Publicado el 18. enero 2019 In JMJ Panamá 2019

Colombia, México, Alemania, Austria, Chile, Estados Unidos, Panamá – todos se dan cita en el Santuario de Costa Rica

JMJ2019, COSTA RICA, Maria Fischer •

25 copas para hóstias, en realidad trofeos convertidos por manos hábiles en algo sagrado. 300 Sandwiches. No se cuantos vasos de café, té, jugo, no se cuantas fuentes de ensalada. Miles de llamados a aeropuertos, agencias turísticas, buses, Uber. Cientos de momentos de escuchar, reír, rezar, limpiar baños y mesas. La familia de Costa Rica se sobrepasa en dar acogimiento a los jóvenes que concurren al terreno del Santuario. Y concurren en este ultimo día antes de que comiencen los encuentros internacionales de la Juventud de Schoenstatt.

 

Jóvenes de Colombia por primera vez en un Santuario de Schoenstatt

Con mucha seriedad, pusieron su bandera en el altar del Santuario. Casi todas las jóvenes de Colombia, que llegaron el martes por la tarde, estaban por primera vez en su vida en un Santuario de Schoenstatt. El P. Patricio Ilabaca, celebrante de la Misa con ellas (y muchos otros mas) por eso dedicaba su introducción y homilía al Santuario y sus símbolos, pero especialmente en la vivencia del mismo, personal y comunitariamente. Schoenstatt en Colombia es un Movimiento “en pañales”, como comentó una de las jóvenes, y ellas junto a la familia hicieron un esfuerzo grande para poder participar.

Siguen llegando…

Cansadas y felices, el martes llegaron unas 25 jóvenes de México – de diferentes ciudades como Querétaro, Monterrey, San Luis Potosí, Chihuahua. Tomaron fotos con sus banderas de México y de la Juventud Femenina con la estatua del Padre Kentenich y frente del Santuario, y después se congregaron en el Santuario para celebrar la Santa Misa con el P. José Luis Correa, casi compatriota, por vivir unos días al mes en la comunidad de los Padres en México y participar en unas jornadas importantes.

Nunca se celebra la Misa solo para un grupo y detrás de puertas cerradas – así dos jóvenes de la Juventud de Schoenstatt de Paraguay se encontraron también en esta Misa y recibieron una bienvenida muy cordial.

La bandera de los Estados Unidos en la mano del Padre Kentenich

Poco antes, habían llegado unos estudiantes de la Juventud Universitaria de Austin, Texas, Estados Unidos, felices del reencuentro con el P. Jesús Ferras, quien durante muchos años estaba en su ciudad. Antes de ir a la Misa en el Santuario con el, se acercaron a la estatua del Padre y pusieron la bandera de los Estados Unidos en sus manos. Hablan inglés y español y directamente se pusieron en contacto con los demás jóvenes que estaban por todo el terreno, charlando, descansando, paseando…

A la espera de los alemanes y austriacos… aparecen chilenos, panameños…

Se siente una cierta ansiedad al acercarse la hora de la llegada del grupo de Alemania y Austria. ¿Comerán sándwiches como los hacemos aquí?, preguntan las “amas de casa”, y “¿Entenderán algo de inglés?”

Mientras se esperaban a los jóvenes de Alemania y Austria, aparecieron dos jóvenes de Chile, con todo su equipaje y llenos de espera de conocer este Santuario y los jóvenes que ya estaban.

“Quise pasear en un parque pero no sabía si era seguro, así que decidí buscar el Santuario de Schoenstatt”, comenta una joven de Panamá, Carolina,  que llevaba su bebé Bernardo, de dos meses, en brazos. Hacia recién un mes se mudó a Costa Rica por el trabajo de su marido. Es la hija de Paulina, chilena que vive en Panamá hace 13 años y forma parte de la Rama de Madres de Panamá. En la primera visita al santuario, Carolina y su bebé lo encuentran llena de jóvenes y de gente del Movimiento que la invitaba directamente a participar en la Misa de Alianza y formar parte de un grupo si quisiere. Sí, quiere…

Unos 50 peregrinos desde Alemania y Austria

Acompañados por dos Hermanas de María, un sacerdote diocesano y el asesor nacional de la Juventud Masculina de Alemania, el P. Hans-Martin Samietz, finalmente llegaron unos 50 jóvenes de Austria y Alemania. Ya habían llegado a Panamá el domingo pasado, o sea, ya estaban acostumbrados al horario y al calor, y se sorprendieron mucho con la cálida bienvenida por parte de todos los presentes. “Voy a la JMJ para celebrar nuestra fe junto a  otros jóvenes de todo el mundo y para dar testimonio de que la iglesia también tiene un rostro joven. Además, el compañerismo y el estado de ánimo en una JMJ es extraordinario.  Venimos a Costa Rica como grupo de Schoenstatt porque aquí se ha construido recientemente el primer Santuario del país y se está llevando a cabo el Encuentro Internacional de la Juventud de Schoenstatt”, comenta Martin Stetter, quien después de la JMJ viajará a Paraguay como voluntario de Dequeni.

El grupo se dirigió enseguida al Santuario, donde celebraron la Santa Misa, animándola con canciones típicas de la Juventud de Schoenstatt de Alemania y Austria. Después de la foto grupal fueron invitados a la cena preparada con mucho cariño, con sándwiches típicos, ensalada de pasta, tomates, lechuga, fresas, plátanos secos, bebidas… Y sí, les gustó.

 
JMJ19 - Costa Rica 14.-16.1.2019

Todas las fotos JMJ Costa Rica

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

3 Responses

  1. Sin duda el Espíritu Santo conmoverá y conquistará aún más a los jóvenes, gracias Familia de Costa Rica por hacerlos sentir en casa… Nuestro cariño y gratitud desde el Santuario de Bolivia

  2. ¡Gracias por hacernos vibrar junto a todos los jóvenes y la familia de Costa Rica! Rezamos por cada uno de los que viven esa experiencia, ya sea en vivo o a través de los artículos y las fotos.

  3. En el Santuario Familia de Esperanza, Costa Rica, se vive un tiempo de Gracia, Gozo, Entrega, Compromiso, Misión…
    Nuestra JM y J F se han lucido como anfitriones, de cientos de jóvenes que han ido llegando con sus Delegaciones de muchos países, para Encuentros organizados en esta Pre-JMJ en Costa Rica, apoyados por sus familias y la Obra de Familias de Schoenstatt Costa Rica.
    El crecimiento espiritual y testimonio de la Juventud, nos llena de Esperanza en un mundo mejor, anhelado por todos. Nos unimos en oración de Acción de Gracias por esta invaluable oportunidad de “DARSE” y por los frutos del Pastoreo del Papa Francisco, en la ya muy próxima JMJ en Panamá 🙏❤️🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *