos obligados a revisar esos comportamientos que a veces no ayudan a los demás a acercarse a Jesús; los horarios y los programas que no salen al encuentro de las necesidades reales de los que podrían acercarse al confesionario; las reglas humanas, si valen más que el deseo de perdón; nuestra rigidez, que puede alejar la ternura de Dios. No debemos ciertamente disminuir las exigencias del Evangelio, pero no podemos correr el riesgo de malograr el deseo del pecador de reconciliarse con el Padre, porque lo que el Padre espera antes que nada es el regreso a la casa del hijo (cf. Lc 15,20-32).

Que nuestras palabras sean la de los discípulos que, repitiendo las mismas expresiones de Jesús, dicen a Bartimeo: «Ánimo, levántate, que te llama» (v. 49). Estamos llamados a infundir ánimo, a sostener y conducir a Jesús. Nuestro ministerio es el del acompañar, porque el encuentro con el Señor es personal, íntimo, y el corazón se pueda abrir sinceramente y sin temor al Salvador. No lo olvidemos: sólo Dios es quien obra en cada persona. En el Evangelio es Él quien se detiene y pregunta por el ciego; es Él quien ordena que se lo traigan; es Él quien lo escucha y lo sana. Nosotros hemos sido elegidos para suscitar el deseo de la conversión, para ser instrumentos que facilitan el encuentro, para extender la mano y absolver, haciendo visible y operante su misericordia. Que cada hombre y mujer que vaya al confesionario encuentre un padre, encuentre un padre que lo espera. Que encuentre “el Padre que perdona»   Texto completo

como dicho a nosotros

 

Contemplaremos este mensaje según lo que conocemos del Padre Kentenich:

  • ¿Qué es lo que Francisco me dice a mí, nos dice a nosotros como sacerdotes, padres, madres, «pastores» de aquellos que Dios nos ha confiado?
  • ¿Qué es lo que me digo a mí como respuesta?
  • ¿Qué es lo que le respondo a Francisco, en alianza solidaria?

Invitamos a hacerlo, pues estamos convencidos de que Dios nos habla por medio de Francisco.

Invitamos a entrar en diálogo con Francisco, diálogo que crea encuentro, cultura de encuentro, que es cultura de alianza.

Abrimos el espacio para entrar en diálogo, dejando sus respuestas como comentario debajo de este artículo…y/o respondiendo a los que ya hayan escrito sus pensamientos.

 

Etiquetas: , , , , , ,