Publicado el 2. julio 2018 In Dilexit ecclesiam

T2OS: Todo te ofrezco, Señor… como capital de gracias

PARAGUAY, BEATIFICACIÓN DE CHIQUITUNGA, Mirtita Etchegaray De Arias, Obra Familiar •

Ya el hecho de caminar por la calle y ver a tantísima gente emocionaba hasta las lágrimas. Al principio daba alegría ver filas y filas de personas para ingresar, pero la angustia empezó al sentir que ya había pocos lugares.  Cuando todo se torna preocupante basta decir “cuando consideramos nuestras propias fuerzas, toda esperanza y confianza flaquean” … así que recurrimos a nuestra aliada, a la fuerza divina, la oración… pidiendo a la Mater que pudiéramos.— 

Luego de mucho esperar logramos ingresar, todos dispersos los del Movimiento, pero aún más lindo fue ver diferentes banderitas con la imagen de la Mater.

Fue un encuentro en donde uno sentía que el alma hablaba, sentarse a lado de personas que no conoces y ver sus lágrimas y tus lágrimas es algo que no se puede expresar. ¡Fue realmente emocionante escuchar a un estadio entero responder al unísono algunas partes de la misa!

Hoy, cuando pareciera que la juventud está perdida, Dios nos envía a la Chiquitunga, un ejemplo de una joven “normal”, alegre, que sobresalía por su servicio y amor a Jesús en todo.

Es como si ella viviera entregando todo por amor como capital de gracias.  De la Química Chiquitunga aprendió a hacer una fórmula a modo de lema: T2OS: Todo te ofrezco, Señor. Esta es la frase que está en el cuadro descubierto durante la celebración. Nosotros como familia adaptamos su “T2OS” a “T2OSCG”, “todo te ofrezco, Señor, como capital de gracias”.

Pedimos a la querida Chiquitunga que su ejemplo de vida sea para nuestro país, para cada uno de nosotros, un testimonio a seguir, sobre todo su espíritu de servicio y la alegría en su entrega.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *