Publicado el 2016-07-14 In Francisco - iniciativas y gestos

¡Sorpresa, el Papa está en la puerta!

por Ary Waldir Ramos Díaz, aleteia.org •

El papa Francisco, en medio de la reforma de la curia y de las estructuras de la Santa Sede, este miércoles 13 de julio en la mañana y subido en una Toyota Yaris, color perla, se trasladó (tras un visita al dentista) a vía de la Conciliación 1, cuarto piso. Allí está ubicada, entre otros dicasterios, la Pontificia Comisión para América Latina (CAL). ¡Sorpresa, el Papa está en la puerta!

Los empleados de la CAL y sus directivas no lo podían creer. “Increíble”. El papa Francisco decidió “darse un salto” a las 9.10 minutos de la mañana a las oficinas de la CAL. Los miembros de la Comisión y sus empleados tuvieron que interrumpir una reunión de preparación con motivo del Jubileo Continental de la Misericordia en Bogotá.

Como buena costumbre latinoamericana, el huésped o la visita tiene toda la prioridad. Más si se trata del mismo “Vicario de Cristo’ en persona. “¡Buenos días! ¿Puedo pasar?” –“¡Santo Padre! ¡Qué increíble sorpresa!”

Una empleada lo anunció con voz trémula: “¡El Santo Padre! ¡Rápido, el Santo Padre!”. Pensaron que llamaba por teléfono, mientras por el corredor se sentían sus zapatos ortopédicos y la caminada tonante y pausada.

“Buenos días, ¿tenés tiempo para conversar un poquito?”, preguntó Francisco sin querer interrumpir o parecer inoportuno. Quedaron gratamente sorprendidos los presentes y en posición de atento.

Guzmán M. Carriquiry Lecour, vice-presidente de la CAL, salió a su encuentro para hacer de anfitrión del inesperado invitado.

El gendarme que acompañaba al Papa, comentó a los empleados sorprendidos de la CAL que trajo a Francisco en auto y después de una visita al dentista en el centro médico al interior del Vaticano, el Obispo de Roma decidió “pasar” y saludar antes de regresar a su residencia en Santa Marta.

El guardia repuso que le parecía “complicado” (a lo mejor porque estando los dos solos temía por su seguridad). “Soy el Papa; no te preocupés, que estamos en las manos de Dios”, respondió. Se pusieron en marcha, según reconstrucción de los ocurrido por parte del portal de la CAL.

Después de la visita, el papa Francisco se subió al auto en el asiento delantero. “El acompañante del Papa agregó luego sonriente que se trataba de ‘la primera travesura de este tipo”, realizada por Francisco.

El papa Francisco ha cancelado las audiencias generales debido al calor estival, pero no para de trabajar y de darse un ‘salto’ para ‘sorprender a los empleados’ vaticanos.

La CAI fue creada en 1958 y depende de la Congregación para los Obispos del Vaticano, esa Comisión se ocupa primordialmente de “aconsejar y ayudar a las Iglesias particulares en América Latina”.

Fuente: aleteia.org

Etiquetas: , , , ,

1 Responses

  1. El Papa extraña esto y de vez en cuando se permite estas «travesuras». El contacto con la gente, un mate, un intercambio de miradas, hablar con el otro mano a mano…Son gestos que se agradecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *