Publicado el 24. enero 2019 In JMJ Panamá 2019

Una pequeña ermita, centro y corazón de la juventud de Schoenstatt en la JMJ en Panamá

JMJ2019, Maria Fischer •

Una iglesia colmada de jóvenes con camisetas de los encuentros internacionales de la Juventud de Schoenstatt en Costa Rica, varias Vírgenes Peregrinas frente al altar, canciones de Schoenstatt culminando con el Canto de Franz Reinisch a gritos, entrega a la Mater con la pequeña consagración rezada por cientos de personas, más de 20 sacerdotes de Schoenstatt en el altar, lecturas en cuatro idiomas – y un saludo muy, pero muy cordial, al “dueño de la casa”, el P Rómulo Aguilar, a quien hace más de 20 años el padre Esteban Uriburu entregó una Peregrina para fundar Schoenstatt en su país y quien hace unos años selló su alianza de amor en el Santuario de Schoenstatt en Bellavista, Chile: esto es el escenario en la misa de bienvenida de los Schoenstattianos en la parroquia San Francisco de la Caleta en Panamá.—

Lo veo el otro día, el martes 22 de enero, al salir de su oficina. “Padre Rómulo, ¿jamás se imaginaba ser anfitrión de toda la juventud de Schoenstatt internacional presente en la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá?” – No, me contestó, realmente no… – como tampoco se imaginaría ser director de liturgia y coordinador de la JMJ. “Cómo iba a pensar yo que me iban a distinguir como coordinador de todos los trabajos preparatorios para esta Jornada”, dice. “Me ha tocado dar informes al Papa y me va a tocar decir unas palabras al final de la visita del Santo Padre, agradeciéndole por haber escogido a Panamá para la JMJ”, agrega, con esta sonrisa típica.

Justo a tiempo

El Santuario de Costa Rica fue bendecido “justo a tiempo” para recibir a los 600 jóvenes de Schoenstatt en sus encuentros internacionales previos a la JMJ; una pequeña ermita en la parroquia de San Francisco de la Caleta fue bendecida “justo a tiempo” para recibir a los jóvenes de Schoenstatt alojados en un colegio cercano y a muchos más, que allí, frente de la ermita, se registran y reciben su kit de peregrinos, así como a los que desde el 23 de enero vienen a las catequesis y al centro espiritual a cargo del Movimiento de Schoenstatt.

La alegría de los jóvenes al encontrar a la Virgen en esta ermita es increíble. El primer grupo en llegar es la de la Juventud Femenina de México y es también el primero en sacar la foto de grupo frente de la ermita. Integrantes del naciente Movimiento de Schoenstatt de Panamá, con chalecos blancos con la imagen de la Mater les reciben con todo cariño y orgullo de anfitriones. El gran grupo de Ecuador, jóvenes de Paraguay, la Juventud Masculina de Brasil con la recién coronada Reina de la Juventud peregrinaron hacia la ermita, sacaron fotos, rezaron, se fueron al templo – no sólo porque dentro hay aire acondicionado-, sino para buscar el encuentro con Jesús en la hermosa capilla de adoración al Santísimo.

Grupo tras grupo de schoenstattianos llegaron este lunes 21 de enero, cansados después de 20 horas de viaje en bus desde Costa Rica, pero felices y con muchas ganas de ser instrumentos de Maria en esta Jornada Mundial de la Juventud, en los encuentros, en los actos con el Papa y en el servicio en el Centro Espiritual de la parroquia de San Francisco de la Caleta y especialmente en el festival Mariano el 23 de enero.

Con la peregrina al encuentro de cientos de jóvenes de Australia

El 22 de enero por la tarde, los universitarios de Austin (Estados Unidos), junto al P. Jesús Ferrás estaban armando los carteles preparados para el Centro Espiritual. Incluso en la esquina del conocido restaurante Jimmy’s, a pocos metros de la parroquia, hay un cartel que avisa en español y en ingles que allá haya adoración… siguiendo la flecha. Además, los jóvenes, los asesores y por supuesto Schoenstatt.org difundieron la invitación al Centro Espiritual y al Festival Mariano a través de las redes sociales y el Centro de Prensa de la JMJ.

Mientras tanto, un joven de la Juventud Masculina de Paraguay estaba en la esquina de la calle frente a la parroquia, mostrando su Peregrina, cuando pasaron cientos de jóvenes de Australia… un instrumento de María en la JMJ.

Instrumentos de Maria lo son también los muchos que día y noche echan una mano a los peregrinos jóvenes, siempre con una sonrisa y un momento de tiempo para charlar, escuchar, contestar a preguntas.

La Alianza se siente…

Volvemos a la misa de bienvenida. El P. José Luis Correa al inicio presentó a los muchos Padres de Schoenstatt, Diocesanos, seminaristas – y a los capuchinos concelebrantes, así como a un obispo de Uganda. En su prédica mencionaba que la santa del día, Santa Inés, era demasiado joven para estar en la JMJ y sin embargo tuvo todo para ser mártir y santa, venerada hasta hoy. Mencionaba a Carlos Leisner, este joven schoenstattiano, sacerdote de una sola misa, que fue ordenado en el campo de concentración y beatificado por Juan Pablo II, y a Franz Reinisch, que daba su vida por ser fiel a su conciencia: «… con la gracia de Dios no actuaré contra mi conciencia. Debe haber gente que proteste contra el abuso de autoridad y me siento llamado a esta protesta». Palabras tan actuales en estos momentos de la Iglesia como en muchos estados vecinos de Panamá…

La Alianza se siente en estos días en torno a la ermita, alianza en las caras, en los peregrinos, en las sonrisas, en los gestos solidarios, en los momentos misioneros… y en esta oración y adoración nocturna que cierra cada día, entregando a la Mater y al Señor lo logrado y lo fracasado, o sea, los aportes al capital de gracias que nos hacen schoenstattianos y transforman un lugar en santuario.

Fotos 1

JMJ19 - Panama

Fotos 2
JMJ2019 Panama San Francisco de la Caleta

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *