Publicado el 9. junio 2018 In JMJ Panamá 2019

Tendiendo puentes en preparación para la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá

JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD PANAMÁ 2019, P. José Luis Correa y redacción •

Entre los días 6 y 10 de junio, convocados por la Congregación para Laicos, Familia y Vida, delegados de 84 países y varios movimientos eclesiales asistieron al II Encuentro Preparatorio para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá.—

Participaron 6 schoenstattianos, entre ellos el P. Alexandre Awi, en su rol de secretario del Dicasterio y el P. Rómulo Aguilar, como jefe del comité organizador local, quien es sacerdote diocesano de Schoenstatt. Selló su Alianza de Amor con la Mater en el Santuario de Bellavista cuando participó en una jornada para sacerdotes diocesanos junto al Santuario Cenáculo.

Como delegados por Schoenstatt participaron Pauli Aguayo, de la Juventud Femenina (JF) de Schoenstatt de Santiago (Chile), quien en la actualidad está apoyando a la JF de Costa Rica. El segundo representante de Schoenstatt fue el P. José Luis Correa, de la coordinación continental del Movimiento y Asesor del Movimiento en Centroamérica.

Junto a ellos estaban Carolina Vivas, venezolana que participaba en la JF de Austin y ahora es voluntaria de la JMJ. Finalmente, el administrador del hotel donde se realizó el encuentro, don Miguel Franco, de la Rama de Familias de Panamá.

DSC05076

“Siéntanse con esa misión de ser puente, jamás ser muro”

El objetivo del encuentro era que los delegados de los diferentes países supieran cómo se está preparando Panamá para la JMJ en cuanto a la organización, alojamiento, inscripciones, comunicación, logística y seguridad, además de conocer el país sede para orientar y capacitar mejor a los peregrinos de sus lugares de procedencia.

La jornada de trabajo —que cuenta con un servicio de interpretación simultánea en los cinco idiomas oficiales de la JMJ: español, inglés, portugués, francés e italiano— comenzó con una oración multilingüe y un repaso en video del camino recorrido desde el 31 de julio de 2016, cuando el papa Francisco anunció que la sede sería Panamá.

Asimismo, durante la inauguración, el padre Alexandre Awi Mello, secretario del dicasterio organizador, invitó a los presentes a cumplir con la misión encomendada por el Santo Padre, de ser el puente entre la organización de la JMJ y los países que participarán. “Siéntanse con esa misión de ser puente, jamás ser muro”, destacó.

Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo metropolitano de Panamá, por su parte, hizo referencia a la gran responsabilidad que tiene su país como sede de este acontecimiento internacional.

Peregrinamos como una Iglesia pobre

“Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que seremos protagonistas y testigos de un momento histórico para la Iglesia y el mundo, en el que la pastoral juvenil se pondrá los pantalones largos, creando nuevos espacios de comunicación y diálogo con la juventud mundial”, destacó. Mons. Ulloa añadió que “en Centroamérica peregrinamos como una Iglesia pobre, y por eso mismo sabemos abrir las puertas en signo de hospitalidad, y recibimos al peregrino como en casa… ¡Bienvenidos!”.

En esta edición de la JMJ, será fundamental el papel de las redes sociales como instrumento de difusión para el diálogo fraternal y la interactividad entre millones de jóvenes de toda la tierra. De ahí surge la invitación a permanecer conectados a través de las plataformas oficiales de Internet, siguiendo la actualización de todos los preparativos, actividades e intervenciones, en la página web y en Twitter.

Foto de portada: La Mater, dos schoenstattianos y el Presidente de Panamá

Álbum de fotos del Dicasterio

Con material de AICA

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *