Publicado el 7. marzo 2019 In Dilexit ecclesiam

Ordenaciones sacerdotales en San Luis

ARGENTINA, Ana E. Anello •

¡Una fiesta para toda la diócesis y especialmente para el Circulo Vocacional P. José Kentenich! Una verdadera fiesta las ordenaciones sacerdotales de Alejandro Sardi y Pablo Boffa.—

El Círculo Vocacional Padre José Kentenich nace en Argentina el 5 de mayo de 1983, primer jueves del mes, con el anhelo de movilizar muchas oraciones para despertar vocaciones sacerdotales, religiosas, laicales, y cooperar así con la Iglesia. Sus miembros en San Luis quieren ofrecer el fiel y fidelísimo cumplimiento del deber y una intensa vida de oración por cada vocación que surge en nuestra diócesis de San Luis.

Una multitud de personas entre familiares, amigos, sacerdotes, religiosas y fieles en general acompañamos a Mons. Pedro Martínez, quien por la imposición de las manos y la oración consagratoria, impartió el orden sacerdotal a Alejandro y a Pablo.

Elocuentes fueron las palabras de monseñor, pastor y padre experimentado, al darles la bienvenida a estos nuevos sacerdotes, en una ceremonia que fue a la vez sencilla y solemne.

Alejandro, hijo de Jorge y Stella, miembro del “Círculo Vocacional P. José Kentenich”, eligió como Lema Sacerdotal “Santificado sea tu nombre, venga tu reino” (Lc 11,2).

Pablo, oriundo de Justo Daract, tomó para guiar su sacerdocio el lema de Santa Teresa de Jesús: “Quien de verdad comienza a servir al Señor, lo menos que le puede ofrecer es la vida”.

Monseñor Martínez instó a la comunidad a seguir acompañando con la oración, con el afecto, la cercanía y toda ayuda posible allí donde les toque ejercer su ministerio.

Alejandro, hijo de la parroquia San Roque de San Luis, celebró allí su primera misa. En ella, el P. Alan Sosa Tello, sacerdote de Schoenstatt, también exhortó en su homilía a la comunidad a comprender y ayudar a quienes dejan su vida para servir al pueblo de Dios. Esto nos invita a seguir rezando y ofreciendo al Dueño de la mies que envíe más obreros con la certeza de que “la vocación es la respuesta de Dios Providente a la comunidad orante” (Juan Pablo II)

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *