Publicado el 2020-06-14 In Dilexit ecclesiam, schoenstattianos

“Un justo reconocimiento a una historia de presencia sacerdotal de Schoenstatt en Argentina”

ARGENTINA, P. Tomás D. de la Riva •

El P. Alejandro Blanco es el Secretario general de la Federación Internacional de presbíteros de Schoenstatt. En este momento, está radicado en Alemania en la casa central de la Federación Internacional Marienau. El P. Tomás D. de la Riva, de la misma comunidad, le hizo una entrevista a raíz del nombramiento del P. Jorge González como obispo auxiliar de La Plata. —

El pasado viernes 5 de junio, día de San Bonifacio, el Santo Padre Francisco nombró obispo titular de Alesa y auxiliar de la arquidiócesis de La Plata al presbítero Jorge Esteban González, platense de 53 años, actualmente provicario general del arzobispado y rector y párroco de la iglesia catedral platense. El P. Jorge es miembro de la Federación de Presbíteros de Schoenstatt, de la Región Padres del Plata.

Además de ser el primer obispo nacido y criado en La Plata, ¿es Jorge el primer obispo argentino de Schoenstatt?

Si, es el primer obispo argentino perteneciente a una comunidad sacerdotal de Schoenstatt. Eso me produce un sano orgullo. Nuestros países hermanos, Paraguay, Brasil, Bolivia, Chile, Alemania, Italia, Chad, cuentan con obispos salidos de nuestras comunidades sacerdotales schoenstattianas. Los argentinos no, hasta ahora. Claro que contamos con un Papa argentino. Pero ahora tenemos también el primer obispo de Schoenstatt argentino.

¿Cómo se puede interpretar esto?

Lo veo como un justo reconocimiento a una historia de presencia sacerdotal de Schoenstatt en Argentina, que arranca en 1937 cuando el primer sacerdote alemán de la Federación, el P. Michael Maibach, vino con el encargo de misionar en estas tierras y con el expreso deseo en su corazón de que el carisma se enraizara aquí. Para ello, trabajó arduamente hasta lograr que el mismo padre Kentenich bendijera el Santuario de la Madre y Reina del pueblo, en Paso Mayor en 1952, luego de bendecir el santuario de Nuevo Schoenstatt en Florencio Varela, el 20 de enero de ese año.

Por otra parte, la historia de la Federación de Presbíteros en Argentina, en su prehistoria, por decirlo así, se remonta al trabajo que desde el año 1969 realizaron el P. Spelthahn y el P. King, formando los cuadros de seminaristas, que después terminaríamos constituyendo la región Padres del Plata, de la Federación Internacional de Presbíteros de Schoenstatt.

Personalmente, ¿cómo tomaste la noticia del nombramiento del P. Jorge?

Lo primero que repercute en mí a partir del nombramiento de Monseñor González como obispo auxiliar de la Plata es una enorme alegría. Conozco a Jorge desde la adolescencia como miembro de la Juventud Masculina. Además, hemos compartido toda la vida en la Federación de Presbíteros desde los tiempos del seminario. No pertenecemos al mismo curso en la comunidad, pero hemos actuado juntos toda la vida en la ciudad de La Plata y más allá, desde la juventud.

Además, hay algo personal que me motiva mucho. Mi padre era amigo del papá de Jorge, Néstor. Casi podría decirse que mi padre, era para Néstor «su» gran amigo. Lo perdimos ya hace varios años. Pero me imagino la gran alegría que mi padre tendría en este momento si viviera entre nosotros, porque era una persona transparente, como dice Jesús en el evangelio, de corazón limpio. Él compartía con mucha felicidad cada cosa que les tocaba vivir juntos. Y esto hubiera llenado su alma. Por eso me alegro, por la alegría de mi padre, que también está presente de otro modo en estos días, especialmente.

El P. Alejandro Blanco es Doctor en Filosofía, profesor asociado a la cátedra de filosofía de la religión en la Facultad de Filosofía, Letras y Estudios Orientales de la Universidad del Salvador, en Buenos Aires. Es director de investigación en la misma universidad.

Etiquetas: , , , , , ,

1 Responses

  1. Hola, Es para mi una enorme alegria que el Santo Padre haya nombrado al Reverendo Padre Jorge como Obispo Auxiliar de La Plata. Tengo el orgullo legitimo de conocerlo ya que vivo en City Bell donde el estuvo al frente de la Inglesia Vigen Maria de esta localidad, y mi familia vive en frente de la misma. Le mando un fuerte abrazo al nuevo Señor Ovispo y lo encomiendo en mis oraciones para que el Altisimo y con la ayuda de Nustra Santa Virgen y Madre pueda desarrollar su tarea con esfuerzo, alegria y sentido Pastoral. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *