Publicado el 23. febrero 2019 In JMJ Panamá 2019

“Sigan adelante, con coraje y valentía”

CÓMO VIVÍ LA JMJ2019 PANAMÁ/ARGENTINA, Mónica Gil con Elmer Cascante •

Un grupo de jóvenes de San Luis y el P. Alan Sosa Tello, asesor de la familia, participaron en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá. A ellos se sumó la familia Burdolini, que reside allá y fungió como anfitriona.  Las primeras impresiones ya se compartieron desde Panamá, pero ahora siguen algunos ecos más de esta maravillosa experiencia.—

Paulina nos cuenta:

Soy de la Juventud Femenina (JF) de San Luis y tengo 14 años. Fui con Vero (una de las asesoras) y Lucre (otra chica de la JF), con quienes nos unimos a un grupo de JF conformado por 16 chicas de Chile y sus 3 asesoras para participar de la pre-jornada en Costa Rica con jóvenes schoenstattianos de distintas partes del mundo. Fue muy emocionante ver a tantos chicos y chicas con el mismo anhelo, poder tener pronto sus santuarios. Me sentí como en casa, cobijada por la Mater, claro. Sin ella hubiera sido totalmente distinto.

Ya en Panamá comenzamos a sentir el clima de jornada, era impresionante ver gente de todo el mundo reunida con el mismo deseo: ver y escuchar a nuestro Santo Padre.

Compartimos la alegría de recibir al Papa Francisco.

Guadalupe, que forma parte de Jóvenes Misioneros Apóstoles de María (Jov. MAM), nos dice:

La primera vez que vimos al Papa Francisco fue cuando llego el mismo miércoles 23. Ese día pudimos tenerlo cerca y sentir su gracia y, aunque fueron solo tres segundos, se sintió de una manera intensa su presencia. Particularmente sentí que su gracia me cubría, me llenaba de paz y de luz, justo en el momento que hizo el gesto de la señal de la cruz para el lado en que estábamos nosotros.

¡El solo hecho de participar con otras culturas, un mismo lenguaje, que es el lenguaje del amor, fue lo que más me llenó! Todos los que estábamos allí íbamos por un mismo fin y eso nos reunía a todos, sin importar las diferencias entre países, continentes, lugares o culturas, porque nos unía una misma causa mayor.

Compartimos la alegría de recibir al Papa Francisco. En su homilía del jueves recordó y destacó los primeros jóvenes indios que habitaban las tierras, así como también los descendientes de africanos. Eso fue importante para mí.

En el Papa vi a una figura paternal, llena de paz y a la vez con mucha voluntad y decisión al momento de hablarnos. Representó esa figura de Cristo que cuida de sus ovejas y al mismo tiempo me impulsaba a salir al mundo a dar testimonio de lo que viví allí

 

Quiero invitarlos a leer los mensajes del Papa Francisco y llevarlos a la vida

Paulina cuenta emocionada:

Sí. Lo más importante fue poder escuchar sus palabras y mensajes para nosotros, los jóvenes.

Porque parece que en la época que vivimos ya no importan ni se buscan la alegría y la felicidad plenas, ni ya nadie habla del deseo de ser santo. Sin embargo, fuimos miles de jóvenes a la JMJ, con el anhelo de vivir la santidad de la vida diaria y fue maravilloso sentir ese clima tan especial y estar rodeada de esta gente tan diversa y parecida al mismo tiempo.

Lo otro que me impresionó fue ver cómo la gente panameña colaboraba y hacía todo lo posible para que los peregrinos nos sintiéramos a gusto, como en casa. En todos lados nos daban la bienvenida, nos ofrecían agua y hasta el baño de sus casas cuando nos veían peregrinando.

Quiero invitarlos a leer los mensajes del Papa Francisco, llevarlos a la vida y juntos hacer lo posible para llegar a Portugal 2022.

Un nuevo y actual desafío

El P. Alan nos da esta reflexión final:

Muy emocionado reconoce que el estar con jóvenes rejuvenece el alma y ayuda a todos a encontrarse con Cristo en un desafío nuevo y actual como pide el Papa Francisco: Llegar con los nuevos idiomas que hay en la cultura y en los signos a manifestar y trabajar con Cristo. Se trata de ir adaptándose a las distintas circunstancias y responder con el Evangelio a los que necesitan de la palabra de Dios y de la reconciliación.

En este sentido puso de relieve la gran cantidad de sacerdotes confesando en distintos idiomas, lo vivido en las eucaristías, la vigilia con el Papa, la adoración, la misa de clausura y el envío a cada uno de los participantes.

Francisco en Panamá:

Vuelvo de la JMJ para ser discípulo misionero de Dios

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *