Publicado el 2016-08-02 In JMJ2016

«Dios te está invitando a soñar; te quiere hacer ver que el mundo, contigo, puede ser diferente»

JMJ2016, por Maria Fischer •

“Cómo quisiera que ustedes fueran sembradores de esperanza”, dijo Francisco a los jóvenes ya en el primer encuentro con ellos en Cracovia. Al final de la JMJ2016, él fue calificado como “Sembrador de Esperanza”. El jesuita Guillermo Ortiz, coordinador del programa en español de Radio Vaticano, lo resume así:

«¿Qué imagen nos resucita la esperanza en tiempos de guerra cruel y violencia? En la homilía final de la JMJ, el Papa dio el fundamento de la esperanza cristiana. Dijo: ‘Dios es fiel en su amor, y hasta obstinado. Nos ayudará pensar que nos ama más de lo que nosotros nos amamos, que cree en nosotros más que nosotros mismos, que está siempre de nuestra parte, como el más acérrimo de los «hinchas». Siempre nos espera con esperanza, incluso cuando nos encerramos en nuestras tristezas, rumiando continuamente los males sufridos y el pasado. Pero complacerse en la tristeza no es digno de nuestra estatura espiritual. Es más, es un virus que infecta y paraliza todo, que cierra cualquier puerta, que impide que la vida se reavive, que recomience. Dios, sin embargo, es obstinadamente esperanzado: siempre cree que podemos levantarnos y no se resigna a vernos apagados y sin alegría. Porque somos siempre sus hijos amados. Recordemos esto al comienzo de cada día. Nos hará bien decir todas las mañanas en la oración: «Señor, te doy gracias porque me amas; haz que me enamore de mi vida». No de mis defectos, que hay que corregir, sino de la vida, que es un gran regalo: es el tiempo para amar y ser amado».

6

Desde la parálisis del sofá a ser cristianos en salida

La vigilia del sábado a la noche fue impresionante por la variedad de expresiones artísticas presentadas para mostrar las problemáticas del mundo de hoy. Para los jóvenes, el momento culminante de la JMJ ocurrió cuando el Papa denunció la «parálisis del sofá» y les recordó que «tenemos que defender nuestra libertad». Ante 1,6 millones de jóvenes, Francisco, con un espíritu más joven que el de muchos, clamó: «Nuestra respuesta ante un mundo en guerra tiene un nombre: se llama fraternidad». Y le dijo a cada joven: «Dios te está invitando a soñar, te quiere hacer ver que el mundo, contigo, puede ser diferente»

En otro tono pero con el mismo mensaje, Francisco les habló a los jesuitas, a quienes visitó ese mismo día de manera sorpresiva. Le hicieron preguntas muy interesantes. Por ejemplo, cuál es el significado del trabajo en universitario que hace la Compañía de Jesús, y por tanto el trabajo con la cultura. El Papa dijo que el compromiso debe ser muy fuerte, debe ser un compromiso ‘en salida’, como ha dicho muchas veces. Un compromiso que tiene que ver con la realidad y no solo con la abstracción y con las ideas.

«Aquí en Seattle (USA), estoy comprometido en «Friends of the Needy» (Amigos de los Necesitados). Cada día, de lunes a domingo, de 8 a 11 hs, en la Isla Mercer, donde vivimos con mi familia, buscamos alimentos (donuts, pasteles, panes) que nos entregan los comercios como Starbucks y otras cadenas similares (en total, no más de 3). Se llevan en la camioneta de la Parroquia Santa Mónica, a la ciudad de Seattle para entregar en forma programada en 3 o 4 lugares de alojamiento, que ofrecen cama y desayuno a las personas en necesidad», escribe Pablo D’Amico, argentino que vive en Seattle. «No llevo ni hablo de nuestra Madre y de nuestro Schoenstatt pero entiendo que «en salida» se parece a esta colaboración que doy».

Absolutamente. Y al ritmo de los jóvenes que en Polonia cantaban «Esta es la juventud del Papa», podemos cantar aquí: «Esto es el Schoenstatt en salida».

index

Cruzar la ciudad

La JMJ2016 ya ha terminado. En el inmenso Campus Misericordiae de Cracovia, lugar de la vigilia y de la misa final de la Jornada Mundial de la Juventud 2016, resonaron con energía las palabras del Papa Francisco, invitando a los jóvenes del mundo a salir al encuentro de Jesús y de los hermanos.

«Han venido a Cracovia para encontrarse con Jesús. Y el Evangelio de hoy nos habla precisamente del encuentro entre Jesús y un hombre, Zaqueo, en Jericó (cf. Lc 19,1-10). Allí Jesús no se limita a predicar, o a saludar a alguien, sino que quiere —nos dice el Evangelista— cruzar la ciudad (cf. v. 1). Con otras palabras, Jesús desea acercarse a la vida de cada uno, recorrer nuestro camino hasta el final, para que su vida y la nuestra se encuentren realmente».

Usando el lenguaje de la era digital, hablándoles a los jóvenes del virus de la tristeza «que infecta y paraliza todo»,  les explicó que «a Jesús, que nos da la vida, no podemos responderle con un pensamiento o un simple «mensajito». Él espera que, entre tantos contactos y chats de cada día, el primer puesto lo ocupe el hilo de oro de la oración. Cuánto desea que su Palabra le hable a cada una de tus jornadas, que su Evangelio sea tuyo, y se convierta en tu «navegador» en el camino de la vida».

Los jóvenes de Paraguay, que nos permitieron acompañarles en su vivencia de la JMJ, como la gran mayoría de todos los jóvenes que vivieron esta Jornada, ya están camino a su país. Para cruzar la ciudad con Jesús.

Pues, Francisco les dijo a ellos y a todos nosotros:

«La Jornada Mundial de la Juventud, podríamos decir, comienza hoy y continúa mañana, en casa, porque es allí donde Jesús quiere encontrarnos a partir de ahora. El Señor no quiere quedarse solamente en esta hermosa ciudad o en los recuerdos entrañables, sino que quiere venir a tu casa, vivir tu vida cotidiana: el estudio y los primeros años de trabajo, las amistades y los afectos, los proyectos y los sueños».

unspecified

Todos los textos del Papa Francisco en la JMJ2016 en Polonia como E-Book

Fotos: Sebastián Denis, Screenshots CTV (Claudia Echenique)

Etiquetas: , , , , , , ,